Calle Oficios

                                                               CALLE OFICIOS

Calle Oficios
Calle Oficios. Granada. Foto: Francisco López

Comenzamos nuestra ruta por la Calle Oficios accediendo a la misma por la puerta que  da a la  Gran Vía de Colón. Esta calle, aunque pequeña, es uno de los rincones más bonitos de Granada y de los más concurridos. En ella tenemos dos de los grandes tesoros de la ciudad: La Capilla Real y la Lonja, y el Palacio de la Madraza.

Gran Vía
Reja acceso C/ Oficios- Granada. Foto: Francisco López

La reja que da acceso a la calle es de estilo neogótico, ya que se realizó en 1915. En su origen estaba colocada delante de la Capilla Real. Con la construcción de la Gran Vía se levantó de su lugar original en los años 40 del siglo pasado y se colocó en el emplazamiento actual. Entre los detalles que podemos observar en ella se encuentran los símbolos de los Reyes Católicos: el Yugo, las Flechas y el Águila de San Juan

 

El primer edificio que hay a mano izquierda es el lateral del Banco Santander, antiguo Banco Hispano Americano, Banco proyectado por el afamado arquitecto Ángel Casas el 1 de enero de 1919. El edificio es historicista, es decir, que está hecho con características de estilos arquitectónicos anteriores al momento en que se construyó, concretamente, al estilo gótico y renacimiento (arcos, pilastras almohadilladas, estructura del edificio, simetrías, etc.), aunque la ornamentación nos recuerda al estilo modernista, imperante en la España de finales del XIX y principios del XX

Calle Oficios
Edificio Banco Santander. Granada. Foto: Francisco López

El Palacio de la Madraza

El siguiente edificio que encontramos es el Palacio de la Madraza, uno de los edificios más conocidos de Granada. Lo que vemos en la actualidad es el resultado de las transformaciones que ha experimentado a lo largo del tiempo.

La Madrassa
Palacio de la Madrassa. Granada. Foto: Francisco López

Este edificio fue construido bajo el reinado de Yusuf I, siendo inaugurado el año 1349. Su nombre primitivo Yusufiyya o Casa de la Ciencia nos indica a qué fue dedicado: al saber. Fue la primera universidad (islámica) con la que contó Granada. En España, la primera universidad fue la de Palencia en el siglo XIII. Como todo centro islámico importante se organizaba en torno a un patio con su alberca. Lo que nos queda en la actualidad de esta primera etapa de esplendor es el oratorio, de planta cuadrada, su mihrab con arco de herradura y adornado con mocárabes, que podemos ver desde la puerta de acceso al edificio.

La Madrassa
Patio de la Madrassa. Granada. Foto: Francisco López
La Madrassa
Oratorio de la Madrassa. Granada. Foto: Francisco López

Estuvo funcionando como universidad hasta 1499, año que que produjo una rebelión de  los moriscos por la política intransigente del Cardenal Cisneros. Se aprovechó esta rebelión pera asaltar la universidad y quemar públicamente los libros de su biblioteca en la Plaza de Bib – Rambla.

En 1500, Los Reyes Católicos cedieron el edificio a la ciudad para la instalación en el mismo del Concejo o Ayuntamiento. El edificio estuvo desempeñando esta función hasta 1851 en que se trasladó el Ayuntamiento a su ubicación actual en la Plaza del Carmen. De esta época nos queda como más significativo el Salón de Caballeros XXIV, donde se reunían los regidores de la ciudad. Posee una extraordinaria cubierta mudéjar del siglo XVI.

La Madrassa
La Madrassa. Cubierta del Salón de Caballeros XXIV. Granada. Foto: Francisco López

 

En el patio encontramos dos relieves de grandes obispos de la ciudad de Granada: San Cecilio y San Gregorio Bético, que son un símbolo de la cristianización que sufrió el edificio.

La Madrassa
Patio de la Madrassa. San Cecilio y San Gregorio Bético. Granada. Foto: Francisco López

En el siglo XVIII, como consecuencia del derrumbe de una parte del edificio y de los estragos producidos por  las llamas de un incendio, se construyó un palacio barroco, siendo la muestra más clara del mismo la fachada y su decoración, sobre todo en las ventanas del primer piso, muy del gusto churrigueresco, es decir, un barroco muy recargado.

 

En la actualidad, el edificio pertenece a la Universidad de Granada y en él se encuentra la sede de La Real Academia de Bellas Artes  de Nuestra Señora de las Angustias. Por un módico precio pueden hacer un visita guiada.

Otras vistas del edificio.

 

 

 

Colegio de San Fernando

Este antiguo colegio está situado frente al Palacio de la Madraza y el lateral del banco Santander.

El colegio fue fundado por Carlos V, pero por falta de recursos no llegó a establecerse hasta el reinado de Fernando VI, siglo XVIII. Su finalidad era educar y mantener a una serie de jóvenes que asistieran en el culto a los Capellanes Reales.

Como consecuencia de la apertura de la Gran Vía se derribaron varios edificos que estaban adosados a la Catedral y a la Capilla Real, entre ellos el colegio de San Fernando.

Del edificio del siglo XVIII nos queda la portada de piedra de Sierra Elvira que podemos contemplar en la C/ Oficios.

Calle Oficios
Portada del Colegio de San Fernando

 

El Centro José Guerrero

El Centro José Guerrero es un museo que alberga el legado de este pintor granadino (1914 – 1991), aparte de otras exposiciones temporales.

Calle Oficios
Centro José Guerrero. Granada.

La pintura de José Guerrero está enmarcada dentro del movimiento conocido como Expresionismo abstracto. Esta corriente pictórica nació en Estados Unidos por los años 40 del siglo XX. Guerrero se adhirió a ella cuando se instaló en Estados Unidos en 1949, adoptando la nacionalidad norteamericana. En París había conocido con anterioridad la obra de Picasso, Miró y Juan Gris..

Después de su etapa norteamericana, en 1965 decide instalarse definitivamente en España, poniendo su residencia en Frigiliana (Málaga), aunque viaja frecuentemente a Madrid, Cuenca y Viznar para visitar la fosa de Federico García Lorca. Está considerado como uno de los fundadores del Museo de Arte Abstacto de Cuenca.

El edificio donde se encuentra el Museo fue construido en 1892, según proyecto del arquitecto Modesto Cendoya. En sus primeros años albergó unos almacenes, en 1901 se instaló una imprenta, en 1939 se convirtió en la sede de las oficinas y talleres del periódico Patria hasta que desapareció en 1983.

Calle Oficios
Cetro José Guerrero. Granada

El edificio ha sido rehabilitado y adaptado para la función museística actual. Depende de la Diputación Provincial

  CAPILLA REAL Y LONJA
Para entender la Capilla Real empezaremos con La Carta de Privilegio de los RR. CC. “Primeramente mandamos que en la Iglesia Catedral de Granada se haga una honrada capilla en la cual sean, cuando la voluntad de Nuestro Señor fuere, nuestros cuerpos sepultados. Dicha capilla se ha de llamar de los Reyes, bajo la advocación de San Juan Bautista y San Juan Evangelista”

En su Testamento, el Rey Fernando escribe “Y, por ende, queremos que los huesos nuestros estén allí para siempre, donde también han de estar sepultados los de la dicha Serenísima Señora para que juntamente loen y bendigan su santo nombre”

La Capilla Real alberga los cuerpos de los RR. CC. Isabel I de Castilla y Fernando V de Aragón. Además, los cuerpos de Juana I de Castilla (Juana La Loca) y Felipe I de Castilla (Felipe el Hermoso). También el Príncipe Miguel, muerto en Granada en 1500 con algo menos de 2 años (hijo de Manuel de Portugal e Isabel, ella murió en el parto, la hija mayor de los RR.CC.)
También estuvieron enterrados aquí: la Emperatriz Isabel, esposa de Carlos V, sus hijos Fernando y Juan, y la primera esposa de Felipe II, la Princesa María. Estos cuatro fueron trasladados a El Escorial en 1574 por orden del rey Felipe II

¿Por qué en Granada? Granada significa mucho para los RR. CC. : Es el fin de un gran esfuerzo colectivo de siglos, es el fin del Islam en la península (unidad religiosa), aquí nace le expansión hacia occidente (América), en definitiva, aquí acaba la Edad Media y empieza la Edad Moderna. Granada se convierte en un símbolo del esfuerzo político, religioso, económico y cultural, que culmina y se proyecta hacia el futuro con los Reyes Católicos.

La creación de la Capilla Real se hace por una Real Cédula el 13 de septiembre de 1503. Su construcción se inicia en 1505, un año después de la muerte de la reina Isabel, y se termina en 1517, un año después de muerte del rey Fernando. Los cuerpos de los Reyes fueron trasladados aquí el 10 de noviembre de 1521 por el emperador Carlos V desde el convento de San Francisco de la Alhambra donde habían recibido sepultura

ARQUITECTURA

 

Capilla Real
Capilla Real. Granada. Foto: Francisco López

La Capilla Real fue concebida como lugar de enterramiento. Es la capilla funeraria de mayor tamaño de todas las que hay en España. Su diseño se inició en 1504 por el arquitecto real Enrique Egas y su construcción se desarrolló entre 1505 y 1517. En la construcción intervinieron otros arquitectos, destacando Juan Gil de Hontañón (arquitecto que diseñó la catedral de Segovia). La Capilla está construida en estilo isabelino (final del gótico en España, con elementos ornamentales del gótico flamígero). Está construida en una sola nave, con crucero poco desarrollado, presbiterio ochavado sobre graderío, coro a los pies de la capilla y bóvedas de crucería.

La Capilla solo presenta una fachada exterior, ya que las restantes están unidas a la Catedral, La Lonja y la Iglesia de El Sagrario. Presenta contrafuertes rematados con pináculos adornados con crestería. Su decoración se completa con gárgolas, escudos reales y las iniciales de los RR. CC. (friso de letras que aparece en la parte superior).

 

La portada es de tipo plateresco con arco de medio punto.

Capilla Real
Puerta de la Capilla Real. Granada. Foto: Francisco López

Sobre el entablamento aparece el águila bicéfala (símbolo utilizado por la familia de los Habsburgo y que significa la unión del Sacro Imperio Romano Germánico con la monarquía española bajo los Habsburgo o Austrias) y en la parte superior hay tres hornacinas: en la del centro está la Virgen con el Niño, y, a ambos lados de la misma, San Juan Bautista y San Juan Evangelista.

Como elemento llamativo, tenemos el brocal de un pozo, al lado de la puerta, que se corresponde con el aljibe que había en la mezquita aljama, la mezquita mayor , ubicada en lo que hoy está ocupado por los cuatro edificios: Lonja, Capilla Real, El Sagrario y la Catedral

Capilla Real
Brocal del Pozo. C/ Oficios. Granada. Foto: Francisco López

     LA LONJA DE MERCADERES
Hago una breve referencia a la Lonja porque nos sirve de paso hacia el interior de la Capilla.
El edificio de la Lonja, dedicado a la banca y al comercio, fue construido por el Ayuntamiento de la ciudad entre 1518 y 1522, siendo corregidor de la ciudad D. Antonio de la Cueva.

Lonja
Lonja de Mercaderes. C/ Oficios. Granada. Foto: Francisco López

El edificio presenta dos pisos, el piso bajo dedicado a lonja y el piso superior para dar servicio a la Capilla Real. Al exterior se manifiesta como dos galerías superpuestas. La superior de marcada influencia gótica. En la decoración aparecen escudos de la ciudad y los símbolos de los RR. CC.: El Yugo y las Flechas
La portada principal, enmarcada por columnas abalaustradas, es adintelada y fue construida en 1521.
En el interior encontramos dos pisos. El piso inferior está cubierto con un artesonado de casetones octogonales de Francisco Hernández. Está decorado con pinturas murales, retratos de los Reyes fundadores y una copia de La Rendición de Granada del pintor Francisco Pradilla. El piso superior está cubierto con armadura rectangular de madera y ochavada en los extremos.

 

INTERIOR DE LA CAPILLA REAL

Lo más interesante y lo que da sentido a la Capilla Real es lo que hay en su interior. Lo primero en lo que nos fijamos es en el cuadro que hay en la puerta por la que entramos y que representa la Rendición de Granada, copia de la obra del pintor Francisco Pradilla, de 1882. Es uno de los principales cuadros históricos que se pintaron en España en el siglo XIX. (Pradilla pintó en reiteradas ocasiones a Juana la Loca).

Capilla Real
Rendición de Granada. Capilla Real. Granada.

A ambos lados de la nave encontramos cuatro capillas, destacando sobre todas ellas la Capilla de la Santa Cruz.

La capilla está cerrada con una reja, y es un ejemplo claro del barroco, tanto en su retablo, como en otros elementos decorativos. Destacan dos medias figuras de madera y policromadas de José Risueño (1665 – 1721) y que representan el Ecce Homo y la Dolorosa.

Muy interesantes son las rejas, cuya función es delimitar o acotar espacios, ya sean las capillas laterales, como la zona de los mausoleos reales, del resto de la nave. La más importante es la que separa los mausoleos reales. Es una de las rejas más hermosas del siglo XVI español. Fue realizada en 1520. Su autor, como aparece en la reja, es el maestro Bartolomé, originario de Jaén.

                                                Reja Capilla Real. Granada

 

La reja está estructurada en sentido horizontal (tres pisos y un ático) y en sentido vertical (cinco calles, siendo la central de doble anchura). A destacar en la reja: el escudo y los símbolos de los RR. CC. en la zona central del segundo piso y el ático (parte superior) estructurado como un pequeño retablo en el que destacan: en los extremos San Juan Bautista (izquierda), San Juan Evangelista (derecha), la parte central dedicada a la Pasión de Cristo (Oración del Huerto, Prendimiento, Coronación de Espinas, Flagelación, Descendimiento, Entierro y Resurrección), culminando todo, Cristo en la Cruz, acompañado por La Virgen y San Juan

LOS MAUSOLEOS REALES Y LA CRIPTA

                                         Mausoleos Reales. Capilla Real. Granada

Isabel muere en Medina del Campo (Valladolid) el 26 de noviembre de 1504. Enterrada en el Convento de San Francisco de la Alhambra
Fernando muere el 23 de Enero de 1516 en Madrigalejo (Cáceres). Enterrado en el Convento de San Francisco de la Alhambra
Trasladados a la Capilla Real el 10 de noviembre de 1521
Felipe I, el Hermoso, muere en Burgos el 25 de septiembre de 1506. Enterrado en la Capilla Real en 1525
Juana I, la Loca, muere en Tordesillas el 12 de abril de 1555. Llega a la Capilla Real en 1573
Príncipe Miguel de la Paz muere en Granada en 1500. Sepultado en Toledo, después es trasladado a la Capilla Real

MAUSOLEO DE LOS REYES CATÓLICOS

                  Mausoleo de los RR. CC. Doménico Fancelli. Capilla Real. Granada

El mausoleo, de forma troncopiramidal, es obra de Doménico Fancelli y fue terminado en 1517. Fue realizado en mármol de Carrara. La figura del Rey está militarizada: armadura completa y manos sobre la espada. La Reina está vestida sencillamente y recoge sus manos sobre su cuerpo.
Como elementos iconográficos más significativos encontramos: dos leones a los pies de los reyes, símbolos de la realeza y la vigilancia. Cuatro tondos (composiciones realizadas en forma de disco) en los que se representa: El bautismo de Cristo, la Resurrección, San Jorge y el Dragón y Santiago. En las esquinas, aparecen sentados San Gregorio, San Ambrosio, San Jerónimo y San Agustín, grandes doctores de la iglesia latina.
También aparece una cartela a los pies en la que se da constancia de que ahí están enterrados Fernando de Aragón e Isabel de Castilla

MAUSOLEO DE JUANA LA LOCA Y FELIPE EL HERMOSO (Juana I y Felipe I)

 

El Emperador Carlos V, (hijo de Juana y Felipe) ordenó la construcción al burgalés Bartolomé Ordóñez, aunque intervinieron otros escultores, que realizó el monumento entre 1518 – 1519. Se caracteriza porque aparece una cama sepulcral sobre la que están los cuerpos de los Reyes, lo que le da una altura superior a mausoleo de los RR. CC.
La reina aparece idealizada, con rica vestimenta, un rico collar sobre el pecho y sosteniendo el cetro real con sus manos. El rey aparece militarizado, con armadura y empuñando la espada; además, aparece con el Toisón de Oro (máxima condecoración caballeresca que existe, creada por el duque de Borgoña, Enrique III, el Bueno) y grabados los blasones de Austria, Flandes, Borgoña y los reinos hispánicos.
Un león y una leona descansan a los pies de los reyes.
El programa iconográfico que presenta es muy complejo. Aparecen símbolos e insignias reales, hechos evangélicos, alegorías de las artes liberales, las virtudes teologales y cardinales y estatuas de los santos patronos de los reyes
A los pies aparece un epitafio que, entre otras cosas, nos dice “cubre este sepulcro a Felipe Rey de las Españas (murió el año del Señor de 1506 a los 28 años de edad) y a Juana, su esposa, (murió el año 1555 a los 75 años de edad) De la unión de ambos brilló para el mundo el Serenísimo Emperador Carlos V, el cual erigió a sus padres este monumento.”

