Bares y Restaurantes

Mi idea no es dar a conocer los restaurantes que aparecen en las guías turísticas y que ofrecen como atractivo principal las vistas de la Alhambra, caso del Carmen Mirador de Aixa, Las Tomasas restaurante, Mirador de Moraima, Juan Ranas, el nuevo que van a abrir Bajo de Guía, o los que se encuentran situados en el Paseo de los Tristes y en el entorno de Plaza Nueva. Lo que pretendo es darles a conocer algunos sitios en la parte alta del Albaicín donde puedan sentarse a tomar una cerveza o un vino con su buena tapa, tomarse una raciones variadas o comer tranquilamente

La “Entraiya” Taberna – comedor

Este bar, situado en la C/ Pagés nº 15, abrió en el año 2002. Sus dueños, Rafa y Mari Carmen, tienen una larga tradición en el campo de la restauración ya que están relacionados, familiarmente, con una de las instituciones gastronómicas del Albaicín: “Casa Torcuato”.

El establecimiento consta de barra y comedor en una sola planta. Desde la barra se puede observar cómo se trabaja en la cocina, ya que es una cocina abierta hacia el  público.

Una de las cosas que más me gusta es el ambiente que se encuentra uno dentro. Los clientes , en su inmensa mayoría, son albaicineros de toda la vida por lo que es muy fácil entablar con ellos conversación. La confianza entre los dueños y los clientes es mutua.

Rafa y Mari Carmen, en la cocina, y Antonio, en la barra, son el alma mater del establecimiento. Los podéis saludar en mi nombre (Paco, el señor que viene andando desde la estación de autobuses)

El establecimiento es ideal para tomarse unas cervezas, refrescos o vinos con las típicas tapas granadinas de pescado, berenjenas, patas de calamar, albóndigas con patatas fritas, etc. todas ellas servidas abundantemente. También podemos pedir unas raciones de una carta amplia, destacando sus generosas y exquisitas frituras mixtas de pescado

Si queremos hacer algo más formal, podemos pasar al comedor donde también les van a atender perfectamente y donde podrán encontrar, a parte de un menú del día compuesto por dos platos a elegir entre una gama bastante amplia, pan, vino y postre, una carta abundante destacando los guisos caseros, en los que me insistió mucho Rafa.

Horario: De miércoles a domingo de 11:00 a 16:30 horas

Viernes tarde a partir de las 20:30 horas

Sábado tarde a partir de las 21 horas

Cerrado lunes y martes

 

Horno de Paquito

Este establecimiento inició su actividad en el año 2000. Anteriormente fue un horno de pan durante casi 100 años. Su primer dueño fue D. Francisco Fernández. Actualmente los dueños son los hijos e hijas de Francisco. Después de leer estas primeras líneas se habrán dado cuenta del porqué del nombre.

Esta ubicado en una de las plazas más conocidas del Albaicín: la Plaza Aliatar. En esta plaza hay otros dos bares

El establecimiento consta de una zona interior y una terraza instalada en la misma plaza. No tiene comedor propiamente dicho, ya que no se ofrecen comidas.

La terraza es un lugar agradable donde sentarse, oyendo el rumor del agua de la fuente que centra la plaza,  y tomar algo con su correspondiente tapa o ración. En muchas ocasiones, la gente que se sienta en las terrazas está acompañada por la música de artistas callejeros

Cuando estuve hablando con una de las hijas de D. Francisco para que me comentara las tapas y raciones que ella consideraba como la especialidad de la casa, me destacó lo siguiente:

Tapas: Caracoles, patatas bravas y pescado frito

Raciones: Manitas de cerdo, rabo de toro y medallones de merluza con gambas y almejas

Horario: de 12 a 24 horas

 

 

 

Anuncios

Plazas del Albaicín: 2ª Ruta

Nuestra segunda ruta va a discurrir por la parte más llana del barrio, aunque  haya que subir algo en algún momento.

Comenzamos nuestro recorrido en la Acera de San Ildefonso, muy cerca de uno de los monumentos más importantes que tiene la ciudad: El Hospital Real, y también cerca de los jardines más conocidos, si exceptuamos los de la Alhambra, Los Jardines del Triunfo

Plazas Albaicín 2 018
Acera de San Ildefonso. Foto: Francisco López

Este espacio no tiene catalogación de “plaza”, pero después de lo visto en la parte alta del Albaicín, podemos nosotros asignarle tal denominación.

Aquí nos encontramos, para mi gusto, con una de las iglesias más bonitas de Granada, no solo por su situación, que la hace muy fotogénica, sino por sí misma.

Iglesias y capillas del Albaicín 1 001 - copia
Iglesia de San Ildefonso. Albaicín. Granada. Foto: Francisco López

La Iglesia de San Ildefonso, al que vemos en la hornacina que hay en la portada recibiendo la casulla, fue construida entre 1553 y 1559 en un estilo renacentista ya consolidado, pero con importante influencia de lo mudéjar, reflejado en sus cubiertas de madera, de las mejores que se conservan en Granada. Posee una espléndida portada renacentista, muy del estilo de Diego de Siloé, y un retablo barroco de los más importantes de la ciudad. En este retablo, realizado en 1717, intervino uno de los grandes escultores barrocos granadinos: José Risueño

Es fácil que la encontréis abierta y podáis pasar a su interior para admirar sus artesonados y su retablo mayor. En las capillas hay unas pequeñas cartelas que nos indican lo que vamos viendo.

Seguimos en dirección a Puerta Elvira, pasando por delante de lo que hoy es un acuartelamiento militar, pero que en su origen fue uno de los grandes conventos granadinos. El primitivo convento se levantó en 1492 en el barrio de San Lázaro, bajo patrocinio de los RR. Católicos. En 1514 se les cedió a los frailes el terreno sobre el que se levanta actualmente. Se construyó entre los siglos XVI – XVII en torno a un gran patio central. Posee ricos artesonados mudéjares en la iglesia y, sobre todo, en su Capilla Mayor. Fue desamortizado en 1836 y, desde entonces , es un acuartelamiento militar, habiendo sido sede del Gobierno Militar de Granada. Por motivos de seguridad no dejan hacer fotos

Conventos de El Albaicín
Convento de la Merced. Acuartelamiento militar. Granada. Foto: Francisco López

Llegamos a la Plaza del Triunfo.

Plazas del Albaicín
Plaza del Triunfo. Granada. Foto: Francisco López

En primer lugar hay que hacer una aclaración: la Plaza del Triunfo es donde se encuentra la Puerta de Elvira; lo que normalmente llaman el Triunfo, es decir, donde están los jardines, la fuente y la columna con la estatua de la Virgen, se llama Jardines del Triunfo. En segundo lugar, para entender el nombre de la plaza, hay que saber de dónde viene la palabra “Triunfo”. Este nombre se le dio en España a monumentos que se levantaron en honor a la Inmaculada Concepción en el siglo XVII, ya que España fue la gran defensora de este dogma cristiano antes de ser proclamado por la Iglesia en el siglo XIX. Concretamente, Granada fue la primera ciudad española que juró defender el dogma de la Inmaculada Concepción y, para conmemorar aquel juramento, se erigió un Triunfo dedicado a la Virgen (es el “triunfo” de la Virgen sobre el pecado), construido entre 1626 y 1631 bajo la dirección de Alonso de Mena. Si nos fijamos bien, nos recuerda a las Columnas comenmorativas romanas (ejemplo, la Columna Trajana), aunque adornada con elementos propios de la iconografía cristiana

Plazas de Granada
Triunfo de la Virgen. Jardines del triunfo. Granada. Foto: Francisco López

Al quedar aislada la imagen al construirse la Escuela Normal de Magisterio (situada al principio de la Gran Vía, a mano izquierda), hoy sede de distintas delegaciones de la Junta de Andalucía, en los años 60 se traslada el monumento a la ubicación actual en los Jardines del Triunfo. Detrás de la antigua Escuela Normal de Maestros se encuentra la Plaza de la Libertad. En una esquina de la misma se encuentra un monolito que nos recuerda el lugar del ajusticiamiento de la granadina Mariana Pineda

Plazas de granada
Plaza de la Libertad. Monolito en memoria de Mariana Pineda. Granada. Foto: Francisco López

En la Plaza del Triunfo destaca la Puerta de Elvira, llamada así porque de aquí partía el camino que conducía  a Medina Elvira (que fue la capital de la Cora o provincia musulmana hasta que ésta se trasladó a Granada).  Era la puerta principal de acceso a la ciudad amurallada. La primitiva construcción es del siglo XI, zirí. Fue remodelada por los nazaríes en el siglo XIV. Lo que ha llegado a nosotros es parte de la construcción nazarí, ya que gran parte del conjunto en el que estaba integrada fue derribado

Plazas del Albaicín
Arco de Elvira. Granada. Foto: Francisco López

Atravesamos Puerta Elvira y entramos en la C/ Elvira, una de las calles más conocidas de Granada y que supone uno de los límites del barrio del Albaicín, concretamente el lado oeste.  Su nombre nos retrotrae a los Iberos (Ihverir), romanos (Ilíberis, Eliverri), musulmanes (Libira, Ilbira), cristianos (Elvira). Es una calle con historia. En ella nos vamos a encontrar: La Capilla de San Juan de Dios, La Iglesia y Torre de San Andrés, la Iglesia de Santiago y la Iglesia del Corpus Christi o de Los Hospitalicos .

Nosotros no vamos a hacer todo el recorrido porque tomaremos la C/ Calderería Nueva ( la calle de las teterías) para llegar a la Placeta de San Gregorio

Esta placeta, que, como verán ustedes, es un espacio pequeño, tiene su interés porque es un lugar donde se reunen artistas callejeros que montan aquí sus espectáculos y amenizan, tanto a los que están  sentados en las terrazas como a los que tienen esto como lugar de paso hacia otras áreas del Albaicín

dav

Plaza de San Gregorio Bético. Albaicín. Granada. Foto: Francisco López

Lo más interesante, desde el punto de vista artístico, es la Iglesia de San Gregorio Bético. El origen de esta iglesia fue una pequeña ermita que mandaron levantar los Reyes Católicos donde eran martirizados los cristianos en época musulmana. Las actuaciones sobre la iglesia hasta verla como la vemos en la actualidad se extendieron desde el siglo XVI al XVIII. Sufrió desperfectos en 1936, siendo restaurada en 1938. Tanto la Iglesia, donde se expone el Santísimo de manera permanente, como el convento en el que está integrada, donde viven las Esclavas del Santísimo y la Inmaculada, son un remanso de paz entre el bullicio y el ruido que las rodea.

De la placeta salen dos calles: a la derecha, San Juan de los Reyes y a la izquierda, San Gregorio. Nosotros subimos por San Gregorio. Al inicio de la Plaza de San José se encuentra la casa donde nació el cantaor Enrique Morente.

Plazas del Albaicín
Casa donde nació Enrique Morente. Albaicín. Foto: Francisco López

Enfrente de la casa está  la Placeta de Porras. En esta placeta se encuentra la Casa de Porras

plazas del Albaicín
Casa de Porras. Albaicín. Granada. Foto: Francisco López

Esta casa – palacio, estuvo ocupada desde 1497 por la familia Porras, concretamente se nombra a un tal Alonso de Porras.

Se construye bajo los cánones artísticos renacentistas (portada, patio, columnas), pero con fuerte influencia de lo mudéjar (cubiertas, columnas con zapatas de madera).

La fachada está organizada en dos cuerpos: el primero, en torno a la puerta, que se encuentra rematada por un arco rebajado rectilíneo y enmarcada por dos pilastras toscanas y un entablamento. El segundo cuerpo se organiza en torno a una ventana que está flanqueada por dos columnas dóricas adosadas. En este segundo cuerpo aparece un escudo nobiliario que no se corresponde con la familia de los Porras y que puede ser de sus anteriores inquilinos, aunque no se conoce con certeza a qué familia pertenece

El interior se estructura en torno a un patio central con columnas toscanas en la parte baja. La parte superior del patio tiene doble piso en los frentes norte y este, con balaustrada. Las columnas del piso superior tienen capital corintio sobre el que se apoyan grandes zapatas de madera

Durante un tiempo fue casa de vecinos hasta que fue recuperado por la Universidad y, en la actualidad, funciona como Centro de Estudiantes, por lo que es visitable en horario lectivo.

A la misma Placeta de Porras da el Carmen de los Cipreses lugar de reunión de los intelectuales granadinos del XIX

Salimos a la C/ San Juan de los Reyes bajando por la calle Beso (en una de las casas aparece en la pared la explicación del nombre).

San Juan de los Reyes es una de las principales arterias del Albaicín, por ella nos dirigimos  a la Placeta de la Concepción, llamada así por el monasterio de monjas que hay en ella.

Antes de llegar a la Placeta de la Concepción encontramos, a mano derecha, dos edificios significativos de la actuación de la nobleza en el barrio: El convento de Santa Inés, del que podemos ver la portada de la iglesia, y el palacio de Ágreda. Los dos edificios están relacionados entre sí.