Bajo las tumbas hay una cripta en la que están depositados los féretros reales identificados con la inicial de cada uno: Isabel, Fernando, Juana, Felipe y el príncipe Miguel. También estuvieron aquí hasta 1574, los cuerpos de la emperatriz Isabel de Portugal (única esposa de Carlos V), la princesa María (primera mujer de Felipe II), D. Fernando y D. Juan (hijos del emperador Carlos V)

 

PRESBITERIO Y RETABLO MAYOR
El retablo mayor es obra de Felipe Bigarny (1475 – 1543, de origen francés, Borgoña) y fue realizado entre 1520 y 1522. Está considerado como uno de los grandes retablos platerescos españoles. Les estatuas orantes de los RR. CC. son obra de Diego de Siloé (1495 – 1563)

                                       Retablo Mayor de la Capilla Real. Granada

Se estructura, de abajo arriba, en las siguientes partes:
Sotobanco (parte inferior). Los temas representados hacen referencia a hechos ocurridos en Granada: Reyes cristianos con sus ejércitos y Boabdil entregando las llaves de la ciudad (1492) y bautismo de moriscos (1500)
Banco: el motivo central es la Virgen con el Niño adorado por los Reyes Magos, a la derecha, Bautismo de Cristo y, a la izquierda, San Juan Evangelista.
Cuerpo inferior: referencias a los santos Juanes: Bautista y Evangelista
Cuerpo superior: escenas de la pasión: Cristo con la Cruz a cuestas, el Calvario y la Piedad
Ático: las Tres Personas de la Trinidad: Padre (anciano), Cristo crucificado y Espíritu Santo (paloma)
Calles laterales: San Pedro y San Pablo, los cuatro Evangelistas y los grandes padres de la Iglesia occidental: San Gregorio, San Jerónimo, San Ambrosio y San Agustín
Al lado del presbiterio existen dos capilletas hornacinas dedicadas a Santa Apolonia y San Miguel.
Entre los adornos que aparecen hay que destacar la granada. La granada, desde tiempos de San Gregorio de Elvira (siglo IV), también conocido como San Gregorio Bético, es símbolo de la diversidad y de la unidad en la Iglesia. Como elemento decorativo aparece por eso y porque es el símbolo de la ciudad

MUSEO DE LA CAPILLA
El museo de la Capilla Real se encuentra instalado en la sacristía. Tiene interés porque guarda verdaderas joyas.

ORFEBRERÍA
Vamos a destacar los objetos personales de los RR. CC.:
De la Reina Isabel se guardan: su corona, el cetro, el espejo, la arqueta (por su decoración parece que fue un relicario y no un cofre para guardar las joyas) y un relicario destinado a contener el Lignum crucis (un trozo de la cruz de Cristo)
Del Rey Fernando solamente se guarda su espada

                                 Objetos de los RR. CC.. Capilla Real. Granada

TEJIDOS
Los podemos clasificar en:
Ornamentos litúrgicos. Sabemos que los Reyes dotaron generosamente a la capilla de ornamentos, pero por el uso se han estropeado bastantes. De los que hay destacan una casulla y un Terno Negro que vino con la reina Isabel de Portugal.
Enseñas militares: Destacan el Guión Real de los Reyes Católicos y El Estandarte de Caballería, y, además, dos pendones

PINTURAS
Encontramos pinturas flamencas, italianas y españolas.
Tablas Flamencas. Fue la propia reina la que, en su testamento, quiso que se trajeran para embellecer la Capilla

Roger van der Weiden (1400 – 1464). De este gran pintor, contemporáneo de los Hermanos Van Eyck, tenemos: Un Retablo de la Virgen en el que aparecen dos escenas: la Natividad (con las figuras de la Virgen, San José y el Niño) y la Piedad (con las figuras de la Virgen, Jesús muerto, san Juan y José de Arimatea)

De un pintor conocido como el Maestro de la Leyenda de Santa Catalina hay una tabla que representa, por un lado, a La Virgen con el Niño, acompañada de Santa Bárbara (de rojo) y Santa Catalina y, por el otro, La Misa de San Gregorio

Dieric Bouts (1410/20 – 1475). De este autor tenemos El Tríptico de la Pasión: en la parte central tenemos El Descendimiento, con las figuras de Cristo, la Virgen, José de Arimatea y Nicodemo, en la tabla izquierda tenemos La Crucifixión y en la de la derecha La resurrección de Cristo.

                        Tríptico de la Pasión. Dieric Bouts. Capilla Real. Granada
Del mismo autor hay una Virgen con el Niño

Hans Menling (1430 – 1494) De este gran pintor flamenco tenemos varias obras: La Virgen con el Cristo de la Piedad, El Díptico del Descendimiento de la Cruz y el Llanto de las Santas Mujeres, La Virgen con el Niño en el Trono y una Natividad.

Pinturas italianas y españolas
Siglo XV. Hay obras de dos grandes pintores italianos: Sandro Boticelli (1445 – 1510) La Oración en el Huerto y de Pietro Perugino (1450 – 1523) Cristo, Varón de dolores

OrazioneOrtoBotticelli.jpg                            La Oración en el Huerto. Sandro Boticelli. Capilla Real

Los pintores españoles de esta época están representados por Bartolomé Bermejo (1430 – 1498; con La Epifanía y La Santa Faz y Pedro Berruguete (1450 – 1504) que nos ha dejado a San Juan Evangelista en la isla de Patmos

Renacimiento. Destacan: Pedro Machuca (1490 – 1550). De este gran arquitecto (Palacio de Carlos V) y pintor, reconocido como uno de los cuatro águilas del Renacimiento español, se deben La Oración del Huerto, Descenso al limbo y La Ascensión. Jacobo Florentino (1476 – 1526) A este pintos se debe Emaús, La Santa Cena y Pentecostés

Barroco. Las obras son de autores poco conocidos, salvo el cuadro la Virgen con el Niño del gran Alonso Cano (1601 – 1667)

LIBROS DE LA REINA
La reina Isabel cedió a la Capilla Real una pequeña biblioteca de 148 libros, pero el rey Felipe II los mandó trasladar al Archivo de Simancas y el Escorial. Nos ha quedado el Misal que pintó para la reina Francisco Flores en 1496. Hay que observar las miniaturas del misal.

                                   Misal de la Reina Isabel. Capilla Real. Granada

Iglesia de El Sagrario

Esta iglesia se encuentra al final de la calle, pasados la Capilla Real y la Lonja de Mercaderes. La entrada la tienen por la Plaza de Alonso Cano. Para ver la explicación de la misma, les remito a otra entrada del bloc titulada: 2ª ruta del Barroco

La Alcaicería

A este emblemático sitio de Granada podemos acceder desde la C/ Tinte (lateral del Centro José Guerrero) o, saliendo de la C/ Oficios, desde la Plaza Alonso Cano.

 

Alcaicería. Puerta desde la Plaza de Alonso Cano. Granada. Foto: Francisco López

La Alcaicería es un barrio típico musulmán, de calles estrechas, donde se fabricaba y vendía la seda. En su origen se extendía desde Plaza Nueva hasta la Plaza de Bib – Rambla, cerca de la gran mezquita de la ciudad.

Alcaicería significa “el lugar del César”. Este nombre se lo pusieron los musulmanes en honor al Emperador Justiniano porque el emperador les cedió a los árabes el privilegio de vender la seda; por este motivo pusieron a sus bazares el nombre de Alcaicería.

El recinto estaba protegido a modo de una ciudadela. Estaba cerrado por casas que hacían la función de muro y se accedía a él por puertas que se cerraban por la noche. También existían guardas que vigilaban las calles interiores

Las primeras referencias sobre la Alcaicería las tenemos a mitad del siglo XV. Cuando se conquista la ciudad, la Alcaicería, que era propiedad de los reyes nazaríes, pasa a poder de los Reyes Católicos. Este conjunto estuvo vinculado a la corona española desde 1492 hasta 1868

En su época de esplendor llegó a albergar casi 200 tiendas. Con la decadencia del mercado de la seda, tuvo la necesidad de abrirse a otros negocios: textiles, cuero, zapatos, especias, cacao, etc.

Como toda la ciudad, también sufrió un proceso de cristianización materializado en las tribunas interiores de las puertas donde se colocaron altares de la Virgen, en el derribo de las mezquitas que había en ella y  en la construcción de una ermita, de la que nos da testimonio el nombre de una de las calles interiores de la Alcaicería: la Calle Ermita.

En 1843 un incendio arrasó por completo la Alcaicería. Lo que vemos actualmente es la reconstrucción en estilo neo árabe: los edificios tiene arcos de yeserías, celosías de madera, ventanas geminadas (con un columna que la divide en dos), dibujos de lacería, aleros sobre canes de madera, etc. Al mismo tiempo  se redujeron sus dimensiones a lo que hoy es.

Alcaicería. Calle interior. Granada. Foto: Francisco López
Alcaicería. Detalles de la decoración. Granada. Foto: Francisco López
Alcaicería. Rincón interior. Granada. Foto: Francisco López

Para terminar nuestra ruta os invito a que os situéis en la Plaza de Las Pasiegas para admirar la fachada de la Catedral, diseño del gran Alonso Cano. La descripción de la misma la podéis encontrar en la 2ª ruta del Barroco

Ruta del Barroco II

                                                   Segunda ruta del barroco granadino

Vamos a comenzar nuestra segunda ruta por el barroco granadino en la Basílica de San Juan de Dios y vamos a terminar en la Basílica de Nuestra Señora de las Angustias, las dos iglesias más representativas de la ciudad después de la Catedral. En la ruta pasaremos por la Calle San Jerónimo, la Iglesia de San Justo y Pastor, la Facultad de Derecho, la Catedral, la Iglesia de El Sagrario, la Madrassa y el Palacio de Bibataubín, hasta llegar a las Angustias.

                                          BASÍLICA DE SAN JUAN DE DIOS

Empezamos por aclarar el concepto de “Basílica”. La “basílica” era un edificio público romano dedicado al comercio y la administración de justicia. Cuando el emperador Constantino, por el Edicto de Milán de 313, concede libertad de culto en el Imperio romano, los cristianos adoptan estos edificios públicos como modelos para sus iglesias. Ejemplos son Santa María la Mayor, San Juan de Letrán, etc. en Roma. En la actualidad hay unas 1500 basílicas en todo el mundo. Hay cuatro Basílicas Mayores (Santa María la Mayor, San Juan de Letrán, San Pedro del Vaticano y San Pablo Extramuros), el resto son Basílicas Menores. Una Basílica es una iglesia que, por su importancia (las catedrales), sus circunstancias históricas o por aspectos de cierto relieve (enterramientos de algunos santos, mártires, apariciones de la Virgen, etc.), obtiene el privilegio papal para llamarse de esta manera, con lo que esto implica. Todas ellas tienen su propio escudo y pueden exhibir las insignias pontificias: las llaves de oro y plata, entrecruzadas, símbolo del poder papal, una umbela o conopio con los colores papales (rojo intenso y oro) y una divisa propia de cada una de ellas.

Basílica de San Juan de Dios

La Basílica se construye por iniciativa del Padre Alonso de Jesús y Ortega, director del Hospital de San Juan de Dios y, posteriormente, Superior General Vitalicio de la Orden de San Juan de Dios. El Papa Benedicto XV le concedió el título de Basílica el año 1916 y el Arzobispo D. José Meseguer y Costa la consagró como tal el 23 de Febrero de 1917

La Basílica de San Juan De Dios está considerada como una de las obras más importantes del barroco andaluz (algunos autores la consideran como la iglesia más representativa del barroco en Andalucía).

El barroco se dirige a los sentidos del espectador. Su teatralidad y el dinamismo de sus formas pretenden impresionar y provocar un fuerte movimiento interior en el que lo observa. Esto, en este templo, se cumple con creces.

El templo responde a la idea que tuvo su principal promotor, el Padre Alonso de Jesús y Ortega. La idea rectora de toda la obra fue la de construir un panteón que guardara los restos del “Padre de los Pobres” y del “Patriarca de la Caridad”: San Juan de Dios. El culmen de esta idea lo encontramos en el impresionante retablo mayor del lucentino, como el Padre Alonso de Jesús,  José Francisco Guerrero.

El templo se construyó, de manera ininterrumpida,  entre 1734 y 1757 y fue decorado completamente sin ningún añadido posterior, lo que hace que tenga una unidad artística que lo convierten en un conjunto único. Sufrió importantes expolios durante la invasión francesa, la Desamortización de Mendizábal, la ausencia de la orden desde 1835 a 1876 y las dos repúblicas españolas.

La Iglesia fue proyectada por el arquitecto José de Bada, maestro de obras en las catedrales de Granada y Málaga y de las obras de la Compañía de Jesús (Jesuitas). La planta es de cruz latina, de una sola nave con capillas laterales, con Crucero cubierto con una espléndida cúpula, Capilla Mayor y coro a los pies.

De la profusa decoración interior destacan: las pinturas murales, con presencia en toda la iglesia, obra de Diego Sánchez Sarabia , y que representan ángeles, santos, escenas bíblicas,  virtudes, escenas de la vida de San Juan de Dios, etc. y los distintos retablos, tanto los de las capillas laterales y el transepto, como el retablo de la Capilla Mayor.

El retablo de la Capilla Mayor, obra de José Francisco Guerrero y realizado entre 1744 y 1753, es lo más impactante del templo (durante las celebraciones litúrgicas lo iluminan).

San Juan de Dios
Retablo de San Juan de Dios. Granada. Foto: Francisco López

                                           Retablo Capilla Mayor. San Juan de Dios

Se compone de un cuerpo único con tres calles separadas por grandes estípites (elemento parecido a las columnas, muy propio del barroco y que tienen forma de pirámide invertida) y ático. Lo más interesante lo encontramos en la calle central, donde se encuentra el Sagrario de plata repujada, obra del orfebre granadino D. Miguel Moreno, que lo realizó en 1947 y que sustituyó al anterior de madera,  el Expositor del Santísimo, el Camarín – Relicario, donde se guardan los restos de San Juan de Dios en una urna – sepulcro y, rematando todo, en el ático, una escultura de la Inmaculada. ¿Por qué remata el retablo la Inmaculada? Hay que tener en cuenta que el título con que fue dedicada la iglesia en 1756 fue: “Templo de la Purísima Concepción de Nuestra Señora del Sagrado Orden de la Hospitalidad de Nuestro Padre San Juan de Dios”.

Sabemos que la iglesia se construyó para albergar los restos de San Juan de Dios, por lo que, dejando volar nuestra imaginación, podemos considerarla como un magnífico joyero que encierra una gran joya: el Camarín, joya que honra y exalta la figura humilde del siervo de los pobres: San Juan de Dios.

                                    Camarín- relicario. San Juan de Dios. Granada

Otro de los elementos destacables de esta magnífica obra es la portada.

San Juan de Dios
Portada de San Juan de Dios. Granada. Foto: Francisco López

La fachada de la Basílica está concebida como un retablo, con dos cuerpos (divisiones horizontales), separados por una cornisa, y tres calles (divisiones verticales) separadas, en el primer cuerpo, por columnas corintias y, en el segundo, por columnas de capitel compuesto, y, como remate, el ático.

En el primer cuerpo tenemos la gran puerta central y las dos laterales de acceso al templo. Sobre la puerta principal encontramos el símbolo de la Orden de San Juan de Dios: la Granada y, sobre ella, la Cruz, y que hace referencia a la visión que tuvo el santo y  en la que Dios le dijo: “Granada será tu Cruz”. En las calles laterales, en mármol blanco, destacando sobre el gris de la fachada, tenemos la imágenes de San Rafael y San Gabriel, realizadas por José Ramiro Ponce de León.

En el segundo cuerpo, en la calle central, encontramos una escultura de San Juan de Dios, del escultor anteriormente señalado, y, en las calles laterales, los altorrelieves que representan a San Ildefonso con la Virgen y Santa Bárbara en su martirio, obras de Agustín de Vera, todas ellas realizadas en mármol blanco.

San Juan de Dios
Portada de la Basílica. Figura de San Juan de Dios. Granada. Foto: Francisco López

En el ático, la parte superior, destaca la figura del Padre Eterno, obra realizada por Manuel de Pereda.

Este precioso “retablo” está enmarcado por dos airosas torres – campanario que, en los días festivos, llenan el aire de Granada con la melodía de sus campanas.

Es interesante, antes de entrar en la Iglesia, echar un vistazo al Pórtico, nos muestra una importante obra de carpintería.

Si tienen oportunidad, entren a la sacristía, es muy amplia y tiene una decoración interesante. Las sacristías en los conventos o monasterios de órdenes religiosas masculinas suelen ser muy amplias para poder dar cabida a todos los sacerdotes de la comunidad.

San Juan de Dios
Sacristía de San Juan de Dios. Granada. Foto: Francisco López

La fiesta de San Juan de Dios se celebra el día 8 de marzo. Para preparar la fiesta se predica una novena a la que cada día acude una representación de diversas asociaciones o hermandades granadinas. También se invita a asociaciones o hermandades de otros sitios de España que estén relacionadas con San Juan de Dios. Los puntos culminantes son: La celebración en la Basílica, el día 8 de Marzo, de la solemnidad de San Juan de Dios y la Procesión por las calles principales de la ciudad. La procesión, este año 2016, se realizó el Domingo 6 de marzo. Les pongo una galería de fotos con los lugares más significativos por los que pasó y que nos sirve para contemplar alguno de los monumentos más significativos de la ciudad

Para ver en su integridad el monumento (iglesia, sacristía, camarín, escaleras, y distintas habitaciones)  hay un horario de visitas turísticas de lunes a sábados de 10 – 13 h. y de 16 – 19 horas. El domingo de 16 – 19 horas.

La visita vale 4 euros, incluyendo una autoguía.

Se entra por la puerta del edificio nuevo que está pegando a la Basílica.

                     HOSPITAL DE SAN JUAN DE DIOS

Hospital de San Juan de Dios
Hospital de San Juan de Dios. Granada. Foto: Francisco López

Seguimos nuestra ruta para visitar el antiguo Hospital de San Juan de Dios, hoy en proceso de restauración y funcionando como centro de salud, por lo que lo encontrarán abierto por la mañana.

Respecto a su fecha de construcción hay una cierta polémica, ya que los investigadores Manuel Gómez Moreno, Antonio Gallego Burín y Encarnación Isla Mingorance ponen su origen en 1520 en el antiguo monasterio de Jerónimos, mientras que José Sánchez Martínez O. H. , tras investigar en distintos archivos, sitúa su origen en 1544, en terrenos de los Padres Jerónimos, pero como edificio de nueva planta y que se construyó por la necesidad de ampliar el Hospital de la Cuesta de los Gomérez que acogía a los enfermos y pobres que recogía San Juan de Dios. El año 1553,  San Juan de Dios había muerto el 8 de marzo de 1550, se trasladan los enfermos desde el Hospital de la Cuesta de Gomérez al nuevo hospital.

La portada por la que accedemos al interior del edificio se corresponde con la  de la primitiva iglesia del hospital.

hospital de San Juan de Dios
Fachada del Hospital de San Juan de Dios. Granada. Foto: Francisco López

Esta portada fue costeada por Francisco Díaz de Lara y su esposa Ana de Covarrubias, y se construyó en 1609, por tanto, es barroca, pero un barroco sin grandes estridencias, conservando algunos elementos manieristas. Está construida en mármol gris contrastando con el resto de la fachada.  En la hornacina del segundo cuerpo vemos la imagen de San Juan de Dios en el momento de su muerte. Coronando la portada hay un medallón en el que está escrito el lema que repetía el santo cuando pedía por las calles de Granada: ¿Quién hace bien para sí mismo?. En el centro del mismo se encuentra la capacha con la que pedía

El edificio se estructura en torno a dos grandes patios o claustros. El primer patio es de corte ranacentista (siglo XVI), formado por 30 columnas de color gris y con una fuente en el centro en la cual encontramos el emblema de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios: la granada coronada por una cruz

hosdpital de San Juan de Dios
Patio renacentista del Hospital de san Juan de Dios. Granada. Foto: Francisco López

La decoración que encontramos en el patio se debe al deseo de Fray Alonso de Jesús y Ortega de honrar a San Juan de Dios. Con ese motivo surgen los lienzos y pinturas murales que adornan el patio y que tratan de explicar la vida y la obra del santo.

El zócalo está formado por  azulejos entre los que destacan unos escudos en los que se hace referencia a los donantes que costearon la obra.

hosdpital de San Juan de Dios
Zócalo del patio renacentista. Hosp. de San Juan de Dios. Granada. Foto: Francisco lópez

El segundo patio o claustro se proyectó en el siglo XVIII por José de Bada y Navajas (el mismo que diseñó la Basílica) y consta de 25 pilares, teniendo en el centro una fuente en la que también encontramos el emblema de la orden. Llama la atención las pinturas murales que adornan paredes y pilares. Un su origen carecía de esas pinturas.

hospital de San Juan de Dios
Patio del XVIII. Hosp. de San Juan de Dios. Granada. Foto: Francisco lópez

Lo que más destacan del edificio los autores que he consultado es la zona que separa los dos patios. En esta zona tenemos unas escaleras por las que se accede al piso superior que están cubiertas por una extraordinaria armadura de madera policromada de estilo mudéjar, además de pinturas murales y grandes lienzos. Actualmente no se puede acceder a ella como consecuencia de las obras de restauración que se están llevando a cabo.

              Alfarje escalera principal. Hospital de San Juan de Dios. Granada

Salimos del Hospital y la calle que nos encontramos de frente es San Jerónimo. Por ella vamos a seguir nuestra ruta.

Lo primero que vemos a nuestra derecha es la Iglesia de los Redentoristas, el Santuario del Perpetuo Socorro o la Iglesia de San Felipe Neri. De las tres maneras se le puede llamar. Las denominaciones por las que la conocen los granadinos son las dos primeras.

Iglesia Perpetuo Socorro
Iglesia del Perpetuo Socorro o los Redentoristas. Granada. Foto: Francisco López

La construcción de la iglesia se inició en 1695 bajo la dirección de Melchor de Aguirre para la Congregación de San Felipe Neri (de aquí el nombre primitivo de la iglesia). Es una iglesia barroca de una sola nave con capillas laterales y cúpula en el crucero. En la primera capilla, a la izquierda, están enterrados Conchita Barrecheguren y su padre Francisco Barrecheguren.

La portada más interesante es la lateral

La desamortización eclesiástica de Mendizábal de 1836 cerró el convento, estando abandonados, tanto la iglesia como el convento, hasta el año 1912 en que los Padres Redentoristas adquieren la iglesia, se instalan en Granada en 1913 y el día 12 de diciembre de ese mismo año consagran la iglesia como Santuario de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, nombre con el que se le conoce actualmente.

La titular de la iglesia se encuentra en el retablo mayor representada en un icono pintado sobre plancha de cobre por Encarnación González.

Iglesia Perpetuo Socorro
Retablo del Perpetuo Socorro. Granada. Foto: Francisco López

La fiesta de El Perpetuo Socorro se celebra el día 27 de Junio y la imagen sale en procesión por las calles cercanas al templo.

Iglesia del Perpetuo Socorro
Imagen del Perpetuo Socorro. Salida de la iglesia. Foto: Francisco López

Emotivo es el encuentro de la Virgen con San Juan de Dios. Se abren las puertas de la Basílica y la Virgen es colocada, por los costaleros que la transportan, de cara al interior de la Basílica

Iglesia del Perpetuo Socorro
La Virgen del Perpetuo Socorro frente a San Juan de Dios. Foto: Francisco lópez

Siguiendo nuestra ruta por la calle San Jerónimo vamos a encontrar una serie de palacetes que responden todos al mismo esquema: amplio zaguán de entrada, patio central con fuente, en el centro o en un lateral,  escalera y entrada monumental con balcón

El primer palacio que encontramos es el Palacio Ansoti siglos XVII y XVIII, desde hace bastante tiempo sede del Colegio Notarial de Granada. Portada barroca con columnas salomónicas sobre pedestales

Palacio Ansoti. Colegio notarial.
Palacio Ansoti. Colegio Notarial. Granada. Foto: francisco lópez

A continuación encontramos el Palacio de los Condes de Caicedo, siglos XVI – XVII. En un tiempo albergó lo que hoy es el Instituto Padre Suárez y actualmente es la sede del Real Conservatorio Superior de Música Victoria Eugenia. El distintivo de Real fue concedido por S. M. Alfonso XIII en 1921 en honor de la Reina Victoria Eugenia.

Palacio de los Marqueses de Caicedo
Palacio de Caicedo. Conservatorio Superior de Música. Granada. Foto: Francisco López

Sobre la portada principal aparece el escudo de la familia Caicedo y Solís.

Un poco más adelante, a mano derecha, tenemos el llamativo, por su color, Palacio de la familia Beneroso o Veneroso. El origen del palacio es el siglo XVI, pero se realizaron distintas actuaciones durante los siglos XVII y XVIII. Hoy es uno de los más reconocidos colegios mayores que tiene la universidad

Colegio San Bartolomé y Santiago
Colegio San Bartolomé y Santiago. Portada. Granada. Foto: Francisco López

Fue el resultado de la fusión (1702) del Colegio de Santiago, fundado por D. Diego de Ribera en 1649 y el Colegio de San Bartolomé que se creó a raíz de la donación que hizo en su testamento D. Bartolomé Beneroso.

La portada está organizada en dos cuerpos separados por un entablamento. En el segundo cuerpo tenemos las estatuas de los dos titulares del colegio: San Bartolomé y Santiago. Coronando la portada vemos el escudo de los Borbones, al incorporarse el colegio a la corona después de la expulsión de los jesuitas.

El escudo del Colegio Mayor, reune los emblemas de las dos casas fundadoras: El cuchillo (instrumento del martirio de San Bartolomé y la flor de lis de los Beneroso (Veneroso) y la cruz de Santiago y las barras verdes de los Ribera
Elemento muy destacado es su patio de corte renacentista con arcos escarzanos

Siguiedo la ruta llegamos a la Plaza de la Universidad donde encontramos dos monumentos relacionados entre sí: La Iglesia de San Justo y Pastor y la Facultad de Derecho

                                                   IGLESIA DE SAN JUSTO Y PASTOR

San Justo y Pastor
Iglesia de San Justo y Pastor. Granada. Foto: Francisco López

San Justo y Pastor es una de las grandes iglesias granadinas. En su origen estuvo ligada al Colegio San Pablo de la Compañía de Jesús, hoy Facultad de Derecho de la Universidad de Granada, y perteneció a la Compañía desde su fundación, 1575, hasta 1767, año en el que fueron expulsados los jesuitas de España durante el reinado de Carlos III. En 1771 se abre de nuevo la iglesia, bajo la potestad de la curia, con el nombre y la función de Colegiata, título y función que hereda de la Colegiata de El Salvador del Albaicín. La iglesia pierde el título y la función de colegiata el año 1851 tras la firma del Concordato del Gobierno de Isabel II con la Santa Sede  en ese mismo año.

La iglesia responde al modelo arquitectónico implantado por los jesuitas y que tiene como ejemplo más destacado la iglesia  de “Il Gesú” de la ciudad de Roma. Sus arquitectos y directores de obra fueron jesuitas: los Padres Alonso Romero y Pedro Sánchez y el hermano Martín de Baseta. Este modelo jesuítico, que es el que adoptan las iglesias barrocas, se caracteriza por: Planta de cruz latina, una sola nave con capillas laterales, bóveda de cañón, cúpula sobre el crucero, presbiterio y capilla mayor sobre escalinata y coro a los pies de la iglesia.

En el exterior de la iglesia destacan: la cúpula, de corte clásico, la torre, barroca del siglo XVIII y la portada. La cúpula y la torre son difíciles de observar (desde los miradores del Albaicín se aprecian perfectamente).

La portada fue construida en 1740 por el jesuita Francisco Gómez. Está concebida como un retablo, dividida en cuerpos (dos), separados por una cornisa,  y calles (tres), separadas por columnas. En el primer cuerpo tenemos la puerta de acceso a la iglesia, rematada por el emblema de Compañía de Jesús, y dos esculturas de grandes santos jesuitas: San Francisco Javier y San Francisco de Borja. En el segundo cuerpo tenemos un gran relieve con la Conversión de San Pablo, y, rematando todo, una estatua del fundador de los Jesuitas, San Ignacio de Loyola

El interior de la iglesia nos muestra la estructura típica de la iglesia jesuítica o barroca:planta de cruz latina (la cruz latina tiene un brazo más largo que el otro, mientras que la cruz griega tiene los dos brazos iguales), una sola nave con capillas laterales( esta iglesia tiene tres a cada lado), un crucero (lugar donde se cruzan los dos brazos de la cruz) cubierto con una gran cúpula montada sobre un tambor (cilindro sobre el que se monta la cúpula) con ventanas (en el tambor aparecen los grandes padres de la iglesia, tanto orientales como occidentales: San Gregorio, San Basilio, San Atanasio, San Ambrosio, etc.), coro con órgano a los pies, presbiterio y Capilla Mayor sobre escalinatas

San Justo y Pastor
Cúpula de San Justo y Pastor. Pechinas (triángulos curvos) decoradas. Granada. Foto: Francisco López
Iglesia de San Justo y Pastor
San Justo y Pastor.Órgano. Foto: Francisco López

Sobre las pilastras que sostienen la nave, como en los pilares que sostienen la cúpula, encontramos esculturas muy interesantes, como San Miguel y San Rafael de Torcuato Ruiz del Peral o Santa Teresa de José Risueño, esculturas del siglo XVIII

En los retablos del crucero, como en los laterales de los mismos, también encontramos obras de gran valor como San José con el Niño de José de Mora

San Justo y Pastor
San José con el Niño. José de Mora. Igl. San Justo y Pastor. Granada. Foto: Francisco López

o los titulares de la iglesia los niños mártires Santos Justo y Pastor, obras deTorcuato Ruiz del Peral.

El púlpito, realizado en mármol, merece que nos acerquemos a él, ya que está considerado como el mejor en su género en Granada

San Justo y Pastor
Púlpito de San Justo y Pastor. Granada. Foto: Francisco López

Las capillas laterales merecen una visita detallada ya que guardan importantes obras de autores de la escuela barroca granadina: Un nazareno y un S. Francisco De Borja de José de Mora, una Dolorosa de Torcuato Ruiz del Peral y un Ecce Homo atribuido a los Hermanos García, de los que ya encontramos tres en la Cartuja. En cuanto a pintura lo más destacado son cuatro cuadros de Atanasio Bocanegra.

San Justo y Pastor
Nazareno de José de Mora. San Justo y Pastor. Granada. Foto: Francisco López

En la segunda capilla a la izquierda se encuentran los titulares de La Cofradía de los Estudiantes, que tienen aquí su sede permanente.

Capilla Mayor y Retablo.

La Capilla Mayor, acabada en 1621, fue costeada por Bartolomé Beneroso (Veneroso), el mismo que levantó el palacio donde actalmente tenemos el Colegio Mayor San Bartolomé y Santiago

Lo más destacado de la Capilla Mayor es el Retablo, obra de Francisco Díaz de Rivero que lo terminó en 1630. Aunque es un retablo barroco (columnas salomónicas, frontones partidos, etc.) no se parece a los grandes retablos barrocos granadinos como los de San Juan de Dios, las Angustias o San Ildefonso. Es un barroco más comedido y austero, aunque posee ciertos elementos, los veremos posteriormente, que le dan cierto aire de teatralidad

San Justo y Pastor
Retablo Mayor de San Justo y Pastor. Granada. Foto: Francisco López

 

El retablo está dividido en dos cuerpos separados por una cornisa y un frontón partido:

En el primer cuerpo, bajo un arco de medio punto, encontramos el Tabernáculo del que podemos destacar un Manifestador para exponer el Santísimo y en el que podemos admirar una pequeña Inmaculada de José de Mora. Debajo, sobre el altar, está el Sagrario, en cuya puerta hay un precioso Niño Pastor atribuido a José Risueño o su escuela.

San Justo y Pastor
San Justo y Pastor. Inmaculada de José de Mora y Niño Jesús de Risueño. Foto: Francisco López

En el cuerpo superior destaca un Crucificado. Detrás de él hay un gran cuadro del siglo XVIII de Atanasio Bocanegra que representa la Conversión de San Pablo.

San Justo y Pastor
San Justo y Pastor. Crucificado. Foto: Francisco López

Al comentar las características generales del Barroco, dijimos que tenía un fuerte componente teatral;  aquí en esta iglesia tenemos un ejemplo. Tanto el Manifestador como el Crucificado del Retablo Mayor tienen unos mecanismos que los pueden hacer girar dependiendo de las necesidades y del tiempo litúrgico. Podemos decir, con el mayor de los respetos, que podemos cambiar el “escenario” dependiendo de la “función” que se vaya a realizar. Los cuadros que hay en el retablo también se pueden mover, desplazándose hacia los laterales o hacia abajo y dejando ver  unos pequeños expositores.

Salimos de San Justo y Pastor y nos acercamos a la Facultad de Derecho, antiguamente formando un todo con la iglesia (Colegio de San Pablo de los jesuitas)

Facultad de derecho
Fachada de la Facultad de Derecho. Antiguo Colegio San Pablo. Granada. Foto: Francisco López

La Universidad de Granada fue creada por el Emperador Carlos V (I de España) el 7 de diciembre de 1526. Sus primeras sedes estuvieron cerca del Monasterio de los Jerónimos y en el Colegio Mayor y Real de Santa Cruz de la Fe, en el edificio actual de la Curia, enfrente de la Catedral. Cuando en 1767 son expulsados los Jesuitas de España, el arzobispado solicita el Colegio de San Pablo para sede de la Universidad y el Rey Carlos III accede a esta petición, decidiéndose en 1769 instalar la Universidad en él, comenzando sus actividades en 1783.

Facultad de Derecho
Fundadores de la Universidad de Granada. Foto: Francisco López

A lo largo de su historia este edificio ha albergado toda la Universidad,  su Rectorado, Biblioteca General y Servicios Centrales y el patio que da a calle Duquesa (fue un añadido al colegio inicial) ha sido ocupado por dependencias militares, la Diputación Provincial hasta 1933, el Gobierno Civil hasta 1944 y la Facultad de Ciencias hasta su traslado al Campus de Fuentenueva..