El Convento de Santa Inés fue fundado en el siglo XVI y estuvo adscrito a las monjas clarisas. En la actualidad está ocupado por los Hermanos Obreros de María

Portada capilla convento de Santa Inés. Foto: Francisco López
Portada capilla convento de Santa Inés. Foto: Francisco López

En frente del convento se encuentra el Palacio de Ágreda mandado construir por D. Diego de Vera Ágreda y Vargas en el siglo XVI, con una portada que según Gómez Moreno “es la obra más clásica y correcta que hay en Granada de finales del siglo XVI ( de ahí su toque manierista). En el segundo cuerpo hay un balcón en medio de pirámides, con cornisa y frontón partido en cuya mitad destaca el escudo de armas de D. Diego de Ágreda, Caballero del hábito de Santiago y regidor de la ciudad”. Sobre las columnas se encuentra la Cruz de Santiago.

En el zaguán del palacio destaca un altar conmemorativo que señala el banco de piedra donde, según la leyenda, descansaba San Juan de Dios

Los dos edificios, convento y palacio, se encuentran relacionados entre sí en la persona de D. Diego de Ágreda, ya que fue benefactor del convento y se encuentra enterrado en él

 Llegados a la Placeta de la Concepción merece la pena detenernos un rato. Si está abierta la cancela que da acceso al patio que hay delante de la puerta del monasterio, pasamos dentro. Desde aquí podemos descubrir unas espléndidas vistas de la Alhambra

Vista de la Alhambra. Plaza de la Concepción. Foto: Francisco López
Vista de la Alhambra. Plaza de la Concepción. Foto: Francisco López

El Maristán (el espacio que hay delante del convento y que está en ruinas) antiguo hospital musulmán para pobres y locos, fue fundado en el siglo XIV. Su estructura era similar a la del Corral del Carbón. Ha pasado muchas vicisitudes: Los RR. Católicos lo convirtieron en Ceca o casa de acuñar moneda , pasó después a manos de unos frailes, en el siglo XVIII se convirtió en almacen de vinos, después en casa de vecinos, hasta que en 1843 fue demolido en su mayor parte. Hoy está en fase de estudio y se están realizando excavaciones. Hay un proyecto de restauración que esperemos no se eternice como otras cosas en Granada.

Plazas del Albaicín
El Maristán. Albaicín. Granada. Foto: Francisco López

El elemento más importante de la Placeta es el Monasterio – Museo de la Concepción. Este  monasterio es muy complejo desde el punto de vista arquitectónico, puesto que reúne en sí muy diversos estilos ya que engloba construcciones preexistentes junto a construcciones propias de un monasterio cristiano: patio o claustro de tradición morisca, fuente nazarí, portada gótica de acceso al convento, armaduras mudéjares en la Iglesia, portada barroca de la iglesia, etc.

Como monasterio funciona desde 1523 de manera ininterrumpida hasta hoy. Pertenece a la orden de clausura de las Terciarias franciscas, las T.O.R (Tercera Orden Regular). La clausura no es total. Si visitan el convento ( se lo recomiendo) pueden aclarar estas cosas.

Posee un museo muy interesante ya que nos permite ver muchas obras en el lugar para el que fueron concebidas. Dentro podemos encontrar una representación de artistas de la escuela granadina de los siglos XVI, XVII y principios del XVIII, con nombres tan importantes como Sánchez Cotán, Atanasio Bocanegra, Soto de Rojas, Pedro de Mena, Alonso Cano,  Ruiz del Peral, José de Mora, Hermanos García, etc.

También podemos encontrar una muy notable colección de terracotas o barros cocidos

Este convento siempre se ha distinguido, desde su fundación, por la defensa de la Inmaculada Concepción

Se puede visitar de Martes a Domingo de 10:30 a 13 horas. Por la tarde está reservado para visitas concertadas. Si tienen tiempo, les recomiendo que lo visiten. Hay que pagar una entrada para visitarlo.Las visitas son guiadas y los guías son gente experta. Yo solo les digo que, si les gusta el arte, vale la pena hacer un pequeño esfuerzo económico.

Seguimos nuestra ruta por la calle San Juan de los Reyes y llegamos a la Plaza de las Escuelas

Placeta de las Escuelas. Foto: Francisco López
Placeta de las Escuelas. Foto: Francisco López

Lo más interesante de esta placeta está relacionado con la Iglesia de San Juan de los Reyes

Esta iglesia fue erigida a partir de 1520 sobre el solar de la que fuera Mezquita de los Conversos. La  mezquita fue la primera consagrada como iglesia por los Reyes Católicos en 1492. La iglesia es de estilo gótico (arcos apuntados) con gran influencia mudéjar (armaduras de madera). Su estructura interna de tres naves, se asemeja a las iglesias mudéjares sevillanas y no a las iglesias granadinas de la época que eran de una sola nave. El nombre le viene a la iglesia por los padres de los Reyes Católicos (Juan II de Castilla y Juan II de Aragón).

La torre- campanario de la iglesia es el Alminar almohade del siglo XIII perteneciente a la mezquita de los Conversos. Su decoración con paneles de Sebka (redes de rombos) son muy similares, aunque menos desarrollados, a los del Giralda de Sevilla.

En la placeta se encuentran los Apartamentos Turísticos Alhambra que encierran en su interior una grata sorpresa: un trozo de muralla de la época zirí, siglos XI – XII, que pertenecía a la muralla de la Alcazaba Antigua. Desde la terraza de los apartamentos hay una vista excepcional de la Alhambra y la Ciudad

Seguimos nuestra ruta por San Juan de los Reyes hasta llegar a la Placeta de Toqueros. Como ve ustedes, se ha convertido en un aparcamiento público.

Plazas del Albaicín
Placeta de Toqueros. Albaicín. Foto: Francisco López

Esta placeta no tiene nada especial, pero en ella se encuentra la Peña de la Platería. Esta Peña flamenca nació en 1949, aunque fue inscrita posteriormente, siendo considerada como la peña decana del mundo. Se inició en el taller de platería (de ahí su nombre) que tenía en la calle San Matías D. Manuel Salamanca. Pasó por muy diversas sedes hasta que se instaló definitivamente en el magnífico carmen actual siendo presidente de la peña D. Manuel Martín Liñan

Desde el patio de la Peña tenemos unas vistas inigualables de la Alhambra. Vale la pena entrar, sentarse en el patio, tomarse algo y disfrutar del lugar.

Salimos de la Placeta de Toqueros y de la Peña, de nuevo,  a San Juan de los Reyes para dirigirnos a la Plaza de la Victoria

Plazas del Albaicín
Plaza de la Victoria. Albaicín. Foto: Francisco López

Esta plaza en la actualidad nos dice poco, ya que es una de las plazas más modernas del barrio. Este espacio perteneció al Convento de la Victoria. El convento fue desamortizado en el siglo XIX (1836). Aquí se construyó un depósito de agua y sobre él se hizo la placeta.

Es un buen sitio para descansar, sobre todo, si se sube desde el Paseo de los Tristes por la Cuesta de la Victoria.  Aunque no se suba por la Cuesta de la Victoria, es un buen lugar para ver la Alhambra y el Generalife.

Salimos a la Cuesta del Chapiz por el arco que forma el centro Bemúdez de Castro.

Cuesta del Chapiz 001
Salida de San Juan de los Reyes a la Cuesta del Chapiz. Albaicín. Foto: Francisco lópez

El nombre de la cuesta le viene de dos casas moriscas, las Casas del Chapiz, que se encuentran haciendo esquina en la plaza a la que nos dirigimos: la Plaza Peso de la Harina. En este tramo de calle nos encontramos la huella que nos dejó D. Andrés Manjón en su gran obra en Granada: Las Escuelas del Ave María.

A la derecha nos encontramos con la entrada a la Casa Madre (llamada así porque es el origen de la obra del Padre Manjón). Se extiende entre el Camino del Sacromonte y el río Darro y comprende  siete antiguos cármenes

A la izquierda tenemos parte de esa Casa Madre, como podemos leer en la pared exterior, y también, una placa en la que se hace referencia al Seminario de Maestros que estuvo durante un tiempo aquí

Cuesta del Chapiz 002
Colegio Ave María Casa Madre. Albaicín. Foto: Francisco López

Seguimos la Cuesta hasta llegar a la Plaza Peso de la Harina

Plazas del Albaicín
Plaza Peso de la Harina. Monumento a Chorrojumo. Albaicín. Foto: Francisco López

El nombre de la plaza le viene de la actividad que se realizaba en este punto en el siglo XVII: pesar la harina.

En esta plaza empieza la C/ Camino del Sacromonte que nos llevará a la Abadía y antiguamente conducía a Guadix a través de Beas o Huétor Santillán

También encontramos el monumento a Chorrojumo. El nombre de este personaje era Mariano Fernández Santiago, pero, como dice Manuel Anguita “ni él mismo se conocía con ese nombre”. Nació en 1824 y murió en 1906.

Parece que el descubridor de  este personaje fue el pintor Mariano Fortuny que vio en una fragua a tres gitanos “uno de ellos tenía la piel del color del cuero viejo, unas enormes patillas y unos ojos del color del acero. Ese era Chorrojumo”, nos dice Manuel Anguita.

El traje con que aparece le fue recomendado por el propio Fortuny para que posara para él. De aquí nace el mito de Chorrujumo.

A los 46 años se dedicó a vivir de las limosnas que le daban los turistas por fotografiarse con ellos. También enseñaba la Alhambra, contaba historias, apropiándose de las de Washington Irving, y vendía postales y fotos suyas

Estaba tan metido en su papel que él mismo se autoproclamó “´Príncipe de los Gitanos” y hasta “Rey de los Gitanos”

Haciendo esquina con la plaza se encuentran las Casas del Chapiz.

A decir del profesor Gomez Moreno “la Casa morisca más célebre y extensa que se conserva”, aunque, en realidad, son dos casas. Su origen es nazarí pero con transformaciones posteriores. Se encontraban en el arrabal del Albaicín, pero, para algunos investigadores, este era el Arrabal Al – Baida.

El nombre les viene de sus propietarios en el siglo XVI, los moriscos Hernán López el Feri y Lorenzo el Chapiz.

La casa más pequeña, que tiene su entrada por Peso de la Harina, fue edificada por Hernán López el Feri y se estructura en torno a un patio con alberca y un pórtico de reducidas dimensiones.

La casa más grande la construyó Lorenzo el Chapiz. Se estructura en torno a un patio con alberca, destacando el fondo norte con una galería de cinco arcos sobre columnas nazaríes. Parece que se construyó sobre un antiguo palacio nazarí, el palacio Al – Baida

Las habitaciones de ambas casas tienen cubiertas de madera

Estas casas están actualmente ocupadas por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas que ha instalado en ellas La Escuela de Estudios Árabes

Si quieren acceder a su interior, yo se lo recomiendo, deben hacerlo  por la puerta que da a la plaza Peso de la Harina y podrán  pasear viendo las casas y sus jardines. También hay unas vistas preciosas de la Alhambra

Dejamos la plaza y bajamos por la Cuesta del Chapiz para acercarnos a uno de los espacios más bonitos del mundo, el menos para mí. El espacio es el comprendido entre Paseo de los Tristes – Carrera del Darro – Plaza Nueva. Este espacio se convirtió en la zona noble del Albaicín, por eso, está lleno de Iglesias, conventos y palacios.

Paseo de los Tristes. Forma parte de las transformaciones que se produjeron en el Albaicín tras la conquista de la ciudad por los RR. Católicos. La plaza fue construida en 1609 en unos terrenos cedidos por los Señores de Castril, descendientes de D. Hernando de Zafra, secretario de los RR. Católicos. También son de esta época la fuente que hay en el centro y la Casa de las Chirimías, situada en el lado Oeste de la plaza.

Este espacio ha tenido distintos nombres:

Paseo de la Puerta de Guadix Bajo, haciendo referencia a la Puerta de Guadix que se encontraba en la muralla que rodeaba al barrio, cerca del inicio de la Cuesta del Chapiz

Paseo de los Tristes, porque, cuando en 1801 se creó el Cementerio Municipal de Granada, situado en la colina de la Sabica, por encima de la Alhambra, aquí era donde se despedían los cortejos fúnebres que partían de la Iglesia de Santa Ana y por la Carrera del Darro, en silencio, se dirigían a este lugar. De aquí, a lomos de un mulo, subían al difunto por la  Cuesta del Rey Chico, también conocida como Cuesta de los Muertos, hasta el cementerio.

Paseo del Padre Manjón es la denominación actual en honor al fundador de las Escuelas del Ave María: D. Pedro Manjón

La denominación por la que todo el mundo la conoce es la de Paseo de los Tristes

Desde su origen fue un espacio lúdico-festivo donde se celebraban corridas de toros, obras de teatro, verbenas y juego de cañas. Para realizar estas actividades se cubría el cauce del río, confeccionando un gran escenario.

En el extremo Oeste de la Plaza se encuentra un pequeño edificio, de planta cuadrada, formado por planta baja y dos alturas, destinado a uso del Cabildo de Granada para presidir los actos públicos y las fiestas populares. El edificio se conoce como la Casa de las Chirimías.

Paseo de los Tristes
Casa de las Chirimías. Paseo de los tristes. Granada. Foto: Francisco López

En la planta baja se instalaban los alguaciles y los ministriles (autoridades de menor rango)

La primera planta se reservaba al Alcalde de la ciudad y los Caballeros Veinticuatro, los regidores del ayuntamiento

En la segunda planta se instalaban los músicos que, entre otros instrumentos, tocaban chirimías (instrumento de viento-madera precursor del oboe), de ahí el nombre del edificio

Descrita la plaza, lo que nos queda es contemplar lo que se nos ofrece a nuestros sentidos, ya sea desde el pretil del río, o desde cualquiera de las mesas que nos ofrecen los bares y restaurantes que hay en la plaza

Paseo de los Tristes
Vista de la Alhambra desde el Paseo de los Tristes. Granada. Foto: Francisco López

Salimos del Paseo Padre Manjón ( Paseo de los Tristes) para dirigirnos a Plaza Nueva por una calle que es todo arte, historia y paisaje: La Carrera del Darro. Para entender todo lo que se encuentra en esta calle, hay que tener en cuenta que el espacio comprendido entre San Juan de los Reyes y el río Darro se convirtió en la zona noble del Albaicín, por lo que se instalaron en esta zona tanto instituciones públicas como  privadas y religiosas.