A partir de 1980, cuando se traslada el Rectorado y los Servicios Centrales al Hospital Real, el Colegio de San Pablo queda exclusivamente como Facultad de Derecho.

Desde el punto de vista artístico lo más importante es:

. La Portada, de comienzos del siglo XVIII, está estructurada en dos cuerpos separados por una cornisa y un ático. En el primer cuerpo se encuentra la portada de acceso al edificio, enmarcada por dos columnas salomónicas apoyadas sobre plintos. En el segundo piso encontramos un nicho  en el que está colocada una Inmaculada (los jesuitas, junto a los franciscanos, fueron los grandes defensores del Dogma de la Inmaculada Concepción).

Facultad de Derecho
Fachada Facultad de Derecho. Granada. Foto: Francisco López

. El Paraninfo o Salón de Actos, que en su origen fue un teatro para las “disputaciones” de Teología y Filosofía

Su bóveda, de 1675, posee un relieve policromado de la Inmaculada Concepción

. Los patios 1º y 2º son patios de arcos sobre columnas dóricas (tienen fuste liso) de mármol de Sierra Elvira. El 3er claustro, más reciente, se distingue fácilmente de los dos anteriores

. La Biblioteca General de la Universidad que estuvo aquí desde 1780 y que en la actualidad solamente alberga la Biblioteca de la Facultad.

. La Escalera principal, cubierta con un artesonado de madera

Facultad de Derecho
Artesonado de la escalera. Facultad de Derecho. Granada. Foto: Francisco López

. El Jardín Botánico creado a mitad del siglo XIX como consecuencia del auge de las ciencias naturales. Para hacerlo hubo que derribar parte del edificio.

Proseguimos nuestra marcha por la Calle San Jerónimo hasta llegar a la Catedral.  Tomamos la Calle Cárcel Baja  para dirigirnos al pie de la Torre y salir a la Plaza de las Pasiegas (a la plaza se le dio ese nombre en honor a las mujeres, procedentes del Valle del Pas en Cantabria, que acudían a Granada y se dejaban ver en esta plaza para servir de amas de cría (para amamantar) de los hijos recién nacidos de las mujeres de la burguesía granadina). En esta ruta solamente nos vamos a fijar en la majestuosa fachada  diseñada por el máximo representante de la escuela barroca granadina: Alonso Cano.

Fachada de la Catedral de Granada

La catedral de Granada en el diseño primitivo de Enrique Egas, 1506, es gótica, en su realización con Diego de Siloé, a partir de 1529, sea hace renacentista, y en su etapa final, en la que interviene Alonso Cano, 1667, se termina barroca

La portada principal, fue diseñada por Alonso Cano y se comenzó a construir en  1667. Fue  terminada por sus sucesores al frente de las obras de la Catedral, ya que Alonso Cano murió ese mismo año.

Catedral de Granada
Fachada de la catedral de granada. Foto: Francisco López

La fachada está concebida como un enorme arco de triunfo con tres calles retranqueadas entre pilastras. Las pilastras nos marcan un sentido lineal ascendente, roto por un sobresaliente entablamento que nos divide la fachada en dos cuerpos.

Por otra parte, el retranqueo de las calles permite unos acentuados contrastes lumínicos dependiendo de las distintas horas del día y la incidencia del sol sobre la fachada. Esta portada nos lleva a pensar en la pintura barroca, donde el contraste de luces y sombras es una de sus señas de identidad

Si importantes son los elementos arquitectónicos, no menos importantes son los elementos iconográficos que encontramos en la fachada: nos muestran el verdadero significado de la obra

El programa iconográfico es amplio, pero es difícil de percibir por la gran distancia que hay entre lo que hay que contemplar y el individuo que lo contempla. Destacan dos temas:

. El tema mariano. Está representado en los relieves que hay encima de las puertas de acceso al interior, en el primer cuerpo de la fachada. En el tondo (espacio circular) que hay encima de la puerta principal está representada La Encarnación del Hijo de Dios en el seno de María (la Anunciación), obra del gran José Risueño. Encima de las otras puertas están representadas La Visitación de María a su prima Isabel y La Asunción a los Cielos, obras de los escultores franceses Juan Miguel y Luis Pedro Verdiguier (padre e hijo) realizadas entre 1782 y 1783.

Fachada Catedral Granada
La Anunciación. Catedral de Granada. Foto: Francisco López

No tenemos que perder de vista que la catedral de Granada lleva por título: Catedral Metropolitana de Nuestra Señora de la Encarnación

. El tema eucarístico. Este tema está representado en el rosetón estrellado situado en la calle central del segundo piso de la fachada.

Fachada Catedral Granada
Rosetón. Catedral de Granada. Foto: Francisco López

La vidriera que hay en el rosetón conjuga el tema eucarístico, por la forma estrellada que semeja una custodia, el expositor donde se coloca el Santísimo y que irradia su luz a todas partes a través de sus ocho puntas, con el tema trinitario, reflejado en el triángulo (símbolo de la Trinidad) y en la paloma (el Espíritu Santo) que ocupa el centro de la vidriera. Desde el interior de la catedral podemos apreciar estos detalles.

Las esculturas, a las que vamos a hacer alusión a continuación, nos muestran las características del barroco: ampulosidad en los vestidos, expresividad en el rostro, movimiento, teatralidad.

Junto a los temas básicos (mariano y eucarístico) encontramos alusiones al Nuevo y Antiguo Testamento,

a los ángeles protectores y guías del pueblo, San Miguel y San Gabriel,

a las dos grandes figuras del inicio de la Iglesia, San Pedro (vicario o representante de Cristo en la tierra) y San Pablo (evangelizador de los gentiles), talladas por Duque Cornejo

a los  cuatro evangelistas, representados en relieves ubicados en tondos

y santos y beatos de la diócesis de Granada que podemos encontrar en ocho vidrieras colocadas en otros tantos ojos de buey (ventanas circulares u ovaladas) y que se pueden  apreciar desde el interior de la catedral.

Iglesia de El Sagrario

Anexa a la catedral, en la Plaza de Alonso Cano,encontramos la Iglesia de El Sagrario.

Iglesia de El Sagrario
Iglesia de El Sagrario. Granada. Foto: Francisco López

El nombre a la iglesia le viene dado porque, mientras se estaba construyendo la catedral, la antigua iglesia que hubo en este lugar se convirtió en el sagrario de la catedral.

La iglesia actual vino a sustituir a la antigua mezquita – iglesia consagrada bajo el nombre de Santa María de la O. Esta iglesia se fue deteriorando con el paso del tiempo y el año 1704 se decidió derribarla totalmente y construir la nueva iglesia con planos de Francisco Hurtado Izquierdo (según parece) a partir de 1705. Después de un período en el que paralizaron las obras, se hizo cargo de las mismas José de Bada y Navajas. La iglesia fue abierta al culto el año 1759. Estamos en uno de los momentos de máximo desarrollo del llamado Barroco granadino.

La Portada, construida en 1722, está dividida en dos cuerpos , separados por una cornisa

Iglesia de El Sagrario
Portada de El Sagrario. Granada. Foto: Francisco López

En el primer cuerpo tenemos un único arco de medio punto enmarcado por columnas corintias montadas sobre grandes pedestales y que nos sirve de acceso al interior del templo. En principio, las columnas que se iban a poner eran salomónicas, pero, cuando tomó la dirección del templo el arquitecto José de Bada, se sustituyeron por las corintias actuales. Las columnas primitivas se encuentran en la puerta de acceso al Palacio de Bibataubín.

El segundo cuerpo, más complejo, nos muestra tres hornacinas, mayor la del centro, en la que se encuentran tres santos relacionados con la eucaristía (San Pedro, San Juan Nepomuceno y San Ybón), enmarcados por dobles columnas rematadas con frontones

Iglesia de El Sagrario
Santos relacionados con la Eucaristía. El Sagrario. Granada. Foto: Francisco López

La planta de la Iglesia es cuadrada y dentro de ella hay inscrita otra planta de cruz griega (los dos brazos iguales). El interior sorprende por su grandiosidad, tratando de igualar a la  propia catedral

Iglesia de El Sagrario

Interior de El Sagrario. Granada. Foto: Francisco López

El crucero está cubierto con una cúpula semiesférica con ocho ventanas y sin linterna, apoyada sobre cuatro grandes pilares en los que podemos encontrar las figuras de los cuatro evangelistas.

Iglesia de El Sagrario
Cúpula de El Sagrario. Granada. Foto: Francisco López

Los símbolos de los evangelistas: el hombre, el león, el toro y el águila están en la base en la que se apoyan las esculturas. Los evangelistas, siguiendo el orden de los símbolos, son Mateo, Marcos, Lucas y Juan.

Bóvedas baídas en los brazos del crucero

Iglesia de El Sagrario
Cúpula y bóvedas baídas de El Sagrario. Granada. Foto: Francisco López

Esquema de una bóveda baída o vaída

cuartos de esfera en los extremos de los brazos de la cruz griega y y el resto con bóvedas nerviadas

La decoración interior responde al exuberante barroco granadino, aunque no tan exaltado como en las iglesias de San Juan de Dios y las Angustias o la Capilla Mayor y la Sacristía de la Cartuja. Podemos destacar:

. El Tabernáculo del Altar Mayor obra de José de Bada, realizado con rocas sedimentarias jaspeadas que, al pulirlas, dan una riqueza de tonalidades muy del gusto del arte barroco. En el centro lleva una Inmaculada, copia de la de Alonso Cano

. La capillas laterales. Si nos damos una vuelta por ellas, podemos encontrar obras interesantes de imagineros y pintores importantes del Barroco: Torcuato Ruiz del Peral, Pedro de Mena, Atanasio Bocanegra, Juan de Sevilla, y algunas obras de autores anónimos.

. Capilla de Hernán Pérez del Pulgar (1451 – 1531), héroe cristiano de la Guerra de Granada que, en 1491, hizo una incursión en la ciudad y clavó un cartel con la inscripción Ave María en la puerta principal de la mezquita mayor o aljama, situada donde está la catedral y el sagrario. En el altar aparecen los escudos de la familia. En el suelo hay una lápida que nos indica el lugar de enterramiento. Por su lealtad y gran valentía, tuvo el privilegio de ser enterrado cerca de los RR. Católicos, único caso en España de una persona no perteneciente a la familia real. Su capilla está cerca de la puerta que da acceso, desde la iglesia de El Sagrario, a la Capilla Real.

Iglesia de El Sagrario
Capilla de Hernán Pérez del Pulgar. El Sagrario. Granada. Foto: Francisco López

Este héroe castellano nació en Ciudad Real. Su casa natal, ocupada actualmente por el Museo López – Villaseñor, se encuentra al lado de la Santa Iglesia  Prioral Basílica Catedral de las Órdenes Militares de Nuestra Señora Santa María del Prado de Ciudad Real.

. La pila bautismal de estilo renacentista, realizada en 1522, y que está considerada por expertos como la más bella de las que existen en Granada. Se encuentra en una capilla, entrando, a mano derecha.

Iglesia de El Sagrario
Pila Bautismal. El Sagrario. Granada. Foto: Francisco López

Esta iglesia es fácil que la encuentren abierta a primeras horas de la mañana y últimas de la tarde, como consecuencia de la celebración de la Eucaristía.

Saliendo de la Iglesia, lo que nos encontramos de frente es el Palacio Arzobispal y la Curia antigua

 

Los dos edificios se encuentran adosados formando un volumen unitario.

La Curia Vieja Eclesiástica,  es una obra Plateresca realizada entre 1527 y 1532 como consecuencia de la fundación de la Universidad de Granada por el Emperador Carlos V en 1526. Este edificio fue la primera sede de la Universidad hasta el 1769, año en que es trasladada a la actual Facultad de Derecho, tras la expulsión de los Jesuitas en tiempos de Carlos III.

El edificio se organiza en torno a un patio rectangular construido en 1534, atribuido a Diego se Siloé, aunque actualmente se pone en duda su autoría. Es un patio renacentista con catorce arcos apoyados sobre columnas dóricas. La escalera principal está cubierta con alfarje mudéjar (el alfarje es un techo de maderas horizontales y entrelazadas que en muchos casos se labran y pintan adicionalmente)

En la esquina del edificio, entre la Paza de las Pasiegas y la Plaza de Alonso Cano, hay una placa conmemorativa del Padre Suárez (uno de los grandes personajes del pensamiento granadino) realizada por Navas Parejo en 1917 y en la que aparece escrito lo siguiente: ” Granadino ilustre, filósofo, teólogo, jurista y apologista insigne. Más insigne aún por sus virtudes”

Curia
El Padre Suárez. Granada. Foto: Francisco López

La fachada más interesante es la que da a la Plaza de Bibrambla en la que hay una Piedad, en proceso de restauración después del incendio que padeció el edificio. Un lástima que la terraza que hay delante no nos permita verla bien.

Dejamos la Plaza de Alonso Cano y tomamos, a la izquierda, la Calle Oficios para dirigirnos al Palacio de la Madraza (de este palacio hablaré más detenidamente cuando complete el apartado del bloc que hace referencia a la Calle Oficios).

La Madrassa
Palacio de la Madrassa. Granada. Foto: Francisco López

Este edificio fue construido en 1350 por Yusuf I. Ha sido Universidad musulmana hasta la conquista de la ciudad por los RR. Católicos, ayuntamiento de Granada desde 1500 a 1851 y actualmente pertenece a la Universidad de Granada.

La fachada que nosotros estamos viendo se construyó entre 1722 y 1729. La decoración, sobre todo en los balcones superiores, es de estilo churrigueresco y está formada por estípites (columnas o pilastras trocopiramidales invertidas), follaje y hojarasca, pintadas semejando mármoles.

Galería de fotos:

Si alguién está interesado en ver el edificio, hay visitas guíadas previo pago de una módica cantidad

Salimos de la Calle Oficios por la reja neogótica que da a la Gran Vía para dirigirnos a la Iglesia de la Virgen de las Angustias. Tomamos la Calle Reyes Católicos, pasamos por la Plaza del Carmen, donde se encuentra al Ayuntamiento de la ciudad, desembocamos en Puerta Real y nos dirigimos al la Carrera de la Virgen. Antes de entrar en la calle, a mano izquierda, se encuentra el Palacio de Bibataubín

Palacio de Bibataubín
Palacio de Bibataubín. Granada. Foto: Francisco López

Este edificio tiene una larga historia a sus espaldas. Su origen lo situamos en el siglo XIII (algunos autores lo remontan el siglo XII) durante el reinado del Primer Rey Nazarí, y tuvo una función defensiva para proteger la Puerta Bab al Tawwin o Puerta de los Ladrilleros. Tras la conquista de la ciudad por los RR. Católicos fue transformado, convirtiéndose en un verdadero castillo medieval, con foso, puente levadizo y torres almenadas

En 1718 se transforma el edificio dándole el aspecto de palacio que tiene en la actualidad. Lo último que se hizo fue la portada barroca, donde destacan las columnas salomónicas de la misma. Estas columnas fueron desechadas para la portada de la Iglesia de El Sagrario. En las hornacinas que había en ella se colocaron las estatuas del rey Carlos III y dos soldados de granaderos, ya que se construyó un cuartel entre 1752 y 1764.

Palacio de Bibataubín
Portada del Palacio de Bibataubín. Granada. Foto: Francisco López

En 1932 el edificio se convierte en sede de la Diputación Provincial de Granada, suprimiéndose las estatuas (estamos en la 2ª República y había que acabar con todo lo referente a la monarquía). En su lugar se colocaron el reloj, donde estaba la estatua de Carlos III, y dos jarrones, para sustituir las estatuas de los dos granaderos.

Hay edificios que, por la actividad que se desempeña dentro de ellos, son difíciles de ver. Uno de esos edificios es éste. Me permito ponerles algunas imágenes para que se hagan una idea de cómo es por dentro.

 

Actualmente es la sede del Consejo Consultivo de Andalucía.

Dejamos el Palacio de Bibataubín y, por la Carrera de la Virgen, llegamos a otra de las perlas que tiene Granada: La Basílica de Nuestra Señora de las Angustias

BASÍLICA DE NUESTRA SEÑORA DE LAS ANGUSTIAS

Nª Sr. de las Angustias
Nuestra Señora de las Angustias. Granada. Foto: Francisco López

La que hoy es la Basílica de la patrona de la ciudad y de la Archidiócesis de Granada tuvo unos orígenes muy humildes en una ermita cerca de las huertas aledañas al río Genil, con el nombre de Santa Úrsula y Susana (hay unas esculturas barrocas de estas santas en la iglesia actual). Entre 1570 y 1585 se construye una nueva ermita, que en 1604 se constituye en parroquia aneja a Santa María Magdalena. Después de sucesivas ampliaciones, como consecuencia del crecimiento experimentado por el barrio, en 1663 se decide construir la iglesia actual y, en 1671 terminaron las obras.

En 1675 se puso bajo la advocación actual: Iglesia de la Virgen de las Angustias

El 5 de Mayo de 1887, el Papa León XIII, declara a la Virgen de la Angustias Patrona de Granada.