La configuración que presenta actualmente la Carrera del Darro se corresponde con la remodelación que se hizo a principios del siglo XVII. Esta remodelación se llevó a cabo como consecuencia de los destrozos producidos por la voladura de un polvorín que había junto a la Iglesia de San Pedro y San Pablo y a los continuos desprendimientos de tierras. La remodelación consistió en el desvío del cauce del río por la zona de la Iglesia de San Pedro y San Pablo, la ampliación de la calle, el derribo de parte de las murallas que iban paralelas al río   y la construcción de puentes para unir la zona del Albaicín con los barrios que están debajo de las murallas de la Alhambra.

Distintas vista del río y de la calle

Dentro ya de la Carrera del Darro el primer edificio significativo que encontramos es la antigua sede de la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Granada, convertida en viviendas. Después se encuentra el Convento de San Bernardo. Es un convento de Monjas Cistercienses, instalado en una vivienda que se adaptó para convento. Es del siglo XVII, aunque la iglesia es posterior.

Pasado el convento, nos encontramos la Casa de Castril, palacio del siglo XVI, mandado construir por un nieto de D. Hernando de Zafra, secretario de los Reyes Católicos y que fue el que negoció Las Capitulaciones de Santa Fe. Destaca su extraordinaria fachada renacentista, atribuida, por algunos, a Diego de Siloé. Hoy es  museo arqueológico, aunque está cerrado para su restauración

Carrera del Darro
Casa de Castril. Albaicín. Granada. Foto: Francisco López
Carrera del Darro
Casa de castril. Albaicín. Granada. Foto: Francisco López

Enfrente de la Casa de Castril encontramos la Iglesia de San Pedro y San Pablo, construcción renacentista del siglo XVI con notables cubiertas mudéjares y con un rico patrimonio artístico de los escultores barrocos granadinos más conocidos.

Un poco más adelante, encontramos el Monasterio de Santa Catalina de Siena, más conocido como Monasterio de Zafra, fundado en 1520 por la viuda de D. Hernando de Zafra, a partir de la unión de varias casas árabes que habían sido cedidas por los Reyes Católicos a D. Hernando. Está habitado por monjas Dominicas. Elaboran dulces muy reputados en la ciudad

Carrera del Darro
Convento de Santa Catalina de Siena. Convento de Zafra. Albaicín. Foto: Francisco López

Siguiendo nuestro paseo, un poco más adelante, encontramos el Bañuelo. Fue construido en el siglo XI, en época zirí, y daba servicio al barrio de los Axares y, que por su estado de conservación, nos muestra cómo eran los baños árabes. Se puede ver. Consultar el horario de visita.

Frente al Bañuelo se encuentran los restos del Puente de los Tableros mandado construir por el Rey Badis, de la dinastía Zirí, en el siglo XI. Servía como presa (adufe) y como paso alto de uso exclusivamente militar. Funcionaba también como coracha, lugar de acceso para extraer agua. Una de las funciones que tenía el agua represada era limpiar el cauce del río periódicamente.

Carrera del Darro 015
Puente de los Tableros. Albaicín. Granada. Foto: Francisco López

Encontraremos otros dos puentes. El primero es el Puente de Espinosa que debe su nombre al letrado Cristóbal de Espinosa y que unía el Albaicín con el barrio de la Churra. Fue construido en el siglo XVI.

Carrera del Darro 013
Puente de Espinosa. Albaicín. Granada. Foto: Francisco López

El segundo puente. el Puente Cabrera, construido a principios del XVII, debe su nombre a D. Pedro de Cabrera, Comendador de Ocaña y Teniente del Generalife. Unía el Albaicín con el barrio de Almanzora

Carrera del Darro 008
Puente Cabrera. Albaicín. Granada. Foto: Francisco López

A partir del bañuelo nos vamos a encontrar una serie de palacios con una estructura similar: gran amplitud, patio central porticado, zaguán de entrada y heráldica familiar en la puerta.

Palacio de Carvajal, también conocido como palacio de los Condes del Arco, construcción del siglo XVI. Desde 1987 funciona como Centro de Documentación Musical de Andalucía. Su fachada , manierista, parece que se inspiró en la Real Chancillería

Carrera del Darro
Palacio Carvajal o de los Condes del Arco. Albaicín. Granada. Foto: Francisco López

Es interesante fijarse en las pinturas murales que hay en las fachadas de muchos edificios. Estas pinturas, fechadas en el siglo XVII, aparecieron tras la limpieza de fachadas dirigida por el arquitecto D. Ignacio Gárate. Las pinturas en las fachadas nos indican el poder económico de las familias que habitaban las casas

En el número 25 de la calle se encuentra el Hotel Shine Albaicín que se ubica en un antiguo palacio del siglo XVI restaurado

Carrera del Darro
Hotel Shine Albaicín. Albaicín. Granada. Foto: Francisco López

En la casa número 23 encontramos el Hotel Zaguán del Darro ubicado en una casa del siglo XVI (1563) y que fue antiguo convento franciscano

Carrera del Darro
Hotel Zaguán del Darro. Albaicín. Granada. Foto: Francisco López

En la casa número 13 encontramos el Hotel Ladrón de Agua, ubicado en un palacio del siglo XVI. El nombre del hotel está inspirado en un poema de Juan Ramón Jiménez

Carrera del Darro 004
Hotel Ladrón de Agua. Albaicín. Granada. Foto: Francisco López

En la casa número 9 se encuentra el Hotel Palacio Mariana Pineda, ubicado en un palacio del siglo XVI. El nombre se lo debe a la heroína granadina Mariana Pineda, que vivió parte de su infancia en él

Carrera del Darro 002
Hotel Mariana Pineda. Albaicín. Granada. Foto: Francisco López

Os aconsejo que entréis, siempre con cierta discreción,  en alguno de los hoteles para admirar las restauraciones que se han hecho de estos palacios. Os encantarán.

Otros edificios significativos que se encuentran muy cerca de la carrera del Darro son: La Casa de los Pisas (donde murió San Juan de Dios. Museo de los Hermanos de San Juan de Dios), el palacio de Ágreda, La casa-palacio de D. Hernando de Zafra, Convento de la Concepción, Convento de Santa Inés, Casas mudéjares, etc. Algunos de estos edificios los hemos visto a lo largo de nuestro recorrido. Aquí os pongo unas imágenes de la Casa de los Pisas y de la casa-Palacio de D. Hernando de Zafra

 

Después del disfrute que supone pasear  por la Carrera del Darro, entramos en la última plaza de nuestro recorrido: Plaza Nueva, uno de los puntos de encuentro más importantes de la ciudad, ya que da acceso al Albaicín, al Sacromonte y, por la Cuesta de  Gomérez, al recinto de la Alhambra.

Plaza Nueva 006
Plaza Nueva. Granada. Foto: Francisco López

La plaza que vemos actualmente es el fruto de sucesivas transformaciones que van desde el año 1499, en que se amplía el puente que unía el final de la Calle Elvira con los barrios de la margen izquierda del Darro, hasta 1835, en que una riada destruye la Fuente de las Ninfas, mandada construir por el Cabildo de la ciudad entre 1590 y 1593, y que separaba la Plaza de Santa Ana  de la  plaza  delante de la Real Chancillería

En el siglo XVI la ciudad cristiana necesitaba una plaza para su ennoblecimiento. El Cabildo, con el apoyo y la decisión de la reina Isabel, inicia el proceso de creación de la plaza, que presentaba dos problemas importantes: Embovedar el río y expropiar las casas que ocupaban el entorno.

Los pasos fueron los siguientes:

1º. Se amplía el puente zirí del siglo XI, que estaba al final de la calle Elvira, en unos dos metros (1499)

2º. Entre 1506 y 1515 se embovedan unos setenta metros entre el puente , nombrado anteriormente, y el inicio de la Cuesta de Gomérez.

3º. A partir de 1531, coincidiendo con la construcción de la Real Chancillería, se cubren otros cincuenta metros hasta llegar cerca de  la Iglesia de Santa Ana.

4º. En el año 1835, como consecuencia del desbordamiento del río Darro, desaparece la Fuente de las Ninfas, y quedan unidos los espacios de la Chancillería y de la Iglesia de Santa Ana. Además, se derriba la Iglesia de San Gil, situada al final de la calle Elvira, y su espacio se incorpora a la plaza, configurándose de esta manera su extensión actual.

Según nos cuenta Henríquez de Jorquera en su libro “Anales de Granada” la plaza se utilizaba como: lugar de ventas, Ajusticiamientos, Procesiones, Fiestas y Alarde de tropas (pasar revista a las tropas)

El edificio más significativo de la Plaza es la Real Chancillería, Tribunal de Justicia que ejercía su jurisdicción sobre las tierras situadas al sur del río Tajo. Fue creado por los Reyes Católicos. Primero se estableció en Ciudad Real, hasta que en 1500 se decide instalarlo en Granada, siendo su traslado definitivo en 1505, estableciéndose en el Albaicín en la calle Oidores, hasta que se construyó el palacio actual.

Plaza Nueva 003
La Real Chancillería. Granada. Foto: Francisco López

La singularidad de la Real Chancillería es que fue el primer edificio realizado para albergar expresamente un Tribunal de Justicia. Se inició durante el reinado de Carlos V, año1531, y se terminó durante el reinado de  Felipe II, año 1587.

El edificio consta de dos partes: La Chancillería o Tribunal y la Cárcel. Los dos edificios están unidos.

Por la época de su construcción, es un palacio renacentista, organizado en torno a un patio cuadrado y  porticado, levantado en 1540, que se atribuye a Diego de Siloé. Consta de dos cuerpos: el inferior con arcos de medio punto sobre columnas. El cuerpo superior es adintelado con balaustrada de piedra y columnas jónicas que sostienen la cornisa.

Por ser la sede del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, las medidas de seguridad son muy estrictas, por lo que es muy complicado sacar fotos, y, si las sacas, no se obtienen en las mejores condiciones.

Chancillería,
Patio de la Real Chancillería. Granada. Foto: Francisco López

Lo más llamativo es su fachada, terminada en 1587, y que se debe al arquitecto Francisco del Castillo,  formado en Italia. Se organiza en dos plantas:

En el primer cuerpo hay tres puertas, destacando la central, con arco de medio punto, enmarca por columnas corintias y rematada con frontón partido. En el frontón aparece una cartela en la que se alude al rey Felipe II y a la fecha de la construcción.

En el segundo cuerpo destaca un gran balcón rematado por un frontón triangular y otro curvo y partido que enmarca un gran escudo real. Las figuras que aparecen a un lado y otro del escudo son la Justicia y la Fortaleza

La fachada está rematada por una balaustrada y en el punto central por un templete con cupulilla.

Es una de las fachadas manieristas más importante de España

Otro edificio singular es la Iglesia de San Gil y Santa Ana, construcción renacentista con influencia mudéjar del siglo XVI. Si queréis saber más de la iglesia , podéis ir a la entrada del bloc “Iglesias y capillas del Albaicín” 2ª ruta

Al lado de la iglesia hay una fuente: El Pilar del Toro la Fuente de los Almizcleros

Plaza Nueva 002
Fuente “Pilar del Toro”. Plaza Nueva. Granada. Foto: Francisco López

Esta fuente es de las últimas obras que realizó Diego de Siloé. Está hecha con piedra de Sierra Elvira. El toro que hay en el centro es el que ha popularizado el nombre de la fuente: Pilar del Toro. Originariamente estaba situada en la Calle Elvira en su confluencia con la Calle Cárcel Baja, junto al comienzo de la Calle Calderería, pero la remodelación de la zona hizo que se trasladara a su ubicación actual en el año 1941

El que Diego de Siloé hiciera la fuente, nos indica la importancia que se le dió a la misma, ya que estaba al principio de Calderería, calle por la que se subía a la Alcazaba Cadima o Antigua.

En medio de la plaza encontramos una de las fuentes más interesantes de Granada (Granada es una ciudad de fuentes y pilares notables). La fuente se encuentra en este sitio desde, al menos, 1881. Está hecha en piedra gris que, por el pulido del tiempo, parece mármol. Consta de un gran pilón octogonal de “pecho de paloma”, una primera taza que deja caer el agua por sus ondulados bordes, una segunda taza invertida con respecto a la anterior, rematada por una granada que hace de surtidor.

Plaza Nueva 005
Fuente. Plaza Nueva. Granada. Foto: Francisco López

Espero que hayáis disfrutado del recorrido y que os haya fascinado lo suficiente como para querer volver a Granada. Vale la pena.

Os dejo en uno de los mejores sitios de Granada para tomarse unas cervezas, unos vinos, con sus correspondientes tapas, o, simplemente, para descansar o relajarse viendo alguno de los espectáculos que montan los artistas cellejeros en medio de la plaza o contemplando la Torre de la Vela de la Alhambra por encima de la Iglesia de Santa Ana

Que sigáis disfrutando de Granada.

Plazas del Albaicín

Hoy, nuestras rutas van a discurrir por las plazas más significativas del Albaicín.

Como dijo D. Leopoldo Torres Balbás, “cualquier ensanchamiento de una calle, cualquier recodo, cualquier cruce de calles, cualquier espacio delante de las mezquitas ( muy abundantes en el Albaicín), ha dado lugar a plazas o placetas, por lo que éstas tienen gran importancia en el entramado urbano del barrio”. Nosotros vamos a hacer un recorrido por aquellas que son más representativas, ya sea por su extensión, o porque tienen algún elemento que las singulariza de una manera especial.

Nuestra primera ruta va a recorrer las siguientes plazas del Albaicín Alto: San Cristóbal, San Bartolomé, Carniceros, San Gregorio Alto, de la Cruz de Piedra, Aljibe de la Vieja, Fátima, Aliatar, El Salvador, del Abad, Mirador de San Nicolás y Cementerio de San Nicolás, Larga, Cristo de las Azucenas, San Miguel Bajo, San José y del Almirante

La segunda ruta nos va a llevar por: Acera de San Ildefonso, Triunfo, San Gregorio Bajo, de Porras, de Santa Inés, de la Concepción, Escuelas, Toqueros, Victoria, Peso de la Harina, Paseo de los Tristes, Plaza Nueva.

Si queréis más información sobre las Iglesias y los Aljibes que van a ir saliendo en nuestras rutas, hay dos entradas en el Blog que hacen referencia a ello: “Iglesias y conventos” y “Aljibes”

En el espacio comprendido entre estos dos ejes: Calle Santa Isabel la Real – Camino Nuevo de San Nicolás – Callejón de las Tomasas y La Calle San Juan de los Reyes, hay muchas pequeñas plazas con nombres tan evocadores como: Almez, Aljibe de Trillo, Comino, Rosal, Cobertizo, Capellanes, Carvajales,etc. que quedan fuera de nuestras rutas. Si alguien quiere perderse está en el sitio adecuado del Albaicín. Les recomiendo que lleven una buena guía para orientarse. Lo que caracteriza a casi todas estas plazas es que son pequeñas, tranquilas y con unas vistas impresionantes sobre la Alhambra, el Generalife y el valle del Darro.

Comenzamos nuestra primera ruta, por el Albaicín alto, en la Plaza de San Cristóbal, ubicada cerca del famoso mirador de San Cristóbal, en la antigua carretera de Murcia. En época musulmana había una mezquita, la Mezquita de la Xaria o de la Explanada. Aquí se celebraban actos religiosos al aire libre.

Plazas Albaicín 2 013
Plaza de San Cristóbal. Albaicín. Foto: Francisco López

La plaza se ha convertido en un aparcamiento para vecinos y visitantes, pero, además de coches, podemos encontrar otras cosas mucho más interesantes:

. El elemento más importante es la Iglesia de San Cristóbal, construida en el siglo XVI en estilo Gótico – Mudéjar. Actualmente es sede de la Cofradía de la Estrella.

Iglesias y capillas del Albaicín 2 002
Iglesia de San Cristóbal. Albaicín. Granada. Foto : Francisco López

. Rodeando la iglesia encontramos el Aljibe de San Cristóbal o de la Xaria, construido en el siglo XIII en época nazarí

dav
Aljibe de San Cristóbal o de la Xaría. Albaicín. Foto: Francisco López

. Asociado a la iglesia se encuentra el primitivo Centro de Enseñanza Ave María – San Cristóbal que surgió aquí por una cesión del Arzobispado de Granada en 1926 a D. Pedro Manjón Lastras, sobrino de D. Andrés Manjón, fundador de las Escuelas del Ave María, de la iglesia y unos terrenos anexos. La iglesia fue restaurada, y, en los terrenos anexos, se fundó la primera escuela, posteriormente ampliada

dav
Escuela de P. Manjón. Albaicín. Foto: Francisco López

Cruzando la carretera de Murcia, por la Calle Larga de San Cristóbal encontramos el Callejón de Mataderillo que nos llevará a la Plaza de San Bartolomé. Con la última remodelación que se ha hecho, esta plaza ha dejado de ser un aparcamiento de coches para convertirse en un espacio público para disfrute de los vecinos.

dav

Plaza de San Bartolomé. Albaicín. Foto: Francisco López

En esta plaza nos vamos a encontrar:

. La Iglesia de San Bartolomé, construida en el siglo XVI en estilo Renacimiento – Mudéjar, con una torre mudéjar de las más interesantes, por su decoración, del Albaicín. La iglesia, por lo que he hablado con varios vecinos, está cerrada a cal y canto. Imposible verla por dentro.

Iglesias y capillas del Albaicín 2 004
Iglesia de San Bartolomé. Albaicín. Granada. Foto: Francisco López

. El Aljibe de San Bartolomé de los siglos XIII – XIV, de época nazarí. Está adosado a un lateral de la iglesia en la fachada que da a la plaza.

Aljibes del Albaicín 004
Aljibe de San Bartolomé. Albaicín. Granada. Foto: Francisco López

. La Cruz que  preside la plaza. Fue erigida en 1662, pero  fue destruida en 1932 en una oleada anticlerical que se produjo en el barrio y que afectó a cruces, iglesias y conventos. De la cruz original solamente quedó la base. En 1942, siendo alcalde de la ciudad D. Antonio Gallego Burín, se pone en marcha el proyecto de reconstrucción realizado en piedra de Sierra Elvira. En la base de la Cruz, se lee la siguiente inscripción: “A honra y gloria de Nuestro Señor y su bendita Madre pusieron esta Santa Cruz los Hermanos y Bienhechores de la Cofradía del Santísimo Sacramento que sirven en Señor San Bartolomé, siendo Mayordomo Bartolomé Gonsalves Ximénez, Hermano Mayor Diego Perales Escribano. Francisco de Espinosa. Año 1662. A quien obró la redención de todo el linaje humano, el Sacro Dios Soberano, passando muerte y passión”

Plazas Albaicín 2 011
Cruz de la Plaza de San Bartolomé. Albaicín. Foto: Francisco López

Salimos de la plaza por la Calle Carniceros que nos llevará a la Plaza de Carniceros. Esta plaza nos servirá de paso para tomar la Calle de San Gregorio Alto. Esta plaza nos ofrece, a parte de un espacio para disfrute de  vecinos y visitantes, uno de los referentes gastronómicos del Albaicín: Casa Torcuato

 

burst
Plaza de Carniceros. Albaicín. Foto: Francisco López

Subiendo por la calle de San Gregorio Alto, pasado el Aljibe de Paso o de San Gregorio Alto,sdr

llegamos a un ensanchamiento de la calle  en la que encontramos:

. La Iglesia de San Gregorio Magno o Alto, construida en el siglo XVI en estilo Gótico – Mudéjar, aunque ha sufrido retoques a lo largo del tiempo, algunos muy desafortunados, que han hecho que pierda su artesonado mudéjar.

Iglesias y capillas del Albaicín 2 007
Iglesia de San Gregorio Alto. Albaicín. Foto: Francisco López

. El convento de San Gregorio Magno, hoy en día habitado por las Hijas de Cristo Rey, que lo han convertido en una residencia.

. La Cruz. Las cruces, muy numerosas en el Albaicín y el Sacromonte, fueron uno de los elementos claves del nuevo signo cultural, religioso y urbanístico de la ciudad de Granada y, muy especialmente, del Albaicín tras la conquista, la cristianización y castellanización del mismo. La Cruz fue derribada el 25 de Septiembre de 1932, consecuencia de los ataques anticlericales a los que hemos hecho alusión con anterioridad. El estado en que quedó la cruz impide saber en qué época fue erigida.

Cruz de San Gregorio Alto. Albaicín. Foto: Francisco López

Al final de la calle de San Gregorio Alto, encontramos la Plaza de la Cruz de Piedra.

Plazas del Albaicín
Plaza de la Cruz de Piedra. Albaicín. Foto: Francisco López

El nombre hace referencia a la Cruz que hay en la plaza, que es la que organiza el espacio. La cruz actual no es la original. De la cruz original lo que nos queda es la inscripción de su pedestal, inscripción que ha sido recuperada por D. Manuel Gómez Moreno, y en la que no aparece la fecha exacta de su construcción. La inscripción dice: “A honra y gloria de Nuestro Señor y su bendita Madre, y en memoria de la Pasión y Muerte de Nuestro Señor Jesucristo, pusieron esta Santa Cruz los del gremio de la lana por su devoción. Año de 16.. Esta Santa Cruz se quebró el año de 1758 y se levantó el 1759 a costa del arte de la lana”

Plazas del Albaicín
Cruz de Piedra. Al fondo, Puerta de fajalauza. Albaicín. Foto: Francisco López

Además de la cruz , adosado a una vivienda,  se encuentra el Aljibe de la Cruz de Piedra o de la Aljama de los Conversos del siglo XIV, construido en época de la dinastía nazarí

Plazas del Albaicín
Aljibe de la Cruz de Piedra. Albaicín. Foto: Francisco López

Cerca de la plaza, en una de las calles que desembocan en ella, se encuentra la Puerta de Fajalauza (Fajalauza significa: Collado de los almendros). La puerta fue construida a mediados del siglo XIV, durante el reinado de Yusuf I. Es el acceso más elevado del Albaicín nazarí y cristiano. Su aspecto actual no es el original, ya que ha sufrido transformaciones a lo largo de los siglos XVII, XIX y XX. La puerta ha sido testigo de acontecimientos históricos importantes: La entrada clandestina de Boabdil en 1486 para arrebatar el trono a su tío El Zagal, que residía en la Alhambra. También fue uno de los lugares elegidos por los moriscos sublevados en el Albaicín para iniciar la sublevación en la Guerra de los Moriscos en Granada (1568 – 1570)

Plazas Albaicín 2 001
Puerta de Fajalauza. Albaicín. Foto: Francisco López

Salimos de la plaza por la calle de San Luis. En esta calle nos vamos a encontrar la Iglesia de San Luis, siglo XVI, destruida por un incendio y la dejación de las autoridades, el Aljibe de San Luis, siglos XIV – XV, el más pequeño del Albaicín, y el Aljibe de Santa Isabel de los Abades, asociado a una iglesia del XVI que fue demolida en el siglo XVII. LLegados a este punto, tomamos a la derecha la Calle Aljibe de la Vieja que nos va a llevar a una placita muy pequeña en la que se encuentra el aljibe menos visitado de todo el Albaicín: El Aljibe de la Vieja o de la Rábita de la época nazarí, siglo XIV

Aljibes del Albaicín 009
Aljibe de la Vieja. Albaicín. Granada. Foto: Francisco López

Salimos de este laberinto de calles estrechas por la Placeta de los Castillas y la Calle de Fátima para dirigirnos a la Placeta de Fátima. Esta plaza debe su nombre a la mujer del sultán Muley – Hacen:  Fátima o Aixa

Plazas del Albaicín.
Placeta de Fátima. Albaicín. Foto: Francisco López

Esta placeta fue remodelada de manera aceptable, tal como podemos apreciar,  hace unos 30 años.  Hemos venido hasta aquí para fijarnos en un detalle. Nos acercamos al Nº 5 de la plaza, fácilmente reconocible por su puerta de ladrillo, y observamos atentamente por donde se entra a la casa. Este tipo de puerta, con un acceso pequeño que obliga a agacharse para acceder al interior, era muy frecuente en el barrio, según me contó un vecino de la plaza

Salimos de la plaza por la Calle Pagés ( el nombre de la calle se debe al empresario taurino D. Eduardo  Pagés que cedió los terrenos para que se abriera la calle y poder unir la Cuesta del Chapiz con la carretera de Murcia) que nos llevará a la Plaza de Aliatar.

No quiero olvidarme del Bar – Restaurante “La Entraiya”, situado en la calle Pagés, antes de llegar a la placeta Aliatar. Vale la pena entrar para degustar sus tapas y raciones. Preguntar por Rafa (el dueño) y Antonio (el camarero que sirve en la barra). Les encantará el trato. Os recomiendo que os situéis en la barra, en frente de la cocina.

Plazas del Albaicín
Plaza Aliatar. Al fondo San Miguel Alto. Albaicín. Foto: Francisco López

La Plaza Aliatar recibe el nombre del que fuera alcaide nazarí de Loja, el Zegrí Aliatar, suegro de Boabdil,  que defendió heroicamente la ciudad del ataque de los Reyes Católicos en 1482. Tiene una forma regular, centrada por una fuente y con suelo  empedrado . En una de las esquinas se encuentra la Casa de los Moriscos, porque se supone que en ella se reunieron los mudéjares del Albaicín para convocar la rebelión de 1499. Curiosamente en esta casa se instalaron con posterioridad las Casas de la Doctrina o el Colegio de Niños Moriscos para educar a los hijos de los conversos en la moral cristiana.

Es  uno de los lugares más bulliciosos del Albaicín porque en ella se encuentran dos de los bares mas conocidos del barrio: el Bar Aliatar o de los Caracoles y el Horno de Paquito. No es raro encontrar músicos amenizando a los usuarios de estos bares.