El 20 de Septiembre de 1913 se procede a su solemne Coronación

Virgen de las Angustias
Placa Coronación de la Virgen de las Angustias. Granada. Foto: Francisco López

El 30 de noviembre de 1922, el Papa Pío XI eleva la iglesia parroquial a la categoría de Basílica Menor.

Virgen de las Angustias
Placa conmemorativa de la proclamación como BASÍLICA. Virgen de las Angustias. Foto: Francisco López

 

LA BASÍLICA

La iglesia se comenzó a construir en 1663 con planos de Juan de Rueda Moreno y bajo la dirección de Juan Luis de Ortega, acabándose en 1671.

La fecha de su construcción nos indica que es una iglesia típica y absolutamente barroca: planta de cruz latina, una sola nave con capillas laterales (cuatro a cada lado de la nave) con crucero, coro a los pies, bóveda de cañón cubriendo la nave (dividida por arcos fajones)  cúpula sobre el crucero, presbiterio en alto y un gran retablo barroco con camarín para albergar la imagen de la Virgen de las Angustias (esta es una de sus grandes peculiaridades).

Fachada

Virgen de las Angustias
Fachada de la Virgen de las Angustias. ranada. Foto: Francisco López

En ella podemos destacar: las dos torres – campanarios y la portada.

La portada, realizada en marmol gris de Sierra Elvira (Granada), tiene dos cuerpos. En el inferior tenemos la gran puerta de acceso con arco de medio punto y flanqueada por dobles columnas corintias, rematada por un entablamento culminado  por dos pequeños frontones. En el cuerpo superior aparecen , en los laterales, escudos del Arzobispo D. José Argaiz (fue el que promovió la construcción del templo) y  una hornacina en la que aparece un grupo escultórico, obra de Bernardo y José de Mora 1665, con la imagen de la Virgen de las Angustias.

Rematando la portada aparece, realizada en hierro,  un corazón y las siete espadas sobre una jarra, símbolo de la Hermandad de la Virgen de las Angustias.

En los laterales de la fachada encontramos dos puertas. La de la izquierda daba acceso al antiguo hospital y la de la derecha al antiguo cementerio. En la puerta de la derecha destaca una  escultura de San Cecilio  de José Risueño.

Pasamos al interior. Lo primero que nos llama la atención es la profusa decoración que tiene, compuesta por: yeserías, pinturas murales, cuadros, esculturas, retablos en las capillas laterales y combinaciones de distintos tipos de piedras o mármoles. Para mí, lo más interesante de la nave central es el apostolado (representación de los doce apóstoles), obra del gran escultor sevillano Pedro Duque Cornejo (1677 – 1757), y realizado entre 1714 – 1718. En el arco que da acceso al presbiterio están San Pedro y San Pablo.

Virgen de las Angustias
Interior de la Virgen de las Angustias. Granada. Foto: Francisco López

Encima de los arcos de acceso a las capillas se encuentra una serie de cuadros que representan la Pasión de Cristo, desde el Juicio a la Crucifixión y la Lanzada.

Es interesante darse una vuelta por las capillas laterales donde encontraremos esculturas salidas de la gubia de Pablo de Rojas, José de Mora, de la escuela de José Risueño y otros autores menos conocidos de los siglos XVI, XVII, e, incluso, del siglo XX. Destacan las capillas más cercanas al crucero

Otro elemento importante de la nave central es el púlpito, obra realizada con incrustraciones de mármoles de distinos colores y con tallas de los evangelistas. Es del siglo XVIII.

Lo más llamativo del interior es el Retablo Mayor. El retablo primitivo fue de madera, el actual es de un tipo de roca sedimentaria llamada Jaspe que al ser pulida nos muestra una gran variedad de colores. Se comenzó en 1728 y se acabó en 1760.   El trazado y la dirección del mismo es de Marcos Fernández Raya, aunque también intervino José de Bada.

Virgen de las Angustias
Retablo de la Virgen de las Angustias. Granada. Foto: Francisco López

Presenta dos cuerpos: en el primero, que representa a la tierra, encontramos un gran nicho central que es el camarín donde se ubica la imagen de la Virgen de las Angustias. La imagen que podemos observar es una evolución de una primitiva Dolorosa de 1565 atribuida a Gaspar Becerra (1520 – 1568) que, después de  sucesivos cambios, adquiere la forma actual tras una actuación del gran escultor Duque Cornejo en 1718. La corona que lleva la Virgen fue una donación de la reina Isabel II en 1846. Otras esculturas que encontramos son: San José con el Niño. En las calles laterales encontramos Santa Úrsula y Santa Susana (titulares de la primitiva ermita que se levantó en este lugar), San Nicolás de Bari y San Lorenzo (santo preferido por Felipe II, rey que cedió los terrenos para construir la iglesia)El segundo cuerpo del retabo, separado del primero por un entablamento, es de madera, semejando las piedras jaspeadas del cuerpo inferior. Se hizo de madera porque, al estar la cabecera de la iglesia pegando al río Darro, cedieron los cimientos y hubo que aligerar de peso el retablo. El segundo cuerpo representa el lugar simbólico del cielo. En él encontramos la figura del Padre, la Paloma, símbolo del Espíritu Santo y a Cristo arrodillado rodeado de los símbolos de la Pasión. Culminando todo se ecuentra la corona real, que se colocó cuando el rey Fernando VI tomó bajo su protección a la Hermandad de la Virgen de las Angustias. El retablo es una de las grandes joyas del barroco andaluz.

No podemos terminar nuestra visita a la Basílica sin adentrarnos en el patio, en el que encontramos una pequeña capilla en lo que era la puerta lateral de la iglesia, en la que hay un Cristo Crucificado muy venerado por los granadinos

Virgen de las Angustias
Cristo. Virgen de las Angustias. Granada. Foto: Francisco López

y  la sacristía, que en su origen fue capilla, donde encontramos dos obras importantes: un Ecce Homo de la escuela granadina y un Cristo Crucuficado atribuido a Pablo de Rojas y que, para los expertos, es uno de los más valiosos de la imaginería granadina.

Virgen de las angustias
Sacristía. Virgen de las Angustias. Granada. Foto: Francisco López
Virgen de las Angustias
Crucificado de Pablo de Rojas. Virgen de las Angustias. Granada. Foto: Francisco López

La fiesta de la Virgen de las Angustias se celebra el 15 de septiembre, día de la Virgen de los Dolores. Este día los granadinos/as, las instituciones públicas, cofradías, asociaciones de vecinos, etc. hacen una ofrenda floral, engalanando la fachada de la Basílica. La Procesión de la Virgen de las Angustias por las calles céntricas de la ciudad se celebra el último domingo de septiembre

El Camarín de la Virgen se puede visitar de manera gratuita. Hablen en la sacristía con el sacristán o el encargado. Se puede ver entre una misa y otra. El horario es el siguiente:

Martes: 18 – 19;30

Miércoles: 11;30 – 12 y 12,30 – 13

Jueves: 11,30 – 12, 12,30 – 13   y  18 – 19,30

Viernes: 11,30 – 12 y 12,30 – 13

Las horas de la mañana están sujetas a la duración de las misas.

Aquí termina nuestra ruta. Hemos descubierto que Granada no es solamente Alhambra, Albaicín, Capilla Real y Catedral. Os invito a que os toméis el tiempo suficiente para disfrutar de esta maravillosa ciudad y de su arte.

Ruta del Barroco I

                                                       Ruta del Barroco I

La Cartuja de Granada 1 003
La Cartuja de Granada. Foto: Francisco López

Vamos a comenzar nuestro recorrido por el barroco granadino en la Cartuja. Entiendo que , para los que vienen con poco tiempo para ver la ciudad, la Cartuja esté un poco a tras mano, pero os aseguro que, si la visitáis, saldráis impresionados. Es de los ejemplos barrocos más impresionantes que podéis ver. Os advierto que  en el monumento no todo es barroco. Su origen es renacentista, con toques del último gótico en España.

Me he permitido, antes de empezar la visita, hacer una referencia a la historia y vida  de los cartujos para entender mejor lo que uno se encuentra, a pesar de que se ha perdido mucho de lo que era la cartuja en su momento de esplendor

Origen, organización y vida de los cartujos

Los Cartujos nacen en 1084 en la Gran Chartreuse, paraje cercano a Grenoble, y la orden fue fundada por San Bruno, bajo la protección del obispo San Hugo de Grenoble.

Para entender su vida, hay que saber cuál es su fin primordial: la contemplación en una vida monástica de oración pura y continua.

Los monjes cartujos guardan los tres votos propios de toda orden religiosa: pobreza, castidad y obediencia; pero tienen dos votos más: la estabilidad en el monasterio y el de conversión de costumbres.

Hay dos clases de monjes: los padres cartujos, que reciben la ordenación sacerdotal y los hermanos cartujos, que no la reciben. Dentro de los hermanos tenemos a los conversos, que hacen profesión de votos; y los hermanos donados, que no hacen votos solemnes de por vida.

Las cartujas requieren gran extensión de terreno ya que los monjes son eremitas que viven en comunidad. Viven una vida solitaria y común.

Todas las cartujas tienen:

Un claustro donde se agrupan las celdas.
Lugares comunes: cocina, refectorio, sala capitular, etc.
Lugares que producen ruido: talleres de carpintería, forja, etc.

La vida del cartujo viene regulada por los oficios religiosos que marcan el ritmo fundamental de la jornada diaria.

Prototipo del horario de un cartujo

23:30 Levantarse. Oración en la celda.
0:15 Maitines y Laudes. Entre dos y tres horas.
6:30 Levantarse.
7:00 Prima – Ángelus.
8:00 Misa conventual.
10:00 Tercia.
12:00 Ángelus – Sexta. Comida y tiempo libre.
14:00 Nona. Trabajo manual y estudio.
16:00 Vísperas en honor de la Virgen.
16:15 Vísperas, colación, lectura, oración.
18:45 Ángelus – Completas.
19:30 Acostarse.
Un padre cartujo dedica 14 horas a la oración y al estudio. El hermano cartujo dedica 7 horas al día a los trabajos u oficios manuales.
En la actualidad existen 19 casas con 370 monjes y 5 casas con 75 monjas
En España tenemos:
Casas de monjes: Cartuja de Miraflores (Burgos).
Cartuja de Porta Coeli (Valencia).
Cartuja de Montalegre (Barcelona).
Casas de monjas: Benifassa.

LA CARTUJA DE GRANADA

Nombre: Cartuja de Nuestra Señora de la Asunción
El Gran Capitán (Gonzalo Fernández de Córdoba, 1453 – 1515) cedió unos terrenos para su construcción en el Cerro de Aynadamar. Como no se utilizaron posteriormente, el Gran Capitán se desentendió de la obra.

Cartuja de Granada
Cartuja de Granada. Foto: Francisco López

La construcción comenzó en 1506, pero los trabajos se interrumpieron pronto, y se reanudaron en 1516. El proceso de construcción duró tres siglos. Estuvo habitada hasta 1835, año en que comienzan las desamortizaciones y se abandonaron muchos conventos y monasterios de clausura.

ENTRADA
La entrada es de estilo plateresco, del siglo XVI. Da acceso a un patio o compás, donde destaca un empedrado granadino del siglo XVI. Encima de la puerta encontramos una imagen de la Virgen, a la que está dedicada la cartuja.

La Cartuja de Granada
Entrada de la Cartuja. Granada. Foto: Francisco López

IGLESIA
Fue construida en el siglo XVI, pero transformada a lo largo del tiempo.
Consta de tres partes:

Primera parte: estaba reservada al pueblo. Se accede a ella por la portada exterior, de estilo neoclásico, realizada en 1794 por Joaquín Hermoso, con una hornacina en la que vemos a San Bruno, fundador de la orden cartuja.

Cartuja de Granada.
Cartuja. Puerta de acceso a la Iglesia. Granada. Foto: Francisco López

Segunda parte: estaba reservada a los legos. Se accede a ella por el claustrillo y está separada de la zona de los padres por una puerta, que semeja un retablo, realizada por José Manuel Vázquez. En ella encontramos dos cuadros del hermano cartujo Sánchez Cotán: El Descanso en la Huida a Egipto y El Bautismo de Cristo.

Cancela zona de Legos

Interior de la iglesia. Cancela que separaba a legos y padres. Cartuja. Granada

Tercera parte: era la zona de los padres cartujos. Aquí, como en el resto de la iglesia, los paramentos y los techos están recubiertos de yesos. También hay una colección de cuadros con escenas de la Virgen del pintor Atanasio Bocanegra, S.XVII, discípulo de Alonso Cano

Iglesia de la Cartuja. Zona de Padres. Granada. Foto: Francisco López

La parte más importante de la iglesia es la cabecera en la que podemos distinguir dos espacios:

El Presbiterio, donde se encuentra el Altar Mayor con un altar baldaquino del siglo XVIII de Francisco Hurtado, y, en el que destaca, una Asunción de José de Mora.

El Sagrario o Sancta Sanctorum de Francisco Hurtado Izquierdo.

                                                         Sancta Sanctorum. Sagrario. Cartuja de Granada

A los lados del Sagrario aparecen figuras de las Virtudes. En la cúpula encontramos una pintura al fresco de Antonio Palomino, siglo XVIII, en la que se representa El Triunfo de la Iglesia Militante, de la Fe y la Vida Religiosa. En los intercolumnios encontramos cuatro esculturas: San José y San Bruno de José de Mora, María Magdalena de Duque Cornejo y San Juan Bautista de José Risueño. A los lados de El Sagrario existen dos capillas decoradas por Duque Cornejo y Sánchez Cotán.

SACRISTÍA

Sacristía Cartuja de la Asunción. Granada

Sacristía Cartuja de Granada. Francisco López

La sacristía es uno de los elementos más espectaculares de La Cartuja.
Tiene planta rectangular dividida en cuatro tramos coronados con bóvedas. No se sabe con certeza quién fue su autor. Algunos se la atribuyen a Francisco Hurtado. La estructura de la sacristía se comenzó en 1732 y su decoración de yeserías se realizó entre 1736 y 1745.
El retablo que preside la sacristía se realizó en 1780 en mármol de Lanjarón y en él destacan las esculturas de San Bruno y La Inmaculada.

Las pinturas de la bóveda son de Tomás Ferrer, siglo XVIII.
Las cajoneras, una obra maestra de taracea, son del lego Manuel Vázquez.

CLAUSTRILLO
El espacio que centra las dependencias que se conservan, se le conoce como el Claustrillo, porque el gran claustro, en torno al cual estaban las celdas de los monjes, ha desaparecido.
Este claustrillo es de las primeras construcciones del edificio que se hicieron en el siglo XVI. Fue proyectado y realizado por Fray Alonso de Ledesma. Está centrado por una fuente y sus laterales son unas galerías sostenidas por arcos de medio punto apoyados sobre columnas dóricas.

REFECTORIO
El refectorio era el lugar donde, en silencio y escuchando lecturas piadosas desde un pequeño púlpito, comían los monjes. Tiene forma rectangular y está cubierto con bóvedas ojivales, lo que nos indica que su construcción es de principios del XVI, concretamente de 1531. De sus paredes cuelgan una serie de lienzos salidos de la paleta del lego cartujo Fray Juan Sánchez Cotán. A los visitantes les llama la atención la cruz que preside el refectorio que tiene una perspectiva tan lograda que parece una cruz de madera y, sin embargo, es una pintura mural.

                                                Refectorio. Cartuja de Granada

SALA DE PROFUNDIS
La sala se llama así porque en ella era donde los frailes hacían penitencia. Está presidida por un retablo de San Pedro y San Pablo realizado por Sánchez Cotán en 1600.

SALA CAPITULAR DE LEGOS                                                                          Como vimos al principio cuando hablábamos de la Orden Cartuja, existían Legos (no sacerdotes) y Padres (ordenados sacerdotes). En esta sala se reunían los Legos para hablar de lo relativo a su vida dentro del monasterio

SALA CAPITULAR DE PADRES
Es la zona más antigua de la Cartuja, 1517. Está cubierta con bóveda de crucería y en ella encontramos unos lienzos de Vicente Carducho.

                                           Sala Capitular. Cartuja de Granada

GALERÍA DEL PATIO
Lo más llamativo de ésta son las pequeñas capillas que hay en el lado de cerramiento de la iglesia. Aparecen unos Ecce Homo esculpidos en barro policromado hacia 1600 por los Hermanos García (Jerónimo, Francisco y Miguel) que, según parece, eran canónigos de El Salvador.

                                       Ecce Homo. Hnos García. Cartuja Granada

También hay una Virgen con el Niño de José Risueño, discípulo de Alonso Cano, de finales del XVII y principios del XVIII.