Plazas del Albaicín
Fuente de la Plaza Aliatar. Albaicín. Foto: Francisco López

Cerca de la Plaza Aliatar , como si fuera un ensanche de la calle Pagés, se encuentra la Plaza del Salvador. Esta plaza es uno de los lugares más transitados del Albaicín, tanto por peatones como por vehículos. La plaza debe su nombre a la Colegiata de Nuestro Salvador

Plazas del Albaicín
Plaza de El Salvador. Albaicín. Foto: Francisco López

En esta plaza nos encontramos con:

. El Aljibe del Salvador, construido en época nazarí entre los siglos XIII – XIV, que se encuentra en la esquina de la plaza donde termina la Cuesta del Chapiz

Aljibes del Albaicín 050
Aljibe de la Plaza del Salvador. Albaicín. Granada. Foto: Francisco López

. La Colegiata de Nuestro Salvador, convertida actualmente en una simple iglesia parroquial, perdiendo el rango que tuvo en su momento. Está construida sobre la antigua Mezquita Mayor del Albaicín de la que conserva el Patio de las Abluciones, restos de columnas y un profundo aljibe. La antigua mezquita fue consagrada como iglesia por el Cardenal Cisneros en 1499. Posteriormente se derribó la mezquita y, a finales del siglo XVI se levantó la iglesia actual. Su estilo es Renacimiento con influencia mudéjar. Posee obras de notable valor artístico. Esta iglesia tuvo, durante algunos años, derecho de asilo.

Si tenéis tiempo, por un módico precio, podéis visitarla. Vale la pena.

A espaldas de la iglesia, se encuentra la Placeta del Abad. La plaza ocupa el lugar  donde se encontraba el Hospital General de los Moriscos hasta 1569. En ese lugar se construyó el Convento de los Agustinos Descalzos tras la cesión de unos terrenos por el rey Felipe III. Las obras del convento comenzaron en 1613 y concluyeron en 1694. Durante la invasión francesa, siglo XIX, sufrió pérdidas y fue suprimido en 1836 como consecuencia de las desamortizaciones. Precisamente el nombre de la plaza viene del ABAD del convento. Antes, la plaza se llamó de Bibalbonud.

En una esquina de la plaza encontramos el Aljibe de Bibalbonud o de San Agustín de los siglos XIII – XIV, de la época nazarí. Aquí podemos calmar nuestra sed. El agua es potable.

Aljibes del Albaicín 046
Aljibe de Bibalbonud o de San Agustín. Albaicín. Granada. Foto: Francisco lópez

Cerca del aljibe nos quedan restos de la Puerta de Bibalbonud o de los Estandartes. En esta puerta se colgaba el primer estandarte tras la proclamación de un nuevo rey en la ciudad.

Salimos de la plaza por el Callejón de las Tomasas, llamado así porque aquí se encuentra el Convento de Santo Tomás de Villanueva,  comúnmente conocido como las Tomasas.  Giramos a la derecha y subimos por la Cuesta de las Cabras.

Cuando suban la cuesta, sabrán por qué tiene el nombre. Por fín llegamos al lugar por el que preguntan todos los visitantes que vienen al Albaicín: La Plaza Mirador de San Nicolás.

Plazas del Albaicín
Plaza Mirador de San Nicolás. Albaicín. Foto: Francisco López

Junto a la contigua Plaza Cementerio de San Nicolás, conforman al espacio abierto más amplio del Albaicín. En medio de las dos se encuentra la Iglesia de San Nicolás

Si fuera un vendedor les diría: “Miren, comparen y si encuentran algo mejor, díganmelo”. Realmente, impresionante. Relánjense y disfruten del espectáculo. Esta es una de las imágenes que se lleva uno cuando sale de Granada.

En las plazas encontramos:

. La Iglesia de San Nicolás, que responde al programa de fundaciones parroquiales puesto en práctica en 1501 por el Gran Cardenal Pedro González de Mendoza. Su trazado es de 1525 con una marcada influencia mudéjar. Fue casi destruida por un incendio en las revueltas anticlericales de 1932. Hoy está en fase de reconstrucción

Iglesias y capillas del Albaicín 1 022
Iglesia de San Nicolás. Albaicín. Granada. Foto: Francisco López

. El Aljibe de San Nicolás del siglo XVI, por tanto, de época cristiana, pero del mismo estilo que los construidos en época zirí o nazarí. El agua de su pilar es potable

Aljibes del Albaicín 045
Aljibe de San Nicolás. Albaicín. Granada. Foto: Francisco López

. La Cruz. Fue construida , probablemente, en el primer tercio del XVI, igual que el templo. En 1932 fue destruida, como la mayor parte de las cruces que había en Granada. A finales de 1947 fue restaurada, igual que otras cruces del Albaicín, siendo alcalde D. Antonio Gallego Burín. Su función, en palabras de los restauradores, era “dar una sensación de paz al observador, atraído por la visión de la colina de la Alhambra, de la ciudad y de la vega”. Por el bullicio que hay, no creo que tenga hoy esa función

Albaicín plazas,
Cruz del Mirador de San Nicolás. Albaicín. Foto: Francisco López

Después de ver esta cruz, ¿Hay alguna cruz en el mundo que tenga este telón de fondo?

No podemos quedarnos aquí (siempre habrá tiempo para volver y recrearse ante esta visión). Seguimos nuestra ruta por la C/ Espaldas de San Nicolás, salimos a Horno de San Agustín, seguimos a la izquierda para llegar a Aljibe de Polo que nos conducirá a la C/ Panaderos. En la confluencia de estas dos calles se encuentra el Aljibe de Polo, de época nazarí, siglo XIII. Nos encaminamos hacia otro de los centros neurálgicos del barrio: la Plaza Larga. En ella confluyen las calles: Cuesta de  Alhacaba, Agua del Albaicín, Panaderos

Plazas del Albaicín
Plaza Larga. Albaicín. Foto: Francisco López

La Plaza Larga tiene sus orígenes en el siglo XIV. Era una plaza pequeña llamada “Plaza del Ensanche” y servía para conectar el Rabat Albaicín con la Alcazaba Qadima (Vieja) a través del Arco de las Pesas o Puerta Nueva. Cuando se expulsó a los moriscos en 1571 fue ampliada, adoptando la forma actual. En ella se construyeron un matadero, se instalaron unas carnicerías y un lavadero público. Es uno de los centros más bulliciosos del Albaicín y, en ella, se celebran mercadillos al aire libre. Muy popular y visitada es la Cruz que se coloca en medio de la plaza el Día de las Cruces en Granada.

Aquí se encuentran dos referentes gastronómicos del barrio: Bar Aixa y Cafetería, Pastelería Casa Pasteles. Esta última es un referente en toda la ciudad en dulces navideños.

Plazas del Albaicín
Casa Pasteles. Plaza Larga. Albaicín. Foto: Francisco López

Salimos de la Plaza Larga por el Arco de las Pesas a la Plaza de las Minas. De aquí, a mano derecha, tomamos la C/ Aljibe de la Gitana que nos llevará a la Plaza del Cristo de las Azucenas.

En esta Plaza se encuentra el Centro de Interpretación del Agua, en el que está integrado el mayor aljibe del Albaicín: el Aljibe Viejo o del Rey, de 300 m3. Construido en el siglo XI en la época Zirí. Es visitable

Aljibes del Albaicín 042
Aljibe del Rey o Viejo. Albaicín. Granada. Foto: Francisco López

Siguiendo la C/ Pilar Seco salimos a la C/ Santa Isabel la Real. Tomamos a la derecha para dirigirnos a la Plaza de San Miguel Bajo. 

A lo largo de la calle de Santa Isabel encontramos, a la derecha, el Monasterio de Santa Isabel La Real, fundación de los Reyes Catolicos, en estilo gótico Isabelino con fuerte influencia mudéjar, a la izquierda, la C/ Tiña (donde estaba la sede del antiguo hospital de tiñosos,la Casa del Marqués del Zenete) y la C/ Oidores (donde estuvo la primera audiencia antes de trasladarse a la  Real Chancillería, situada en Plaza Nueva)

La Plaza de San Miguel Bajo es otro de los lugares imprescindibles del Albaicín, no solamente por lo que ella tiene (iglesia, aljibe, cruz), sino por lo que la rodea (Santa Isabel la Real y el Palacio Dar – Al – Horra) y las vistas del Carril de la Lona

. La Iglesia, por estar cedida por el arzobispado a la Cofradía de la Aurora, tiene como denominación oficial la siguiente: Iglesia de Nuestra Señora de la Aurora y San Miguel Bajo. La iglesia ocupa el espacio de una antigua mezquita que fue consagrada como iglesia en 1501. Hacia 1530 se levantó la iglesia actual en estilo renacentista, pero con influencia mudéjar. Su entrada principal, levantada sobre una escalinata, es obra de Diego de Siloé

. Adosado a la fachada que da a la plaza, se encuentra el Aljibe de San Miguel Bajo del siglo XIII, período nazarí. Se puede ver  dentro de la iglesia

Aljibes del Albaicín 019
Aljibe de San Miguel Bajo. Albaicín. Granada. Foto: Francisco López

. Presidiendo la plaza se encuentra la Cruz de San Miguel Bajo. Originariamente fue una cruz de madera, pero fue sustituida por una de piedra para asegurar su permanencia. La nueva cruz se erigió en la 2ª mitad del XVII, coincidiendo con el fervor barroco. En las revueltas de 1932 fue destruida. Los vecinos recogieron los fragmentos de la cruz. Estos fragmentos sirvieron posteriormente para su reconstrucción. Como los fragmentos fueron cogidos con grandes grapas de hierro, se conoce a esta cruz como” la Cruz de las grapas”

Plazas del Albaicín
Cristo de las “Lañas”. Plaza de San Miguel Bajo. Albaicín. Foto: Francisco López

En esta plaza también tenemos unos referentes culinarios que la han convertido en una gran terraza. Los bares – restaurantes que encontramos son: Casa Pepe, Mesón el Yunque y Martinete y Casa Blas.

No podemos abandonar el sitio sin salir al Carril de la Lona para ver el paisaje que se nos ofrece desde su mirador, una perspectiva diferente a la del Mirador de San Nicolás, pero muy interesante.

Volvemos a la plaza y salimos por la calle Placeta de Cauchiles de San Miguel (Cauchil significa arqueta o registro de aguas) y nos dirigimos hacia la C/ San José que nos llevará a la última zona que vamos a visitar en esta ruta. Cuando llegamos al Alminar – torre de San José, a mano derecha encontramos la Placeta del Almirante, llamada así por el palacio que hay en ella: el Palacio del Almirante, propiedad de la Universidad de Granada.  En el exterior hay una cartela que nos indica la historia del mismo.

Plazas de El Albaicín
Palacio del Almirante. Albaicín. Foto: Francisco López

Un poco más abajo entre la C/ San José y  la Placeta de San José donde podemos admirar:

. La Iglesia de San José construida en 1525 sobre los restos de la Mezquita de los Morabitos o Ermitaños que fue demolida en 1517. Es una construcción gótico – mudéjar, aunque su portada principal es renacentista. En su interior tiene importantes obras artísticas destacando el Cristo del Silencio o Cristo de la Misericordia de José de Mora, tallado en la Casa de los Mascarones, situada en la calle Pagés, en 1695,   como reza en un lateral de la vivienda

. El Alminar – Campanario de San José. Construido en el siglo XI, en época zirí, cuando se constituyeron los reinos de taifas al descomponerse el califato de Córdoba. Es uno de los monumentos más antiguos de la Granada musulmana. Al construirse la iglesia se le añadió el último cuerpo de ladrillo para convertirlo en torre-campanario.

Iglesias y capillas del Albaicín 1 014
Alminar-Campanario de la Iglesia de San José. Albaicín. Granada. Foto: Francisco López

. El Aljibe de San José o Al-Morabiti. Se construyó en el siglo XI durante la época de los ziríes

Aljibes del Albaicín 040
Aljibe de San José o de la Mezquita Al Morabiti. Albaicín. Granada. Foto: Francisco López

En la misma plaza se encuentra la casa, señalada con una placa, donde vivió y murió el pintor D. Manuel Gómez – Moreno González, padre del gran historiador y arqueólogo D.
Manuel Gómez-Moreno Martínez, cuya biblioteca, archivo y colección artística y arqueológica fue donada a la Fundación Rodríguez-Acosta, crándose en 1973, había muerto con 100 años en 1970, el Instituto Gómez-Moreno para conservar , exhibir y difundir su legado

Aquí termina nuestra primera ruta. Creo que estaréis asombrados por el patrimonio que encierra el barrio y que uno descubre cuando se recorre con cierta calma.

Lo que hemos visto es solo  una parte. Espero que la segunda ruta no os defraude. Nos esperan fuertes emociones.

Bajando de la Plaza de San José desembocamos en la C/ San Gregorio. Si tomamos la calle en sentido descendente llegamos a Calderería Nueva (la calle de las teterías). Si seguimos hacia abajo encontramos la calle Elvira, que nos llevará a Plaza Nueva. Esta zona es estupenda para reponer las fuerzas que hayamos gastado en nuestra ruta.

Rutas por las Iglesias y Capillas del Albaicín

 

Iglesias del Albaicín 3 005
Iglesia de San Pedro y San Pablo. Albaicín. Granada. Foto: Francisco López

El Albaicín, por su proceso de cristianización tras la conquista, cuenta con gran cantidad de iglesias, iglesias  que se construyeron para sustituir a las mezquitas de barrio que fueron derribadas

Llegó a dividirse en 23 parroquias. En la actualidad y por falta de feligreses, unas siguen como parroquias: San José, El Salvador, San Ildefonso, San Gil y Santa Ana, etc. otras han sido cedidas a cofradías para su uso y mantenimiento: San Cristóbal, San Miguel Bajo, San Juan de los Reyes, otras están asociadas a conventos: San Gregorio Alto, San Gregorio Bético, otras están en ruinas: San Luis, otras están cerradas al culto: San Bartolomé, otras han desaparecido: Santa Isabel de los Abades

Ante la imposibilidad de verlas todas en un solo recorrido, me ha parecido oportuno hacer dos rutas:

En la primera ruta visitaremos las iglesias que se encuentran en la parte alta del barrio: San Cristóbal, San Bartolomé, San Gregorio Alto o Magno, San Luis, Ermita de San Miguel Alto, El Salvador, San Nicolás, Capilla de San Cecilio, San Miguel Bajo, San José y San Gregorio Bético

En la segunda ruta vamos a visitar las iglesias y capillas que se encuentran en la parte baja del barrio: San Ildefonso, Capilla de San Juan de Dios, San Andrés, Santiago, Corpus Christi u Hospitalicos, San Gil y Santa Ana, San Pedro y San Pablo y San Juan de los Reyes

Si queremos tener más información de las distintas iglesias y capillas hemos de ir al apartado correspondiente del blog “mispaseosporgranada, Albaicín, iglesias y conventos del Albaicín”

PRIMERA RUTA: Iglesias, capillas y ermitas de la parte alta del Albaicín

Comenzamos nuestra ruta en la parte alta del Albaicín, en la Iglesia de San Cristóbal, situada en la Plaza de San Cristóbal, frente al mirador de San Cristóbal, junto a la antigua carretera de Murcia.

La Iglesia de San Cristóbal, construida en el siglo XVI, aunque con modificaciones posteriores, es una de las imágenes más conocidas del Albaicín. La construcción responde al modelo que se implantó en las iglesias que se levantaron en el siglo XVI, aunque hay algunas excepciones. El estilo arquitectónico es el Gótico – Mudéjar. Los elementos más significativos son: Arcos apuntados y bóvedas de crucería (Góticos), construcción de ladrillo o mampostería y cubiertas de madera (Mudéjares). En ella tiene su sede la Cofradía de la Estrella

Iglesias y capillas del Albaicín 2 003
Iglesia de San Cristóbal. Albaicín. Granada. Foto : Francisco López
Iglesias y capillas del Albaicín 2 002
Iglesia de San Cristóbal. Albaicín. Granada. Foto : Francisco López

Cruzamos la carretera de Murcia y tomamos la calle Larga de San Cristóbal. A poco de entrar en la calle, tomamos a la izquierda el Callejón Mataderillo que nos llevará a la Plaza de San Bartolomé, donde se encuentra la Iglesia de San Bartolomé.

Iglesias y capillas del Albaicín 2 004
Iglesia de San Bartolomé. Albaicín. Granada. Foto: Francisco López

Por su emplazamiento es difícil de apreciar en su totalidad. Es del siglo XVI. La mezquita Alburriana , sobre cuyo solar se asienta la iglesia,  fue consagrada como templo en 1501. Posteriormente fue derribada y, entre 1524 y 1554, se construyó la iglesia actual.Responde al estilo Renacimiento (arcos de medio punto) – Mudéjar (utilización del ladrillo y rica armadura de madera cubriendo su nave). Actualmente no tiene culto, incluso, una vecina de la zona me dijo que nunca había visto abierta su puerta principal que da a la plaza. Su torre es  una de las más bonitas del Albaicín, con adornos vidriados. Entre los tesoros que albergó esta iglesia hasta 1965 en que se cerró, destaca una Virgen de Belén del gran Pedro de Mena, y que, actualmente, se encuentra en la catedral granadina

Iglesias y capillas del Albaicín 2 005
Torre con adornos vidriados de San Bartolomé. Albaicín. Foto: Francisco López

Saliendo de la plaza de San Bartolomé por la calle Carniceros, llegamos a la Plaza de Carniceros, cruzamos la calle Pagés y tomamos la calle de San Gregorio Alto que nos llevará a la Iglesia de San Gregorio Magno o Alto. Esta iglesia fue construida en el XVI bajo los parámetros del gótico-mudéjar. Se encuentra asociada al convento de monjas de Cristo Rey.  En la actualidad no existe la cubierta  mudéjar de madera: una parte se hundió y lo que quedaba ha sido desmantelado recientemente. En esta Iglesia hizo su primera comunión Francisco Ayala, ya que su familia vivió un tiempo cerca del convento de las monjas.

Iglesias y capillas del Albaicín 2 006
Iglesia y convento de San Gregorio Magno. Albaicín. Granada. Foto: Francisco López

Iglesias y capillas del Albaicín 2 007

Iglesia de San Gregorio Magno. Albaicín

Cerca de la iglesia se encuentra el aljibe de Paso y, enfrente de la puerta, una cruz (hablaremos de las cruces en otro apartado)

Siguiendo la calle de San Gregorio salimos a la Plaza de la Cruz de Piedra. Aquí tomamos la Calle de San Luis y nos encontramos con la Iglesia de San Luis de los Franceses. Fundada en el siglo XVI responde al modelo gótico-mudéjar. La torre no es la original, ya que, como consecuencia de una gran tormenta el día 28 de Agosto de 1629, la iglesia sufrió desperfectos. A consecuencia de ellos se levantó una torre nueva que ha llegado a nuestros días. Su estado actual es ruinoso, ya que fue destruida por un incendio en la madrugada del 10 de Diciembre de 1933, víctima de las revueltas anticlericales durante la 2ª República

Siguiendo la calle de San Luis, llegamos al segundo aljibe que hay en la misma: el Aljibe de Santa Isabel de los Abades (aquí existió una iglesia, hoy desaparecida, llamada Santa Isabel de los Abades). De aquí arranca una calle llamada La Cruz de la Rauda. Esta calle nos lleva a la Cruz de la Rauda y de aquí parten unas escaleras que nos conducen a la Ermita de San Miguel Alto. Esta ermita fue construida en el siglo XVII dentro del estilo barroco. A principios del XIX fue destruida por los franceses y posteriormente levantada en estilo neoclásico. Vale la pena subir aquí por las excepcionales vistas que se tienen del Albaicín, la Alhambra, la sierra, la ciudad y la vega. (La subida a San Miguel Alto, aunque vale la pena, puede ser opcional)

Bajamos de San Miguel para dirigirnos a la Colegiata del Salvador, hoy convertida en iglesia parroquial. Bajamos por donde hemos subido, y tomamos la calle Aljibe de la Vieja que nos conduce a la plaza Aljibe de la Vieja donde contemplamos el aljibe (tiene su leyenda). Por callecitas estrechas salimos a la calle Pagés y tomamos dirección hacia la Cuesta del Chapiz. Llegamos a la Plaza del Salvador donde se encuentra la Colegiata. Esta antigua Colegiata, hoy parroquia, es uno de los monumentos religiosos más significativos del Albaicín. Conserva el patio de la antigua mezquita sobre la que se levantó. Construida entre los siglos XV y XVI en estilo renacimiento y mudéjar. Empezó siendo Colegiata, con la misión de convertir a los musulmanes del barrio, en la mezquita primitiva antes de ser derribada para construir la iglesia actual.

Cerca podemos admirar los aljibes de El Salvador y el de Bibalbonud o de San Agustín

Salimos de la plaza del Salvador hacia la Placeta del Abad y por el Carril de las Tomasas bordeamos el convento de las Tomasas y subimos por la Cuesta de las Cabras para dirigirnos a la Iglesia de San Nicolás. Construida en el siglo XVI en estilo gótico-mudéjar ha sufrido varias actuaciones a lo largo del tiempo. Hoy se encuentra en fase de restauración como consecuencia del incendio que sufrió en 1932,  a causa  de las revueltas anticlericales que se produjeron. Desapareció el rico artesonado mudéjar que tenía. Suele estar abierta para recaudar fondos que ayuden a su restauración.

Iglesias y capillas del Albaicín 1 022
Iglesia de San Nicolás. Albaicín. Granada. Foto: Francisco López
Iglesias y capillas del Albaicín 1 023
Portada de San Nicolás. Albaicín. Granada. Foto: Francisco López

En la entrada encontramos el brocal de un pozo donde los turistas y visitantes depositan sus donativos. Este brocal es una obra visigótica del siglo V que se encontró en las excavaciones que se hicieron en la cabecera del templo. A los pies de la iglesia hay unas excavaciones que corresponden a un cementerio romano del siglo II antes de Cristo

En  este punto observamos el aljibe de San Nicolás (es una construcción cristiana) y la Alhambra desde este mirador privilegiado, el punto más concurrido por los turistas en el Albaicín

En la parte opuesta del mirador se abre el Callejón de San Cecilio que nos conduce a una pequeña capilla dedicada a San Cecilio. Capilla construida en la puerta de un torreón, conocido como Hins al-Rummán o “Castillo del Granado” que da nombre a la ciudad. La leyenda cuenta que en esta capilla estuvo preso y sufrió el martirio San Cecilio junto a sus compañeros San Tesifón y San Hiscio en el siglo I después de Cristo

Albaicín plazas, iglesias, cruces 024
Capilla de San Cecilio. Albaicín. Granada. Foto: Francisco López

Siguiendo la calle, salimos a la Placeta de las Minas, junto a la Puerta Nueva o de las Pesas. Tomamos la calle Aljibe de la Gitana (tiene su leyenda) que nos conducirá a la Placeta del Cristo de las Azucenas (tiene su leyenda) donde encontramos el aljibe más grande del Albaicín: El Aljibe del Rey. Siguiendo la calle Pilar Seco desembocamos perpendicularmente en la calle Santa Isabel la Real, tomamos a la derecha dirección a la Plaza de San Miguel Bajo. Antes de llegar a la Plaza, pasamos por delante del monumento religioso más importante del Albaicín: El convento de Santa Isabel La Real, fundación de los Reyes Católicos.

Ya en la Plaza de San Miguel Bajo, encontramos la Iglesia de San Miguel Bajo, conocida hoy como Iglesia de María Santísima de la Aurora y San Miguel Bajo, ya que los miembros de la Cofradía de la Aurora son los que se han encargado de su restauración y mantenimiento y, en reconocimiento a su labor, el Señor Arzobispo les ha concedido ese privilegio.

Iglesias y capillas del Albaicín 1 020
Iglesia de Nª Sra. de la Aurora y San Miguel Bajo. Albaicín. Foto: Francisco López

La iglesia de San Miguel Bajo, construida durante el siglo XVI, tiene aportaciones de los estilos: gótico (arcos apuntados interiores), renacimiento (portadas del siglo XVI) y mudéjar (artesonados de madera y material de construcción). Fue cerrada al culto en 1842, perdiendo gran parte del patrimonio artístico que poseía. Hoy está  abierta al culto, aunque de manera muy limitada. Celebran misa los domingos por la mañana. Lo más interesante de la iglesia lo tenemos en sus portadas, en sus artesonados y en el retablo de la capilla mayor

Es digno de ver el aljibe adosado al lateral que da a la plaza y que tiene el nombre de Aljibe de San Miguel Bajo. Se puede ver su cubierta en el interior de la iglesia

Salimos de la plaza por una de las calles que dan  a la portada principal de la iglesia, la llamada Placeta de los Cauchiles de San Miguel,  la cual nos llevará a la calle de San José. Bajando la calle encontramos la Iglesia de San José, iglesia que sigue funcionando como parroquia. Fue construida en el siglo XVI en estilo gótico – mudéjar.

Iglesias y capillas del Albaicín 1 015
Iglesia de San José. Albaicín. Granada. Foto: Francisco López

Su torre, separada de la iglesia, es el antiguo alminar de la mezquita de los Morabitos, construido en el siglo XI, en la época Zirí. El cuerpo superior de ladrillo se construyó cuando se hizo la iglesia. Conserva un patrimonio artístico importante, sobresaliendo el Cristo del Silencio de José de Mora

Adosado a la iglesia se encuentra el Aljibe de San José, que se prolonga por debajo del coro de la misma.

Bajamos por la Plaza de San José para salir a la Calle San Gregorio Bajo. Bajamos por San Gregorio y llegamos a la Placeta de San Gregorio, donde confluyen las calles de San Gregorio, San Juan de los Reyes y Calderería Nueva. Aquí nos encontramos la última iglesia de nuestro recorrido: La Iglesia de San Gregorio Bético.

Está situada donde, según la tradición, los musulmanes enterraban a los cristianos después de, en muchos casos, torturarlos. Está dedicada a San Gregorio Bético, Obispo de Ilíberis en el siglo IV. En su origen fue una ermita mandada construir por los Reyes Católicos. Está adosada al convento de clausura. Si alguien es devoto y quiere rezar un poco, está en el sitio adecuado, pues todo el día está expuesto el Santísimo, que nunca está solo, pues siempre hay una monja, completamente de blanco, rezando delante de Él. Son las monjas Esclavas del Santísimo Sacramento y la Inmaculada, fundadas por el Padre Jesuita José Antonio de Aldama, enterrado en la misma iglesia

Una curiosidad: las monjas, cuando pasan de la clausura a la iglesia, se cubren el rostro con un velo blanco. Se levantan el velo cuando están de frente al Santísimo y no hay posibilidad que las vean los fieles que estén en la iglesia. Lo mismo hacen cuando salen de la iglesia para entrar en la clausura.