Horario: del lunes a domingo de 10:00 a 13:00 y 16:00 a 20:00 horas. Actualmente, con la COVID 19, solamente hay visitas por la mañana. Llamen y pregunten el horario

Precio 5 euros la entrada general. Niños menores de 10 años, gratis. Estudiantes 3,5 Euros

Teléfono: 958 16 19 32

Cómo llegar: Con el nuevo sistema de autobuses tienen que informarse bien dónde cogerlos. Llegan los nºs U1, U2, U3, N7. Indíqueselo al conductor

Los jueves de 16:00 a 19:30 horas se puede hacer la visita gratuita. Para gestionarla, entren ustedes en la página diócesisgranada.es, apartado Patrimonio cultural, Reservas de visitas turísticas gratuitas y, a partir de ahí, sigan las indicaciones que les vayan dando. Las entradas hay que validarlas en la Agencia de viajes San Cecilio que se encuentra antes de entrar en la Plaza de Alonso Cano

Está prohibido hacer fotos en el monumento, salvo en el claustrillo, por lo que notarán que faltan fotos de algunos lugares., sólo he tomado algunas  de internet. Se notan que están mejor que las mías.

Terminada la visita a la Cartuja hay que volver a los Jardines del Triunfo. Podemos hacerlo en autobús o dando un pequeño paseo (entre 10 y 15 minutos). Si vamos andando, al salir de la Cartuja tomamos la calle, a mano izquierda, que nos llevará a la antigua carretera de Murcia, cruzamos y, por la calle Real de Cartuja, llegamos al Hospital Real. Bajando por la C/ Hospicio, la que da a la fachada principal del Hospital Real,  encontramos  los Jardines del Triunfo.

Triunfo,
Jardines del Triunfo. Granada. Foto: Francisco López

En los Jardines del Triunfo hay una columna conmemorativa dedicaca a la Inmaculada. Este tipo de columnas reciben el nombre de Triunfo porque hacen referencia al “triunfo” de la Virgen sobre el pecado (eso es el dogma de la Inmaculada, dogma que siempre fue apoyado desde España, antes de que fuera proclamado por la Iglesia en el siglo XIX)

El monumento nos presenta la Virgen coronada(lleva puesta la corona imperial) y rodeada de rayos (piezas metálicas que han perdido su brillo original.

Jardines del Triunfo
Virgen. Triunfo. Granada. Foto: Francisco López

El 2 de septiembre de 1618 (como consta en una inscripción) se aprobó la construcción de monumento por los Cabildos de la ciudad y de la catedral.  El escultor Alonso de Mena empezó su construcción en 1626 y el año 1631 fue consagrado. Su ubicación original fue en el Campo del Triunfo, cerca de la Puerta de Elvira.

En el programa iconográfico que adorna el monumento se alude a la historia eclesiástica de Granada (aparecen los primeros obispos de la ciudad: San Cecilio y San Tesifón) y a la hispánica (aparece el apóstal Santiago).

Es interesante observar la decoración que tiene desde la base a la parte superior.

Granada fue la primera ciudad española que hizo juramento de defender la verdad teológica de la Inmaculada Concepción y, con tal motivo, erigió este monumento. Este monumento se convirtió en el primero del mundo consagrado a la Inmaculada.

Está inspirado en las columnas conmemorativas de la antigüedad clásica y, para su construcción, se utilizó mármol, piedra y metal. Tiene una altura de 12 metros.

Su ubicación original, como he dicho antes, estuvo cerca de la Puerta de Elvira, pero en los años 50 del siglo XX se remodelaron los jardines después de la demolición de la antigua plaza de toros que estaba en este lugar y se trasladó el monumento a su emplazamiento actual. El monumento centra todo el espacio, teniendo un telón de fondo excepcional: el Hospital Real y la Fuente de luz y agua. Por la noche nos deja una postal estupenda.

Terminada la visita al monumento, por la c/ Hospicio salimos a la acera de San Ildefonso y, en dirección a la Puerta de Elvira, encontramos la Iglesia de San Ildefonso, nuestra última visita en esta ruta

Iglesia de San Ildefonso copia
Iglesia de San Ildefonso. Granada. Foto: Francisco López

Esta iglesia, construida entre 1553 – 1559 bajo la dirección de Cristóbal de Barreda, es de estilo renacentista pero con una gran influencia del estilo mudéjar. ¿Por qué la incluimos en la ruta del Barroco? Porque en su interior encontramos uno de los mejores retablos barrocos de la ciudad y una serie de capillas en la que han dejado su impronta grandes escultores granadinos, o sus escuelas, de los siglos XVII y XVIII: José Risueño, Pablo de Rojas, Torcuato Ruiz del Peral, José de Mora, Diego de Mora, Alonso de Mena.

La portada es obra de Juan de Alcántara realizada entre 1554 – 55, sobre diseño de Diego de Siloé. En ella aparece San Ildefonso recibiendo la casulla de manos de la Virgen.

Iglesia de San Ildefonso
Iglesia de San Ildefonso. Portada. Granada. Foto: Francisco López

La iglesia consta de una nave y capillas laterales. La nave está cubierta por un artesonado mudéjar, muy propio de las iglesias granadinas del siglo XVI. El artesonado de la Capilla Mayor es ochavado y de él cuelga un gran racimo en el centro.

Lo más interesante, desde el punto de vista del arte barroco, es el retablo de la Capilla mayor

Iglesia de San Ildefonso
Retablo de San Ildefonso. Granada. Foto: Francisco López

La capilla Mayor, zona donde se encuentra el altar, está separada de la nave central por un  arco toral, que semeja un gran arco de triunfo.

El retablo, estructuralmente (lo que es la composición), fue realizado por Blas Moreno, pero las esculturas son de uno de los grandes escultores granadinos del barroco: José Risueño, que las realizó en 1717.

El retablo titular hasta el siglo XVIII lo ejecutó el padre de Alonso Cano, Miguel Cano entre 1603 – 05. Actualmente se encuentra en la Capilla de San Ildefonso, dentro de la iglesia

El retablo está dividido en dos grandes cuerpos (los cuerpos en los retablos son las divisiones horizontales, mientras que las calles son las divisiones verticales) separados por una amplia cornisa.

En el primer cuerpo, dividido en tres calles, encontramos entre los intercolumnios de las calles laterales las esculturas de Santa Inés y Santa Catalina con la palma, símbolo del martirio. En la calle central se encuentran las tallas de San José (izquierda) y San Antonio Abad (derecha), dos buenos ejemplos del naturalismo propio del barroco. En la parte central, sobre el sagrario, se encuentra un Manifestador para la exposición del Santísimo Sacramento.

  San Antonio Abad. José Risueño

En el cuerpo superior sobresale, bajo un gran arco, un grupo escultórico muy teatral y, por tanto, muy barroco, que representa la imposición de la casulla a San Ildefonso por la Virgen María.

Iglesia de san Ildefonso

Retablo de San Ildefonso. Cuerpo superior. Granada. Foto: Francisco López

Todo el conjunto se remata con una decoración exuberante compuesta por guirnaldas, cabezas de ángeles, hojas, vides, pámpanos, estípites.

Las capillas laterales merecen una visita. Tendréis una gran ayuda en las pequeñas cartelas que hay en cada una de ellas y que nos explican un poco a quién están dedicadas y quiénes son los autores o escuelas a las que pertenecen las esculturas que aparecen en ellas.

De las Capillas laterales quiero destacaros la primera que hay, entrando,  a mano derecha: la Antigua capilla Bautismal, porque en ella fue bautizado, en el año 1601, el gran maestro del barroco granadino, Alonso Cano Almansa (19 de marzo de 1601 – 3 de octubre de 1667), de cuya escuela salieron: Juan de Sevilla, Atanasio Bocanegra, José Risueño, Pedro de Mena, José de Mora, etc. En esta capilla llama la atención una carroza barroca de 1765 en la que se llevaba el Santo Viático (la comunión) a los enfermos, en las grandes fiestas y en tiempo de Pascua

Aquí lleváis alguno de los detalles que podéis encontrar en las capillas laterales y el coro.

Esta iglesia es uno de los tesoros que tiene Granada y que pocos granadinos y visitantes disfrutan de él. Espero que, después de haberla visto, tengáis la misma opinión que yo:¡Vale la pena verla!

Aquí termina nuestro primer recorrido sobre el barroco granadino. Espero que lo hayáis disfrutado.

Barroco granadino

San Juan de Dios
Retablo de San Juan de Dios. Granada. Foto: Francisco López
Granada y el arte Barroco
 
 Granada se ha convertido en un referente artístico y cultural a nivel nacional e internacional. No solo tenemos arte musulmán (Alhambra, Generalife), gótico (Capilla Real, Santa Isabel la Real y algunas iglesias del Albaicín y Realejo), mudéjar (Iglesias del Albaicín), renacimiento (Catedral, Hospital Real, palacios, conventos, iglesias). Granada también es una ciudad barroca, y el barroco granadino es tan importante en la historia del arte español que monumentos (la Cartuja, la fachada de la Catedral, San Juan de Dios) como artistas (Fray Sánchez Cotán, Alonso Cano, José de Mora, José Risueño, Díaz del Peral, Atanasio Bocanegra, etc.) están en todos los libros de texto. Los que hayáis estudiado arte recordaréis que, cuando se estudia la escultura barroca española, se hace referencia a dos escuelas: la castellana (Gregorio Fernández, Valladolid) y la escuela andaluza, con dos núcleos: Sevilla (Martínez Montañés) y Granada (Alonso Cano)
Mi objetivo en este apartado del bloc es hablar del Barroco en la ciudad de Granada. Para ello voy a organizar dos rutas: una, un poco periférica, que abarca La Cartuja, Fuente del Triunfo y San Ildefonso, y otra, por el centro, que irá desde San Juan de Dios a la Basílica de la Virgen de las Angustias.
 

 

Bares y Restaurantes

Mi idea no es dar a conocer los restaurantes que aparecen en las guías turísticas y que ofrecen como atractivo principal las vistas de la Alhambra, caso del Carmen Mirador de Aixa, Las Tomasas restaurante, Mirador de Moraima, Juan Ranas, el nuevo que van a abrir Bajo de Guía, o los que se encuentran situados en el Paseo de los Tristes y en el entorno de Plaza Nueva. Lo que pretendo es darles a conocer algunos sitios en la parte alta del Albaicín donde puedan sentarse a tomar una cerveza o un vino con su buena tapa, tomarse una raciones variadas o comer tranquilamente

La “Entraiya” Taberna – comedor

Este bar, situado en la C/ Pagés nº 15, abrió en el año 2002. Sus dueños, Rafa y Mari Carmen, tienen una larga tradición en el campo de la restauración ya que están relacionados, familiarmente, con una de las instituciones gastronómicas del Albaicín: “Casa Torcuato”.

El establecimiento consta de barra y comedor en una sola planta. Desde la barra se puede observar cómo se trabaja en la cocina, ya que es una cocina abierta hacia el  público.

Una de las cosas que más me gusta es el ambiente que se encuentra uno dentro. Los clientes , en su inmensa mayoría, son albaicineros de toda la vida por lo que es muy fácil entablar con ellos conversación. La confianza entre los dueños y los clientes es mutua.

Rafa y Mari Carmen, en la cocina, y Antonio, en la barra, son el alma mater del establecimiento. Los podéis saludar en mi nombre (Paco, el señor que viene andando desde la estación de autobuses)

El establecimiento es ideal para tomarse unas cervezas, refrescos o vinos con las típicas tapas granadinas de pescado, berenjenas, patas de calamar, albóndigas con patatas fritas, etc. todas ellas servidas abundantemente. También podemos pedir unas raciones de una carta amplia, destacando sus generosas y exquisitas frituras mixtas de pescado

Si queremos hacer algo más formal, podemos pasar al comedor donde también les van a atender perfectamente y donde podrán encontrar, a parte de un menú del día compuesto por dos platos a elegir entre una gama bastante amplia, pan, vino y postre, una carta abundante destacando los guisos caseros, en los que me insistió mucho Rafa.

Horario: De miércoles a domingo de 11:00 a 16:30 horas

Viernes tarde a partir de las 20:30 horas

Sábado tarde a partir de las 21 horas

Cerrado lunes y martes

 

Horno de Paquito

Este establecimiento inició su actividad en el año 2000. Anteriormente fue un horno de pan durante casi 100 años. Su primer dueño fue D. Francisco Fernández. Actualmente los dueños son los hijos e hijas de Francisco. Después de leer estas primeras líneas se habrán dado cuenta del porqué del nombre.

Esta ubicado en una de las plazas más conocidas del Albaicín: la Plaza Aliatar. En esta plaza hay otros dos bares

El establecimiento consta de una zona interior y una terraza instalada en la misma plaza. No tiene comedor propiamente dicho, ya que no se ofrecen comidas.

La terraza es un lugar agradable donde sentarse, oyendo el rumor del agua de la fuente que centra la plaza,  y tomar algo con su correspondiente tapa o ración. En muchas ocasiones, la gente que se sienta en las terrazas está acompañada por la música de artistas callejeros

Cuando estuve hablando con una de las hijas de D. Francisco para que me comentara las tapas y raciones que ella consideraba como la especialidad de la casa, me destacó lo siguiente:

Tapas: Caracoles, patatas bravas y pescado frito

Raciones: Manitas de cerdo, rabo de toro y medallones de merluza con gambas y almejas

Horario: de 12 a 24 horas

 

 

 

Gran VÍA

                                                                 BREVE HISTORIA

gran Vía 4 004
Gran Vía de Colón. Granada. Foto: Francisco López

Esta gran infraestructura, que modificó el centro urbano de Granada, hay que enmarcarla dentro de los grandes proyectos urbanísticos desarrollados en distintas ciudades españolas (Madrid, Barcelona, Bilbao, Valencia, Zaragoza, Málaga, etc.) para adaptarse al crecimiento de las ciudades, como consecuencia de la Revolución Industrial. Concretamente, la Gran Vía granadina está ligada al desarrollo de la industria azucarera por los alrededores de la ciudad.

El artífice de la idea de crear esta Gran Vía fue el Presidente de la Cámara de Comercio local D. Juan López-Rubio Pérez, emparentado con la familia Rodríguez-Acosta, banqueros granadinos. La idea era sustituir la calle Elvira, la principal arteria de la ciudad antigua, por una de mayores dimensiones que uniera la estación ferroviaria de Andaluces (construida en 1874) con una futura estación que pusiese en contacto la capital granadina con la costa (este proyecto no se llevó a efecto), al mismo tiempo que sirviera para sanear el centro de la ciudad.

La Cámara de Comercio aprobó el proyecto en 1890, el Ayuntamiento en 1891, y el Gobierno Central lo declaró de utilidad pública en 1894. El proyecto consistía en una gran avenida de 821 m. de largo, 20 m. de ancho y un espacio de 20 m. a cada lado de la calle para nuevas construcciones. El dinero para su apertura lo aportaron el Ayuntamiento y la Sociedad Anónima la Reformadora Granadina, creada, fundamentalmente, con capital de los industriales azucareros.

El proyecto, que, en general, fue bien acogido por los ciudadanos, contó con la oposición y crítica de personajes importantes de la ciudad. Entre los que destacamos a Ángel Ganivet, quien, en su libro Granada la Bella (escrito en 1896), critica la ciudad moderna; D. Manuel Gómez-Moreno, pintor y arqueólogo, y D. Francisco de Paula Valladar y Serrano, periodista, historiador, novelista y cronista de la ciudad. Estos dos últimos se opusieron por el daño irreparable que ocasionaba la apertura de la calle al patrimonio artístico e histórico de la ciudad ya que dividía la antigua medina musulmana y suponía la desaparición de edificios históricos como el Palacio de Cetti Meriem o Casa de los Infantes (derribado en 1895), la Casa de Diego de Siloé (derribada en 1899), la Casa del Marqués de Falces, el Colegio de San Fernando (derribado en 1918), el Colegio Eclesiástico y la Casa de los Seises, estos tres últimos anejos a la catedral.

También se produjo un cambio social, ya que las clases populares que habitaban la zona: jornaleros, artesanos, agricultores, modistas, etc., se vieron desplazados por sedes de bancos, sedes de las industrias azucareras, profesionales liberales, comerciantes, militares, etc.

La calle se abrió entre 1895 y 1903 y la mayor parte de los edificios se construyeron entre 1897 y 1933. En los años 60 y 70 del siglo XX se construyeron algunos edificios que rompieron la estética de la calle, siendo la mayor barbaridad la construcción del edificio del Banco Santander situado detrás del monumento a Isabel la Católica y que ha roto la perspectiva que se tenía desde la Gran Vía sobre Sierra Nevada. La última remodelación (ampliar aceras, reducir tráfico y nueva iluminación) ha intentado recuperar la calle para que los granadinos y los visitantes de la ciudad puedan pasear.

La tipología de los edificios es muy variada. La mayor parte de ellos tiene un uso residencial, pero también encontramos sedes bancarias, servicios administrativos y edificios religiosos.

Las construcciones  no presentan un estilo homogéneo y predomina una mezcla de estilos. Hay edificios de influencia francesa (edificios de la caja Rural o Cortefiel); otros de estilo historicista: neoplateresco (Palacio Müller), neogótico (Iglesia del Sagrado Corazón o fachada del Convento de Santa Paula), neoclásicos (Banco de España) y modernista (la mayor parte de las viviendas). De los edificios levantados en los años 60 y 70, ¿Qué vamos a decir de ellos? Ustedes mismos se darán cuenta que desentonan en el conjunto de la calle.