Aquí termina nuestra primera ruta. Hemos quedado cerca de Plaza Nueva, Calle Elvira y Calderería Nueva (Calle de las teterías) donde tenéis multitud de locales donde reponer fuerzas.

Espero que os haya gustado

SEGUNDA RUTA: Iglesias y capillas de la parte baja del Albaicín

Esta ruta es más suave, ya que todas las iglesias o capillas se encuentran en la parte baja del barrio, menos San Juan de los Reyes

Iniciamos nuestro recorrido en la Iglesia de San Ildefonso, situada en la Calle Acera de San Ildefonso, cerca del antiguo Convento de la Merced, hoy acuartelamiento militar. Fue construida entre 1553 y 1559. Responde al estilo renacentista (portada clásica, arcos de medio punto), mudéjar (ladrillo, torre, cubiertas de madera) y barroca (retablo y altares). Lo más interesante son sus cubiertas de madera y su retablo barroco salido de las manos de José Risueño en 1717. Esta iglesia funciona como parroquia y está cedida a los miembros del Opus Dei. Han tenido el buen gusto de editar un pequeño folleto y unas cartelas en las capillas laterales en los  que  nos explican lo más interesante de la iglesia

Dejamos la iglesia de San Ildefonso, pasamos por delante del antiguo Convento de la Merced (hoy acuartelamiento militar) y llegamos a la Puerta Elvira para adentrarnos en la Calle Elvira. Al principio de la calle encontramos a mano izquierda una capilla, la Capilla de San Juan de Dios. En el lugar de la capilla había una pequeña tienda donde San Juan de Dios vendía libros. Esta pequeña tiernda se convirtió en capilla, pero fue  derribada en 1879. En 1880 se levantó la capilla actual en estilo Neogótico. Tenemos  que leer la cartela que hay encima de la puerta.

 

Iglesias y capillas del Albaicín 1 005
Capilla de San Juan de Dios. C/ Elvira. Granada. Foto: Francisco López
Iglesias y capillas del Albaicín 1 006
Leyenda de la Capilla de San Juan de Dios en C/ Elvira. Foto: Francisco López

Unos pasos más adelante nos encontramos con la Iglesia de San Andrés. Hoy esta cerrada y en proceso de restauración. Se construyó en el siglo XVI en una mezcla de Renacimiento y Mudéjar. Un incendio en el siglo XIX  destruyó gran parte de la iglesia. Desapareció el artesonado mudéjar que fue sustituido por bóvedas, menos el de una capilla a la derecha de la Capilla Mayor. Su torre mudéjar sirvió de modelo para otras torres en las iglesias granadinas. Está decorada con elementos cerámicos.

 

Siguiedo por la calle Elvira , en la calle Marqués de Falces,  se encuentra la Iglesia de Santiago.

 

Iglesia de Santiago 001
Iglesia de Santiago. Granada, Foto: Francisco López

 

En su origen tenía unos jardines que daban a lo que ahora es la Gran Vía y una puerta lateral que estaba abierta hacia la calle Elvira
La iglesia, construida en 1525, era gótico-mudéjar, pero una serie de acontecimientos: ampliación a mediados del XVI, terremoto de 1884 y construcción de la GranVía a finales del siglo XIX, han modificado su aspecto.

Desde 1501 hasta 1842 ejerció como parroquia. Actualmente depende de la Iglesia de San Andrés, pero,  como San Andrés está en proceso de restauración, está desempeñando la función  parroquial.

Desde 1559, la Inquisición celebraba sus fiestas y autos de fe en esta iglesia.

Entre sus feligreses podemos destacar: Alonso Cano, Diego de Siloé, que fue enterrado aquí, pero sus huesos desaparecieron en la Revolución Gloriosa de 1868. Aquí fue enterrado el escultor Pablo de Rojas, no se sabe dónde y, en 1628, fue bautizado el gran escultor Pedro de Mena.

En su interior lo más destacado es la cubierta octogonal de madera de la capilla mayor y el tabernáculo churrigueresco, coronado antiguamente con la estatua de Santiago que se encuentra en el presbiterio y que fue donada por los Reyes Católicos. Hablando con el párroco de la iglesia sobre la pobre iluminación de la misma y, sobre todo, de la cubierta de la capilla Mayor, me dijo que era porque la cubierta de madera se encuentra en un estado de deterioro que no permite su iluminación intensa hasta que se restaure, cosa que siguen esperando, ya que esta cubierta mudéjar es de las mejores que hay en la provincia de Granada

 

dav
Interior. Iglesia de Santiago. Granada. Foto: Francisco López

 

 

El párroco ha tenido la delicadeza de imprimir  unos hojas en las que se refleja la Historia y el Arte de esta iglesia y de las que he tomado estas notas. Ustedes las pueden recoger en la entrada de la iglesia. Pueden visirla por las tardes a la hora de Misa

De nuevo en la Calle Elvira, dirección Plaza Nueva, encontramos la Iglesia del Corpus Christi o de los Hospitalicos. Esta iglesia estaba integrada en un complejo asistencial: un hospital. Su origen arranca en el siglo XVI, pero fue remodelada y ampliada en el XVII en estilo barroco. El interior es de cruz griega cubierta con cúpula y semicúpulas de descarga y está muy decorado. Su fachada fue diseñada por Alonso Cano, pero se realizó tras la muerte del autor. El hospital dejó de funcionar tras la desamortización del siglo XIX. Posee importantes obras de arte de las escuelas de Pablo de Rojas y de Atanasio Bocanegra. Desde finales del XIX está regentada por los Padres Agustinos Recoletos

 

Seguimos la calle Elvira y salimos a la maravillosa Plaza Nueva, fruto de una de las remodelaciones que se hicieron en el barrio del Albaicín. Aquí encontramos otra de las maravillas que encierra Granada: la Iglesia de San Gil y Santa Ana. La foto es obligatoria, con la Torre de la Vela, dominando desde la altura, y el Río Darro. Levantada en el siglo XVI, responde a un estilo mezcla de gótico, renacimiento y mudéjar. Podemos destacar de ella: su portada renacentista, realizada por un discípulo de Diego de Siloé, su Torre (reconocida como la torre más bella del mudéjar granadino), sus cubiertas (con excelentes armaduras de madera) y su rico patrimonio artístico (esculturas, pinturas, objetos de culto).Cosas curiosas: en ella se casó Mariana Pineda y en ella está enterrado José Risueño.

Iglesias del Albaicín 3 001
Iglesia de San Gil y Santa Ana. Plaza Nueva. Granada. Foto: Francisco López
Paseo de los Tristes y Santa Ana 001
Interior. Iglesia de San Gil y Santa Ana. Plaza Nueva. Granada. Foto: Francisco López

Dejamos Santa Ana (como comúnmente se conoce a la iglesia) y, por uno de los paseos más bonitos del mundo, la Carrera del Darro, nos dirigimos hacia la Iglesia de San Pedro y San Pablo (conocida como la Iglesia de San Pedro).

Iglesias del Albaicín 3 005
Iglesia de San Pedro y San Pablo. Albaicín. Granada. Foto: Francisco ópez

Construida en el siglo XVI, representa el ejemplo más conseguido de fusión de los estilos renacimiento y mudéjar.Posee  dos grandes portadas renacentistas, una dando a la calle, obra de Juan de Maeda, coronada por una Inmaculada de Alonso de Mena y otra, situada a los pies del templo, obra de Pedro de Orea, en la que aparecen los titulares de la iglesia: San Pedro y San Pablo

unas excelentes armaduras de madera cubriendo la amplia nave central y la capilla mayor

y su torre. También posee un rico patrimonio mobiliario con obras de José de Mora, Pablo de Rojas o Pedro de Mena, y otras atribuidas a Alonso Cano, Pedro Machuca o Alonso de Mena. Les voy a poner algunos ejemplos de las mismas

En la Capilla mayor se encuentra el tabernáculo que hizo Diego de Siloé para la Catedral de granada y que estuvo en ella hasta 1614

San Pedro y San Pablo
Tabernáculo de Diego de Siloé. Capilla Mayor. San Pedro y San Pablo. Granada. Foto: Francisco lópez

Muy importante es su enclave a los pies de la Alhambra, que resalta la ya muy interesante construcción

Horario de visitas: libre: Domingo de 10 – 11 H. y cada 22 del mes de 9:30 a 13:30

Pagando: de Martes a Viernes de 11 a 13 y de 16: 30 a 18:30

Domingos de 10 a 17 horas

Se paga una módica cantidad y te proporcionan un folletito de información

Dejando la Carrera del Darro, subimos por la Calle de Zafra que nos llevará a la calle San Juan de los Reyes, donde visitaremos la última iglesia de este recorrido: la Iglesia de San Juan de los Reyes.

Iglesia de San Juan de los Reyes 004
Iglesia de San Juan de los Reyes. Albaicín. Granada. Foto: Francisco López

Su origen está en la antigua mezquita de Ataibín o de los Conversos que fue mandada consagrar como iglesia el 5 de enero de 1492 y como iglesia  parroquial en 1501 por los Reyes Católicos. Posteriormente fue derribada, año 1517,  y levantada la iglesia actual en 1520. Su estilo es gótico (arcos apuntados) – mudéjar ( ladrillo y cubiertas de madera). La torre campanario es el antiguo alminar de la mezquita del siglo XIII al que se le añadió el cuerpo de campanas (para poder verla bien hay que ponerse en la parte alta de la Plaza de Las Escuelas).

Plaza de la Concepción. Convento, Maristán, vistas, Plaza Escuel 006
Torre-alminar de San Juan de los Reyes. Albaicín. Granada. Foto: Francisco López

La decoración de la torre os recordará, aunque con menos desarrollo, a la Giralda de Sevilla. Se diferencia del resto de las iglesias gótico-mudéjares del Albaicín en que tiene tres naves como las iglesias mudéjares que se construyeron en Andalucía Occidental a partir de la conquista de esa zona en el siglo XIII. De las dos portadas que tiene, solamente es original la que da a la Placeta de las Escuelas. La puerta que da a la calle San Juan de los Reyes es Neogótica, del siglo XIX

El cuadro que preside el Altar Mayor es una Piedad (en Granada se le llama Virgen de las Angustias) en la que aparecen los RR. Católicos como oferentes y que fue la primera Piedad que llega a Granada y  se considera como el origen de la devoción que hay en la ciudad a la Virgen de las Angustias. Hay dos grupos escultóricos muy venerados por los granadinos y que tuvieron su origen o inspiración en este cuadro: Santa María de la Alhambra y la Virgen de las Algustias, la patrona de la ciudad.

En esta iglesia tiene su sede la Cofradía del Vía Crucis. La cofradía tiene una página web muy interesante. Los miembros de la cofradía tuvieron la amabilidad de abrirme las puertas para poderla ver, ya que, al no ser parroquia, tiene un culto muy limitado.

 

Con esto, hemos terminado nuestro recorrido por las iglesia, ermitas y capillas del Albaicín. Estoy seguro que os habrá sorprendido la riqueza que encierra el barrio.

En otras entradas del blog haremos una ruta por  los Monasterios y Conventos y otras por los palacios y casas de cierta relevancia

Espero que hayáis disfrutado, no solamente de los aspectos artísticos que encierra el barrio, sino de sus calles, de sus plazas, de sus vistas, de sus bares, de sus tapas, porque aquí se viene a disfrutar de todo lo que nos ofrece.

Horarios en que podemos visitar estas iglesias.

San Cristóbal:  Sábados: 11 a 13  y de 17 a 19

Domingos 11 a 13 horas

Cerrada Julio, Agosto y Septiembre

San Bartolomé: Cerrada

San Gregorio Alto: Hay que preguntar a las monjas

El Salvador: Misas: domingos 12 horas

De lunes a sábado 19 horas. Verano a las 20 horas

Abierto por la mañana. Hay que pagar una módica entrada

San Nicolás: Cerrada al culto por restauración, aunque se puede ver porque está la puerta abierta durante varias horas al día. Pagando se puede subir a la torre

San Miguel Bajo:  sábados y domingos: misa 12:30 horas

abierta sábados y domingos de 11 a 18 horas

viernes de 16 a 18 horas

Se puede subir a la torre pagando algo

San José: Visitas guiadas jueves y sábados mañana. Reservas lunes, miércoles y viernes de 10 a 13 horas

Misa por la tarde entre 7 y 8

San Gregorio Bético: Visitas 9:30 a 12 y 15:30 a 18 h.

Yo he pasado entre las 19 y las 20 horas y estaba abierta

San Ildefonso: Lunes a sábado: misas 10:30 y 19:30 h.

Domingo: 11, 12, 13 y 19,30

Estos horarios son de octubre a Mayo

San Andrés: Cerrada

Santiago: Abierta en horas de culto. Ver puerta

Hospitalicos: Misas invierno: 10, 12, 20 h.

verano: 10, 11:45, 20:30

San Gil y Santa Ana : Entrada libre de 10 a 14 horas

San Pedro y San Pablo: Misas: invierno sábados 19:30

domingo 10, 12

verano    sábados 18, 20

domingo 10, 12

San Juan de los Reyes: Abierta domingos de 10 a 13 horas. Misa 11,15 h.

De Granada a Huétor Santillán

Programamos esta ruta a pie de Granada a Huétor Santillán, bordeando el río Darro, para el día 6 de Abril, con la esperanza de que el tiempo nos acompañara, y ¡vaya si nos acompañó¡ Hizo un día espléndido.