Después de esta breve visión histórica, vamos a empezar nuestra ruta. Lo más lógico sería comenzar por la Plaza de Isabel la Católica, el principio de la calle, pero comenzamos en los Jardines del Triunfo para que, cuando terminen, puedan tomar algo, si les apetece, en el entorno de Plaza Nueva o de Puerta Real o sigan su visita por el centro de la ciudad.

          Los Jardines del Triunfo.

Empezamos haciendo una referencia al lugar del que partimos. Lo que hoy llamamos Jardines del Triunfo formaban parte de un amplio espacio que, en época musulmana, era un cementerio o rauda rodeado de murallas y unido al recinto amurallado del Albaicín, junto a la Puerta de Elvira.

Tras la conquista de la ciudad desaparece el cementerio y se va urbanizando la parte derecha del mismo; ejemplos de esto son el Convento de la Merced y la Iglesia de San Ildefonso. Hasta el siglo XIX se celebraban grandes fiestas en este lugar.

Durante la dominación francesa (principios del siglo XIX), el reinado de Fernando VII y hasta 1840, era lugar de ejecuciones públicas y aquí se fusiló y ahorcó a numerosos patriotas. El caso más señalado fue el de Mariana Pineda que fue ejecutada a garrote vil el 16 de mayo de 1831. En la conocida como Plaza de la Libertad, a espaldas de la antigua Escuela Normal de Maestros, se encuentra la Cruz de Hierro del Patíbulo de Mariana Pineda.

Plazas de granada
Plaza de la Libertad. Monolito en memoria de Mariana Pineda. Granada. Foto: Francisco López

En 1856 se transformó este espacio en un parque con jardines y fuentes, pero la apertura de la Gran Vía (1895 – 1903) y la construcción de la Escuela Normal de Maestros (1924 – 33) acabó por destruir los jardines del Triunfo, dando lugar a varios espacios: Plaza del Triunfo (cerca de la Puerta de Elvira), Plaza de la Libertad (detrás de la Escuela Normal) y los actuales Jardines del Triunfo.

      Los Jardines del Triunfo se crearon en el solar de la antigua plaza de toros (la 2ª plaza que tuvo Granada). Esta Plaza de toros fue inaugurada el 1880 y durante algunos años coexistió con la plaza neomudéjar actual (inaugurada en 1928) y fue derribada en 1948.
Después de la celebración en Granada del Congreso Eucarístico Nacional en mayo de 1957, se remodelaron los Jardines. El aspecto que presentan actualmente es algo posterior.

Triunfo,
Jardines del Triunfo. Granada. Foto: Francisco López

Todas las calles interiores desembocan delante del Monumento a la Inmaculada (el Triunfo de la Virgen sobre el pecado), que es el que centra todo el espacio (si queréis saber más del monumento podéis buscar la 1º ruta del barroco granadino y en ella encontraréis amplia información del mismo). El monumento se trasladó aquí desde su emplazamiento anterior en la Plaza del Triunfo, cerca de la Puerta de Elvira. Los jardines actuales se inauguraron en 1960.

Como telón de fondo tenemos el extraordinario Hospital Real (sede del rectorado y los servicios centrales de la Universidad de Granada) y la Fuente del Triunfo, fuente de colores, de 75 metros de larga.

En la esquina de la derecha tenemos un monumento a San Juan de Dios, inuagurado en el año 2000

Triunfo,
Monumento a San Juan de Dios. Jardines del Triunfo. Granada. Foto: Francisco López

Una imagen que no se olvida es la de  los Jardines del Triunfo de noche, con la fuente funcionando y el Hospital Real iluminado.

Triunfo
Fuente del Triunfo. Granada. Foto: Francisco López

Entramos en La Gran Vía (su nombre oficial es Gran Vía de Colón) y nos encontramos dos monumentos al saber muy queridos por los granadinos: El Instituto Padre Suárez (derecha) y la antigua Escuela Normal de Maestros (hoy edificio administrativo de la Junta de Andalucía) a la izquierda.

          Instituto Padre Suárez

El Instituto fue creado en 1845 adscrito a la Universidad de Granada y es el más antiguo de la ciudad. En su primera etapa estuvo ubicado en el Colegio Mayor San Bartolomé y Santiago, posteriormente se trasladó al edificio del actual Conservatorio Superior de Música, las dos ubicaciones muy cerca de la universidad, ya que la Universidad, en esos momentos, tenía su sede en la actual Facultad de Derecho, al lado de la iglesia de San Justo y Pastor.

Ante la falta de espacio, se piensa en la creación de un edificio nuevo. Se eligen para ello unos terrenos en la Gran Vía. En 1904, con la llegada a la ciudad de Alfonso XIII, se coloca la primera piedra y, después de varias vicisitudes, se ocupa el edificio el 10 de enero de 1918, aunque no se termina hasta 1923. El 11 de enero de 1934 se decide ponerle el nombre de Padre Suárez y el 13 de febrero fue autorizado en la Gaceta de Madrid

GranVía,
Instituto Padre Suárez. Gran Vía. Granada. Foto: Francisco López

El principal arquitecto que intervino en el proyecto y la ejecución del mismo fue Fernando Wilhelmi Manzano. El edificio, desde el punto de vista artístico, combina elementos historicistas (Renacimiento y Barroco) con elementos modernistas de influencia catalana. Su interior se organiza en torno a dos grandes patios. El vestíbulo y la escalera central son monumentales.

De las dependencias interiores destacan: el Salón de Actos, la gran Biblioteca, con fondos bibliográficos que van del siglo XVI hasta el siglo XX, y su Museo de Ciencias Naturales, de 220 m2, inaugurado en Febrero de 1997, y que es un motivo de orgullo para el centro (durante un tiempo fue el mejor museo de Ciencias Naturales de Andalucía).

También conserva una importante colección de retratos y cuadros de diversa temática. En muchos casos, son donaciones de los profesores de dibujo del propio centro.

Entre sus alumnos más ilustres podemos destacar: Ángel Ganivet, Federico García Lorca, Francisco Ayala, Emilio Orozco, Elena Martín Vivaldi, etc.

Una curiosidad: los escudos que coronan la portada fueron manipulados durante la 2ª República para borrar la Flor de Lis, símbolo de la monarquía borbónica, y la corona, para sustituirlos por la corona y castillos republicanos

gran Vía
Fachada. Instituto Padre Suárez. Detalle. Granada. Foto: Francisco López

          La Escuela Normal de Maestros

Triunfo,
Escuela Normal de Maestros. Delegaciones de la Junta. Gran Vía. Granada. Foto: Francisco López

La Escuela Normal de Magisterio se creó el 30 de septiembre de 1846 como Escuela Normal – Seminario de Maestros de Instrucción Primaria de la Provincia de Granada. Después de pasar por distintas sedes, con la reforma de los estudios de magisterio de 1931, que unificaba las normales masculina y femenina, se decide hacer una nueva, y se elige como lugar la ubicación actual, al final de la Gran Vía.

Las obras comenzaron en 1924 con proyecto del arquitecto Antonio Flores y con la dirección de obra del arquitecto granadino Leopoldo Torres Balbás. En el curso 1933 – 34 fue inaugurada por el presidente de la República Niceto Alcalá Zamora, y comenzó a funcionar el 1 de octubre de 1933.

El edificio lo podemos enmarcar dentro de la corriente historicista de principios del siglo XX. En él se mezclan los elementos clásicos (la composición del conjunto y la distribución simétrica de los huecos) con los elementos de tradición mudéjar (elementos decorativos y el empleo del ladrillo). Hay que tener en cuenta que Leopoldo Torres Balbás era arquitecto conservador de la Alhambra. Su estética es muy diferente del resto de la calle.

El edificio consta de dos plantas y una tercera que viene representada por los torreones. El interior se estructura en torno a dos grandes patios.

El mobiliario fue diseñado por el artista y profesor de dibujo de la institución Hermenegildo Lanz (un instituto de Granada lleva su nombre).

Desde 1990 es un edificio administrativo en el que se encuentra la Delegación del Gobierno y la Delegación de Educación de la Junta de Andalucía.

          El Americano

Siguiendo nuestra ruta por la acera de la Escuela Normal, el siguiente edificio es uno de los más representativos de toda la calle. Le llaman el Americano porque,  un inmigrante, Juan Giménez Guerrero, que se había enriquecido en América (se le apodaba el americano), compró en 1910 el solar por 120.000 pesetas. En este espacio hay construidas tres casas independientes pero con una estética común. Su estilo modernista es muy cercano al modernismo catalán. Llama la atención su color y la combinación de líneas horizontales (las balaustradas de las ventanas) y verticales (los balcones, combinación de metal, madera y cristal). El edificio fue realizado por el arquitecto Francisco Prieto Moreno en el año 1912

Este edificio nos sirve para dar a entender en breves palabras lo que es el Modernismo. Este estilo artístico se encuentra a caballo entre los siglos XIX y XX. Es una manifestación burguesa con un componente ornamental muy fuerte inspirado en la naturaleza, la flora y la fauna, y en el que predominan las formas onduladas que transmiten fuerza y vitalidad. En lugar de copiar las formas clásicas (columnas, frontones, huecos simétricos, etc.) se busca la inspiración en las formas retorcidas de la naturaleza y la asimetría. Es un arte historicista en cuanto que sus edificios nos recuerdan a estilos anteriores: Románico, Gótico, Renacimiento o Barroco, pero tratados con una estética diferente. También se hace un uso, en algunos casos exagerado, de las escayolas y los materiales nuevos: hierro y cristal.

A partir de aquí, tanto a un lado como a otro de la calle, podemos ir admirando edificios de estética modernista. Aquí tenemos algunos ejemplos, además de los edificios de los que hacemos una breve reseña.

Verán ustedes que se van intercalando una serie de edificios que son fruto de la especulación urbanística a partir de los años 60 y que rompen la estética de la calle. Aquí van algunos ejemplos que no necesitan ningún comentario

Pasado el edificio del Americano nos encontramos con el Palacio Müller, hoy Subdelegación del Gobierno, antiguo Gobierno Civil.

 

gran Vía
Palacio Müller. Subdelegación del Gobierno. Gran Vía. Granada. Foto: Francisco López

Este palacio es obra del arquitecto granadino Ángel Casas Vílchez, arquitecto elegantísimo que solía dirigir sus construcciones con guantes y bastón. Esa elegancia personal la transmitió a la obra.

El edificio fue proyectado para los herederos de la familia Rodríguez – Acosta, emparentados con otra rica familia granadina, la familia López de la Cámara, aunque en realidad los que vivieron en ella fueron la familia Müller, propietarios de la azucarera de Santa Juliana, actual sede de la exposición de la Feria de Muestras de Armilla. Este edificio es conocido como “el palacio encantado” porque su propietario, D. Antonio Müller, se suicido en él, según la leyenda que corre por Granada, el día de su inauguración, la realidad es que fue posteriormente, parece ser que el motivo fue la defensa de su honor

La obra se realizó entre los años 1913 – 1916 y, como todas las obras de este arquitecto, tiene un marcado carácter historicista.

Su exterior representa un modelo clásico de estética plateresca y, hablar de plateresco, es hablar de una profusa decoración: medallones con cabezas humanas, grutescos (combinación de elementos vegetales, figuras humanas y seres mitológicos), decoración de candelieri (franjas con una típica decoración vegetal), mascarones en la fachada principal y cresterías con pináculos que rematan el edificio.

En su interior encontramos salones lujosamente decorados, una sala árabe de valor considerable, artesonados y obras de carpintería de calidad, azulejos, vidrieras, etc. (las últimas son concesiones al modernismo).

La familia Müller estuvo viviendo en el palacio hasta 1940, año en el que D. Antonio Gallego Burín, recién nombrado Gobernador Civil de Granada (antes había sido alcalde de la ciudad,1938-40 y luego sería de nuevo alcalde 1941-51), propuso su compra para sede del Gobierno Civil, que se encontraba en ese momento en una parte de la actual Facultad de Derecho.

El edificio se puede visitar, pero hay que solicitarlo con tiempo en las oficinas del propio edificio. Tiene una zona pública, como Subdelegación del Gobierno,  que es visitable, y otra privada, como residencia del subdelegado, que no se puede visitar.

Seguimos nuestra ruta admirando y  contemplando edificios a un lado y otro de la calle, antes de llegar a otro edificio notable: El Convento de Santa Paula, convertido en un Hotel de 5 estrellas.

El convento fue fundado a comienzos del siglo XVI (1531 – 1540). Sus fundadores fueron: D. Jerónimo de Madrid, Abad de Santa Fé, y, a la muerte de éste, D. Antonio de Vallejo, caballero granadino.. El convento fue ocupado en 1543 y, salvo algunos años, durante la desamortización y la 2ª república y la guerra civil, fue habitado  hasta el 1 de junio de 1977 en que las monjas lo abandonaron para trasladarse al Monasterio de San Jerónimo.

El nombre de Santa Paula viene del nombre de la fundadora de la Orden: Santa Paula, una patricia romana, que al enviudar conoció a San Jerónimo y los dos se establecieron en Belén donde fundaron un convento masculino y otro femenino (386). La organización actual de la orden procede del siglo XIV (15 de octubre de 1373).

El monasterio es de estilo renacentista – mudéjar, aunque la fachada de Gran Vía es de tipo historicista, neogótica, del siglo XX, proyectada por el arquitecto Juan Montserrat y Vergés, arquitecto que tiene varias obras en la Gran Vía.

El monasterio se fundó sobre la cesión de varias casas que posteriormente serán remodeladas o demolidas para adaptarse a las necesidades de sus moradoras, sobre todo para la construcción de la iglesia y el claustro con sus distintas dependencias: Refectorio, sala capitular, etc.

En su interior destaca el claustro renacentista, la iglesia, de planta de salón y cubierta de madera, y la casa morisca.

Delante del edificio hay una cartela que nos da una breve reseña del mismo. Pueden ustedes pasar y, si preguntan en recepción, les permiten ver el Claustro y el Patio morisco. La Iglesia es el comedor del Hotel

El siguiente edificio que nos llama la atención es la Iglesia del Sagrado Corazón o de los Jesuitas, ya que los miembros de esta orden religiosa son los que se encargan del culto en la misma.

Esta iglesia fue el primer edificio que se construyó en la Gran Vía. Se empezó en 1897 y se acabó en 1900. Su autor fue el arquitecto Francisco Rabanal Fariñas, que ya había trabajado para los jesuitas construyendo el Colegio Máximo de Cartuja (1894).

Este colegio, enorme construcción con exterior de ladrillo, actualmente está integrado en la Universidad de Granada.

La Iglesia está construida dentro del historicismo artístico que caracteriza a las obras  de finales del XIX y principios del XX, concretamente en estilo Noegótico (arcos apuntados y bóvedas nerviadas) con toque Mudéjar (uso del ladrillo exterior).

En la fachada destacan los tres arcos apuntados, realizados en piedra, que dan acceso al interior, el gran arco apuntado central con adornos góticos, y las torres realizadas en ladrillo y rematadas con piedra.

El interior es de una sola nave, con coro a los pies y cabecera poligonal, cubierta con bóvedas nerviadas.  Destaca la escultura del Cristo de la Buena Muerte del siglo XVII.

Es fácil acceder a su interior ya que está muchas horas abierta al culto, tanto por la mañana como por la tarde.

Siguiendo nuestro itinerario nos encontramos en el nº 23: la Tesorería General de la Seguridad Social, comúnmente llamada por los granadinos La Casa de la Perra Gorda.

Gran Vía
Casa de “la Perra Gorda”. Gran Vía. Granada. Foto: Francisco López

Este nombre popular le viene porque en las primeras cotizaciones del seguro de vejez al trabajador le correspondía pagar 10 céntimos al mes y eso le daba derecho a una pensión de 1 peseta al día a la hora de la jubilación. La moneda de 10 céntimos se creó en 1870, después de la Revolución Gloriosa de 1868 que derrocó a Isabel II. Esa moneda llevaba en el reverso un león, pero, por la impericia del grabador, parecía un perro famélico y la gente empezó a llamar a la moneda “la perra”. Para diferenciarla de la moneda de 5 céntimos, se le llamó “perra gorda” y a la moneda de 5 céntimos “perra chica”. Con la “perra gorda” pagaba el trabajador su cotización.

El edificio, artísticamente hablando, está entre la corriente historicista de principios del siglo XX y la nueva corriente racionalista. Después de mucho buscar, gracias a los fondos bibliográficos que se encuentran en el Palacio de los Condes de Gabia, he encontrado que su arquitecto fue José Fernández Fígares, aunque también intervino, de alguna forma, D. Hermenegildo Lanz, cuya  profesión era la de pintor y profesor de dibujo en la Escuela Normal de Maestros, donde diseñó el mobiliario del edificio.

Después de unos años cerrado, el edificio ha sido remodelado y adaptado a las necesidades actuales, abriendo sus puertas en 2007.

En el nº 20 de la calle encontramos el Hotel Fontecruz, establecimiento hotelero de lujo instalado en un edificio de estética renacentista en  un solar adquirido en 1899 por D. Francisco de Paula Barrecheguren Montagut (1881 – 1957). El 11 de febrero de 1901 se concedió la licencia de obras para poder construir en el solar y el 11 de diciembre de 1902 se terminó la construcción y se concedió la licencia de primera ocupación. El arquitecto que diseñó y dirigió la obra fue Juan Monserrat y Vergés, reconocido arquitecto que trabajaba en Granada. En 1907 sufrió una primera reforma dirigida por D. Juan Oliveras. La última remodelación, realizada en 2007 por los arquitectos Santiago Oliveras Contreras y Ángel Oliveras López, padre e hijo,  ha dado lugar al hotel actual

Gran Vía
Hotel Fontecruz. Gran Vía. Granada. Foto: Francisco López

Al hacer la remodelación, se encontró en el subsuelo una casa almohade del siglo XII con un nevero del siglo XVI para guardar nieve. Los restos arqueológicos son visibles a través de unos cristales de seguridad. No hace falta entrar al hotel para poderlos ver. Por las cristaleras que dan a Gran Vía se pueden observar.

Como me parecía extraño que un chaval de 18 años invirtiera en un proyecto de futuro como era la Gran Vía granadina, he investigado un poco y he encontrado respuesta a mis dudas en una biografía de D. Francisco de Paula Barrecheguren que me proporcionaron los Padres Redentoristas, ya que D. Francisco, al final de su vida, se hizo sacerdote redentorista. Francisco de Paula quedó huérfano de padre a los 11 meses y de madre, antes de cumplir los cinco años. En esta situación se le asignó un tutor en la persona de su tío Valentín Barrecheguren, que murió en 1893. Su segundo tutor será su tío Victoriano Montealegre y Rojo. Será este nuevo tutor el que, con el consentimiento del Consejo familiar y del propio Francisco de Paula, invierta los abundantes recursos que tenía su tutorando, como consecuencia de las diversas herencias recibidas, en la compra del solar y en el levantamiento de la casa.

En este edificio, antiguamente nº 18 de la Gran Vía, vivió D. Francisco de Paula Barrecheguren (si quieren ustedes buscar información en internet de este señor pongan solamente Francisco Barrecheguren Montagut) y su mujer D. Concha García durante 22 años. Fueron los padres de una joven que nació aquí, muy conocida en Granada y que en la actualidad tiene abierto un proceso de canonización en Roma: CONCHITA BARRECHEGUREN GARCÍA (1905 – 1927). Cerca del Hotel Alhambra Palace está el Carmen de Conchita Barrecheguren, entonces propiedad de la familia, donde fue llevada, por orden de los médicos, para curarse de la tuberculosis que padecía y donde murió antes de cumplir los 22 años. El padre, D. Francisco Barrecheguren Montagut, después de la muerte de su esposa (tuvo episodios de locura por los que estuvo ingresada cuatro veces en el hospital), ingresó en la orden de los Redentoristas y tiene abierto también un proceso de beatificación. Padre e hija están sepultados en la Iglesia del Perpetuo Socorro ( los Redentoristas) en la primera capilla, entrando, a mano izquierda.

Pasado el Hotel Fontecruz, encontramos la sede del antiguo Banco de España, hoy convertido, tras una larga polémica entre Ayuntamiento y  Junta de Andalucía, en la sede de la Fiscalía General del Tribunal Superior de Justicia  y Escuela de Fiscales y Secretarios judiciales de Andalucía. El edificio se construyó en 1933, durante la 2ª República, por el arquitecto Secundino Suazo. El 31 de diciembre de 2004 dejó de cumplir su función como entidad bancaria. En este lugar estuvo con anterioridad el Convento del Santo Ángel.

Fue su primer edificio destinado a una entidad bancaria.

Gran Vía
Antiguo Banco de España. Sede del Fiscal General y de la Escuela de Fiscales de Andalucía. Granada. Foto: Francisco López

Su forma exterior, salvo algún matiz, como el desplazamiento de la puerta de acceso con el que se rompe la simetría de la fachada, semeja un templo corintio con pilastras acanaladas o estriadas de orden gigante. Esta concepción del edificio bancario rompe, por una parte, con la tradición de tener oficinas bancarias en edificios destinados a otros fines, y, por otra, convierte al edificio bancario en lo que debe ser: el templo del dinero.

El nº 11 de la calle es otro de los edificios singulares de la Gran Vía. Fue diseñado por el arquitecto granadino, de ascendencia alemana, D. Fernando Wilhelmi Manzano en el año 1915.

El edificio, en su origen, tuvo una doble función: Bancaria (fue sede del antiguo Banco de Madrid) y residencial.

Gran Vía
Edificio nº 11. Gran Vía. Granada. Foto: Francisco López

Del edificio destaca su fachada por su acusada monumentalidad:

– En el primer piso encontramos dos pilastras jónicas en los laterales y dos grupos de tres cariátides en la parte central que sirven de soporte al balcón corrido del segundo piso.

– Entre el segundo y tercer piso destacan dos grandes columnas corintias sobre las que se apoya un gran entablamento en el que descansa el balcón de la cuarta planta.

El edificio se remata con unos pequeños pináculos de bolas.

Los elementos que sobresalen en la fachada nos permiten hablar de una fachada historicista en la que destacan elementos clásicos con un leve toque manierista que le confieren una monumentalidad que contrasta con el resto de edificios de la calle.

Siguiendo nuestro paseo, en la acera de los números pares nos detenemos en el nº 14.

Gran Vía
Edificionº 14. Gran Vía. Granada. Foto: Francisco López

 

Este edificio perteneció a la familia Rodríguez – Acosta. Fue diseñado por el arquitecto  Juan Monserrat y Vergés en 1902 siguiendo la corriente historicista del momento, concretamente con un corte clasicista, pero con concesiones al modernismo en los balcones cerrados o con barandas de forja. En este edificio vivió el pintor José María Rodríguez – Acosta y aquí nació su sobrino Miguel Rodríguez – Acosta Carlströn (su madre era sueca), pintor, grabador, ilustrador, académico, editor y mecenas. D. Miguel es el presidente desde 1953 de la Fundación Rodríguez – Acosta, una de las fundaciones culturales más importantes de la ciudad.

La Fundación fue creada en 1941 por el legado testamentario del pintor José María Rodríguez – Acosta y tiene su sede en un carmen construido entre 1914 y 1928 cerca de las Torres Bermejas, en la colina del Mauror, próximo a la Alhambra. Este carmen fue declarado monumento nacional en 1982.

Por la acera de los números impares, encontramos una extraordinaria reja que da paso a la C/Oficios. Esta calle, pequeña en cuanto a su trazado, encierra tal cantidad de arte que bien merece un estudio detenido. En el Bloc le dedicaremos un apartado especial.

Gran Vía
Reja acceso C/ Oficios
Gran Vía
Puerta de acceso a C/ Oficios. Símbolos de los RR. Católicos. Gran Vía. Granada. Foto: Francisco López

La reja, realizada en estilo neogótico, se colocó en 1915 delante de la plazoleta que hay frente a la puerta de acceso a la Capilla Real. En los años 40 del pasado siglo, se levantó de su ubicación original para colocarla en el lugar que ocupa actualmente. Para realizar esta operación, se dividió la reja en dos partes: la parte principal, con su portada monumental , se colocó en la Gran Vía, mientras que la parte más pequeña se ubicó al final de la C/ Oficios para separar la calle de la Plaza de Alonso Cano y de la Alcaicería.

Dejamos la reja y nos encontramos con un suntuoso edificio: el Banco Santander, antiguo Banco Hispano Americano. Este edificio fue proyectado por el arquitecto Ángel Casas el 1 de enero de 1919. La construcción corresponde al estilo historicista y ecléctico propio de principios del siglo XX. El edificio cumple una doble función: bancaria y residencial.

Actualmente están restaurando la fachada. Cuando tenga una foto mejor y con la fachada limpia la pondré en el bloc

Gran Vía
Banco Santander. Gran Vía. Granada. Foto: Francisco López

Se organiza en tres cuerpos:

. En el primero aparecen pilastras almohadilladas (concesión al Renacimiento) con vanos rematados por arcos carpaneles (concesión al Gótico)

. El segundo, enmarcado por dos cornisas, se estructura en tres pisos, el primero con balcones de piedra apoyados sobre la cornisa, y los otros dos, con balcones de forja (propios del Modernismo). Si nos fijamos bien, vemos que el cuerpo está dividido en calles delimitadas por dobles pilastras gigantes (concesión al Barroco).

. El cuerpo superior, con dobles huecos que los otros, está rematado por una balaustrada en donde se alternan pináculos y granadas.

Coronando el edificio y rematando la fachada principal aparece un elegante reloj

Estamos llegando al final de nuestro recorrido. Si comenzamos nuestro recorrido con dos grandes edificios: el Instituto Padre Suárez y la Escuela Normal de Maestros, cerramos nuestra ruta con otras dos grandes obras: el Hotel Colón, nº 1 de la calle, y el Banco Central, nº 2.

Gran Vía
Hotel Colón. Edificio La Paz. Cortefiel. Gran Vía. Granada. Foto: Francisco López

El Hotel Colón, diseñado por el arquitecto Juan Monserrat y Vergés en 1905 y construido entre 1906 y 1908 bajo la dirección del también arquitecto Francisco Giménez Arévalo (el mismo que diseñó el Palacio de los Patos en la calle Recogidas), es un  importante ejemplo de la arquitectura historicista – ecléctica (se mezclan elementos de distintos estilos arquitectónicos: Gótico, Renacimiento, Barroco, con lo predominante en el momento, el Modernismo) que se inspiró en las construcciones que se realizaron en las reformas urbanas del 2º imperio francés,durante la 2ª mitad del siglo XIX, en la ciudad de París. Por esta circunstancia, se comentó que la Gran Vía granadina parecía una calle parisina.

El edificio no tuvo mucho éxito como hotel, por lo que en 1922 se actuó sobre él en un doble sentido: la parte baja sufrió importantes modificaciones para la instalación de unos almacenes comerciales, los famosos “Almacenes La Paz”, mientras  la parte alta fue adaptada como inmueble de renta.

Se estrucutura en tres cuerpos:

. El primer cuerpo se compone de bajos y entresuelo, dividido en calles por pilastras de orden gigante, apoyadas sobre grandes basamentos.

. El segundo cuerpo se compone de tres pisos, primero y tercero con balconadas con balaustres, mientras que el segundo tiene los balcones cerrados con forja (elemento muy modernista)

. El tercer cuerpo, separado del resto por una cornisa de modillones, alberga el ático y las buhardillas.

El edificio se remata con un cuerpo cilíndrico cubierto por una cúpula en la que destacan grandes óculos

El edificio fue conocido, aún hay muchas personas mayores que lo siguen conociendo así, como el edificio La Paz. Esta denominación dio lugar a un dicho en Granada: “La Gran Vía tiene lo mejor de la guerra, empieza en el Triunfo y termina en la Paz”

Antes de analizar el edificio nº 2 de la calle, voy a hacer una breve referencia a los nºs 4 y 6 (para que ustedes lo identifiquen bien, es el edificio donde se encuentra la famosa heladería los Italianos. No pueden irse sin tomar un helado aquí, siempre que la encuentren abierta).

Gran Vía.
Edificio nº 4 y 6. Gran Vía. Granada. Foto: Francisco López

El arquitecto que diseñó el edificio fue Modesto Cendoya Busquet, de origen vasco y que trabajó en Granada como arquitecto municipal y arquitecto conservador de la Alhambra. Su trabajo en la Alhambra fue polémico y fue destituido de su cargo. Intervino en obras significativas: Hotel Alhambra Palace, Casa de la Perra Gorda, fachada del Ayuntamiento, en el entorno de Santo Domingo, ect. Traigo aquí a este señor porque en la zona norte de la ciudad hay una línea de autobuses, N 5, que termina en la C/ Modesto Cendoya, y, seguramente, habrá muchos granadinos que no sepan quién es este señor y qué méritos hizo para que se le dedicara una calle.

El otro gran edificio con el que empieza la Gran Vía es el antiguo Banco Central, hoy Caja Rural.

Gran Vía
Edificio Caja Rural. Gran Vía. Granada. Foto: Francisco López

Este edificio fue proyectado en 1914 por el arquitecto Ángel Casas Vílchez (ya conocemos alguna obra suya y cómo se presentaba para supervisar los trabajos) por encargo del anticuario Enrique Linares García. Se construyó entre 1915 y 1917.

El diseño del edificio es una copia del proyecto que a finales del XIX se realiza para la sede de la Compañía de Aguas de Nueva York en París y que había ganado un concurso de fachadas en la capital francesa en 1899. Esto demuestra la enorme influencia parisina en el inmueble, lo mismo que en el Hotel Colón.

Su estilo es historicista – ecléctico, inspirado en los inmuebles parisinos de las reformas urbanas del 2º Imperio francés

Su tipología responde a las dos actividades a las que estuvo y está destinado: la actividad financiera, en la parte baja, y la actividad residencial, en la parte alta, con viviendas de lujo.

Su estructura externa, similar al Hotel Colón, consta de tres partes:

. Un primer cuerpo compuesto de bajo y entreplanta, que fue donde se situaron las oficinas del Banco Central. Hoy, la Caja Rural.

. Un segundo cuerpo ocupado por las tres plantas intermedias que, si nos fijamos bien, se encuentran profusamente decoradas.

. El tercer cuerpo está compuesto por el ático y las buhardillas, muy de tradición francesa, separadas del resto por una sobresaliente cornisa de modillones.

Lo que más llama la atención del edificio es el chaflán que hay en la confluencia de Reyes Católicos con la Gran Vía. Este chaflán está rematado con un gran arco, sobre el que aparecen unos amorcillos y un águila con las alas desplegadas en actitud de levantar el vuelo. Todo está rematado con una pequeña cúpula con tejado de cobre.

Gran Vía
Remate del edificio de la Rural. Gran Vía. Granada. Foto: Francisco López

Empezamos nuestro recorrido en una plaza, los Jardines del Triunfo, y terminamos en otra plaza, Isabel la Católica.

La plaza es un referente para todos los granadinos y los que nos visitan. Desde aquí podemos partir para ver los sitios emblemáticos de la ciudad:

. Plaza Nueva – Cuesta de los Gomérez – Alhambra

. Plaza Nueva – Carrera del Darro – Paseo de los Tristes – Albaicín

. Gran Vía – Capilla Real – Catedral – San Juan de Dios – Triunfo

. Realejo – Campo del Príncipe – Santo Domingo – San Matías

. Reyes Católicos – Ayuntamiento – Puerta Real – Las Angustias

Lo que es la plaza en sí es un espacio joven, ya que se inició su construcción en 1962. Para liberar el espacio que ocupa hubo que derribar una serie de edificios: el antiguo Teatro Gran Capitán, el Palacio de los duques de Luque (Palacio de los Córdova), el antiguo edificio de Correos y algunas casas construidas por los herederos de D. Álvaro de Bazán

Gran Vía.
Plaza de Isabel la Católica. Granada. Foto: Francisco López

El caso más significativo fue el del Palacio de los Córdova. Sus propietarios, herederos de D. Gonzalo Fernández de Córdova (el Gran capitán), habían construido otro palacio en la C/ Puentezuelas, el Palacio de las Columnas, hoy  la facultad de Traductores e Intérpretes. La consecuencia fue el abandono del palacio primitivo y su deterioro. En 1919 lo compró el empresario Ricardo Martín Flores que, en lugar de restaurarlo, lo derribó para construir el Teatro Gran Capitán. Este empresario tuvo la precaución de conservar los elementos artísticos más sobresalientes del palacio en su casa de campo. Con los elementos que se guardaron, los planos de D. Manuel Gómez Moreno, la dirección técnica del arquitecto malagueño Álvarez de Toledo y la aportación de sus antiguos propietarios, se inició su reconstrucción en 1965, pero no en su lugar original, sino al principio de la Cuesta del Chapiz. En 1983 el Ayuntamiento se lo adquirió a sus propietarios para instalar en él el Archivo Municipal y fue abierto al público en 1984. Hoy en día, es un lugar muy solicitado para acontecimientos sociales.

Presidiendo la plaza tenemos el Monumento a Isabel la Católica en el que se representa el momento en que Cristóbal Colón presenta a la Reina un pergamino con sus intenciones.

Plaza Isabel la Católica
Monumento a Isabel la Católica y Colón. Plaza Isabel la Católica. Granada. Foto: Francisco López

La obra es del escultor valenciano Mariano Benlliure Gil y le fue encargada para la celebración del IV Centenario del Descubrimiento de América. La obra, de un enorme realismo, fue realizada en Roma por su autor y trasladada a Granada para su ubicación en la Plaza del Humilladero, cerca del río Genil. Su inauguración en octubre de 1892 produjo una enorme decepción en los granadinos porque esperaban la presencia de la Regente Dª María Cristina de Habsburgo y su hijo el Príncipe Alfonso (futuro Alfonso XIII) y no vinieron.

La ubicación actual en la Plaza Isabel la Católica se produjo en el año 1962.

Podemos considerar la Plaza como la culminación de la reforma urbanística que supuso la Gran Vía

Es interesante que le den una vuelta al monumento fijándose en las inscripciones que lleva. Nos dan una información interesante de los principales personajes de la época.

Espero que hayáis disfrutado de este recorrido tanto como yo he disfrutado buscando información y visitando los edificios. Que sigáis disfrutando de la ciudad, vale muy mucho la pena