En realidad, la ruta comenzó el día anterior, ya que, para asegurarnos la vuelta por el mal funcionamiento del transporte público el domingo, subimos los coches a Huétor Santillán. Allí nos encontramos con Antonio, organizador y alma mater de la misma. En su casa dejamos los coches.

Nos citamos a las 10 de la mañana en Plaza Nueva. Allí nos encontramos los ocho miembros del grupo a la hora fijada. Después de los saludos y besos de rigor, nos disponemos a empezar la marcha.

Si los principios marcan el devenir de los acontecimientos, la ruta debe ser maravillosa, porque ¡vaya principio¡: Plaza Nueva, la Real Chancillería, San Gil y Santa Ana y, presidiendo todo, la Torre de la Vela.

Plaza Nueva - Huétor Santillán 001
Plaza Nueva. Iglesia de San Gil y Santa Ana. Granada. Foto: Francisco López

Tomamos dirección a la Carrera del Darro. ¡Qué espectáculo se presenta ante nosotros¡ En el centro: el río, el agua, a un lado (la margen derecha del río) San Pedro y San Pablo, el convento de Zafra, la Casa de Castril, el Bañuelo, y al otro lado (la margen izquierda del río), la Alhambra, subida encima de su cerro, dominándonos desde la altura. Además, contamos con el rumor del agua, rumor que nos acompañará a lo largo de toda la ruta.

Plaza Nueva - Huétor Santillán 002
Carrera del Darro. Granada. Foto: Francisco López

Carrera del Darro, Paseo Padre Manjón (generalmente conocido como Paseo de los Tristes), Cuesta del Chapiz. En la Cuesta del Chapiz, a nuestra derecha, a través de una puerta abierta, vemos el Palacio de los Córdoba. Siguiendo la calle llegamos a las Casas del Chapiz, edificio morisco del siglo XVI compuesto por dos casas levantadas sobre un palacio nazarí ( la Casa Blanca o Dar – al – Baida); hoy, este edificio es la sede de la Escuela de Estudios árabes.

Llegados a la plaza Peso de la Harina (llamada así porque en el siglo XVII se pesaba la harina en este lugar), pedimos permiso a CHORROJUMO, patriarca gitano, para adentrarnos en sus dominios: el Sacromonte. El acceso lo hacemos, con nuestra imaginación, a través de la Puerta de Guadix Alta y siguiendo el Camino del Sacromonte. De nuevo, recuperamos a nuestro acompañante: el río.

Plaza Nueva - Huétor Santillán 003
Plaza Peso de la Harina. Monumento a Chorrojumo. Albaicín. Granada. Foto: Francisco López

Por el Camino del sacromonte recordamos al Padre Manjón, a sus Escuelas del Ave María y la Gran obra social que hizo y que sigue haciendo. También encontramos, cerradas a estas horas de la mañana, las famosas cuevas o “zambras”: Los Tarantos, La Rocío, María la Canastera, etc. que todavía causan fascinación en muchos visitantes, tanto extranjeros como nacionales.

Allá en lo alto, a nuestra izquierda, vemos otro de los hitos de la Granada monumental: la Abadía del Sacromonte, levantada a principios del XVII para recordar el hallazgo de las reliquias de varios discípulos del Apóstol Santiago. Entre estas reliquias están las de San Cecilio.

Plaza Nueva - Huétor Santillán 008
Abadía del Sacromonte. Granada. Foto: Francisco López

 

Dejamos el Camino del Sacromonte y entramos en la calle Santo Sepulcro del Sacromonte, donde encontramos la ermita del Santo Sepulcro, llamada del Sacromonte para diferenciarla de otras del mismo nombre que existían en Granada.

Plaza Nueva - Huétor Santillán 006
Cruz y Ermita del Santo Sepulcro. Sacromonte. Granada. Foto: Francisco López

Esta ermita era el final de una de las famosas vías sacras que existieron en Granada. Era la vía sacra de la Tercera Orden de San Francisco. La primera estación de esta vía sacra o Vía Crucis solía empezar en la iglesia de San Pedro y San Pablo. Esta vía la recorrían todos los viernes del año y, por supuesto, el Viernes Santo. La ermita se construyó en 1633, con planta de cruz latina y cubierta abovedada. La cruz que hay delante de la ermita parece que se erigió en recuerdo de los mártires de la persecución de Diocleciano en el año 303

Continuando por nuestra ruta, saliendo ya de Granada, vemos la pequeña vega que forma el Darro, con campos primorosamente cultivados con productos muy granadinos: habas, alcachofas, patatas, …

Llegados al final de la calle asfaltada, después de pasar el Puente Mariano, y, antes de adentrarnos en el camino de tierra que nos lleva a Huétor Santillán y a Beas, hacemos una parada para echar la vista atrás, sin miedo a quedarnos convertidos en estatua de sal como le ocurrió a la mujer de Lot cuando salió de Sodoma. Lo que vemos nos sobrecoge: a la izquierda, a lo lejos, recortada sobre el horizonte, la Alhambra, a la derecha, el Albaicín, el Sacromonte y la Abadía y, en el centro, el río y su vegetación de ribera

Plaza Nueva - Huétor Santillán 005
Alhambra, Albaicín, Valle de Valparaiso. Granada. Foto: Francisco López

Nos sale un ¡Oooooh¡ No lloramos como Boabdil. Nos vamos, pero volveremos. No podemos quedarnos mirando hacia atrás, hay que seguir la marcha

Entramos en el camino. En el primer tramo del mismo, encontramos: grupos organizados (por el utillaje que llevaban se nota que están acostumbrados a salir de ruta), esforzados ciclistas y ruidosos motoristas que rompen el silencio que reina en la naturaleza y deterioran el paisaje y los caminos con sus, en muchos casos, absurdas demostraciones

Algunos del grupo no pierden la ocasión para recoger algunos productos que la naturaleza nos ofrece gratuitamente: hinojos y espárragos

De la vegetación que descubrimos a lo largo del camino, me llamó la atención una gran encina y los álamos blancos, que se encontraban florecidos, con  llamativas flores por su delicadeza. Después de llevar caminando un buen rato junto al río, llegamos a la Hacienda – Cortijo Jesús del Valle

Plaza Nueva - Huétor Santillán 011
Hacienda Jesús del Valle. Granada. Foto: Francisco López
20140406_103113
Foto del grupo en la Hacienda Jesús del Valle. Granada. Foto: Emi

La Hacienda – Cortijo Jesús del Valle se encuadra dentro de la tipología de las grandes explotaciones agropecuarias de los Jesuitas en Andalucía. El tipo de edificio responde a una gran superficie construida, organizada en torno a un patio central  y una zona de corrales adosada. También existían otros cuerpos destinados a residencia de la comunidad  y todo ello rodeado por tierras de labor y prados.

Plaza Nueva - Huétor Santillán 009
Hacienda Jesús del Valle. El grupo en marcha. Foto: Francisco López

En el conjunto se distinguen dos zonas bien delimitadas. La primera zona era la Hacienda propiamente dicha, construida entre finales del siglo XVI y el siglo XVII. En ella había cuatro sectores diferenciados: el molino de aceite, el molino de harina, el lagar y los corrales. La segunda zona, construida en el siglo XVIII, estaba destinada a residencia,  descanso y retiros espirituales de los miembros de la Compañía.

Plaza Nueva - Huétor Santillán 013
Hacienda Jesús del Valle. Zona de la comunidad. Granada. Foto: Francisco López

Sin entrar en polémicas por el estado ruinoso de la Hacienda, porque no es nuestro objetivo, ni el lugar más adecuado, continuamos nuestra ruta.

A poca distancia de Jesús del Valle, nos encontramos con otro de los elementos importantes de esta ruta: La Presa que da origen a la Acequia Real que abastece de agua al Generalife y a la Alhambra.

Plaza Nueva - Huétor Santillán 016
Presa de la Acequia Real. Río Darro. Foto: Francisco López

Cuando  Muhammad I, primer rey de la dinastía nazarí en Granada, decide trasladar la corte del Albaicín (Alcazaba Qadima o Vieja) a la colina de la Sabika (al otro lado del río Darro, enfrente del Albaicín) se le presenta un problema: cómo abastecer de agua al Generalife y a la Alhambra. Esta dificultad la  va a solucionar tomando el agua del río Darro. Para ello, mandará construir una presa (la actual es una remodelación de mitad del siglo XX) a unos 6 Kilómetros de Granada y, a través de una acequia: la Acequia Real, llevar al agua al recinto. Esta acequia discurrirá durante unos 600 metros por la margen derecha del río, y, a partir del Molino del Rey, discurrirá por la  izquierda hasta llegar al Generalife por la Acequia del Tercio y por la acequia de Dos Tercios  a la Alhambra.

Plaza Nueva - Huétor Santillán 017
Presa de la Acequia Real. Principio de la Acequia. Río Darro. Foto: Francisco López

Seguimos nuestra ruta por la margen derecha del río. Nuestro objetivo ahora es cruzar el río. Antonio busca algún puente, y, ante la imposibilidad de encontrarlo, decidimos cruzar por una vaguada. Nos descalzamos, nos metemos en el agua y cruzamos al otro lado. El agua estaba bastante fresca. Después de esta sorpresa, en el fondo, agradable, seguimos nuestro camino.

Lo siguiente que nos encontramos fue una sorpresa desagradable: una barrera que nos impedía el paso, pero, como los viandantes tenemos más razón que el que ha puesto la barrera, accedemos al camino. Hemos entrado en el cortijo Cortés, el famoso cortijo de los perros. Cuando nos acercábamos, empezó la jauría a ladrar. Solamente un perro tuvo la osadía de seguirnos, los demás estaban en espacios vallados. Al final, mucho ruido y pocas nueces.

Cuando salimos del cortijo, salvando otra barrera, divisamos a lo lejos las primeras casas de Huétor Santillán.

Accedemos al pueblo a través del Puente Medieval y lo primero que encontramos es la depuradora de aguas. Continuamos por una empinada cuesta que nos lleva a la Plaza de la Unidad en cuya fuente nos refrescamos. Junto a la plaza se encuentra la Iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Encarnación, construida en el siglo XVI.

De la Plaza de la Unidad y con el objetivo ya cumplido, nos dirigimos al restaurante, en el que habíamos reservado el día anterior, para reponer fuerzas.

Aquí termina nuestra ruta. Después de comer y tras los correspondientes besos y saludos, nos despedimos hasta la próxima. En los coches que habíamos dejado en casa de Antonio regresamos a la ciudad.

Barrio del Albaicín

  BARRIO   DEL ALBAICÍN    

IMG_1565
Barrio del Albaicín desde San Miguel Alto. Granada. Foto: Francisco López
Albaicín
Vista del Albaicín desde S. Miguel Alto. Mis amigos Antonio y Emilio

 Lo que pretendo con esta presentación global del barrio del Albaicín no es hacer un estudio exhaustivo del mismo desde el punto de vista geográfico, histórico, artístico, etc. sino darle, a todas las personas que nos visitan, unos elementos y unas referencias básicas para que sepan dónde se encuentran y, de esta manera, despertar en ellas una inquietud que, unida a la curiosidad innata de toda persona, les lleve a descubrir un barrio que es algo más que un barrio: es un lugar Patrimonio de la Humanidad.

UBICACIÓN

El barrio del Albaicín se encuentra ubicado al pie del cerro de San Miguel, en la colina que se alza en la margen derecha del río Darro, enfrente de la Alhambra.

Esta ubicación condicionará mucho su estructura y el trazado de sus calles, pero sin perder de vista el concepto que de barrio y de calle se tenía en el mundo musulmán. Más adelante hablaremos de ello.

¿DE DÓNDE PROCEDE EL NOMBRE ALBAICÍN?

Los historiadores y los investigadores no se ponen de acuerdo en la procedencia del nombre y dan tres versiones distintas:

a) Para unos historiadores, el nombre procede de los habitantes de la ciudad de Baeza que, tras la batalla de las Navas de Tolosa en 1212, y, sobre todo, tras la conquista de la ciudad por Fernando III el Santo en 1227, abandonan Baeza para trasladarse a la ciudad de Granada y se instalan en la parte alta del Albaicín, fuera de las muralla de la Alcazaba Qadima. Estos pobladores eran los Al-Baezzin o Al-Bayyazin. De ahí el nombre

b) Para otros historiadores, entre ellos Luis Seco de Lucena, el nombre proviene del término árabe Rabad al-bayyasin, que se podría traducir como “Barrio de los Halconeros” por la importancia que tenía, entre ellos,  la cetrería.

c) Otros afirman que el nombre procede de un término árabe que significa “barrio en cuesta” o “barrio en pendiente”, como se atestigua en los Papeles del Darro

Cualquiera que sea la explicación, lo que a nosotros nos interesa es el nombre: Albaicín

¿QUÉ ENTENDEMOS CUANDO NOSOTROS DECIMOS: ALBAICÍN?

Cuando nosotros hacemos referencia al Albaicín nos estamos refiriendo a una barrio de Granada cuyos límites son: La Acera de San Ildefonso, la Puerta y calle Elvira, Plaza Nueva, Carrera del Darro, Paseo del Padre Manjón (Paseo de los Tristes), Cuesta del Chapiz, Calle de San Luis y Camino de San Antonio.

Hasta que se generalizó el nombre de Albaicín, en el siglo XV, para todo el espacio que hemos delimitado con anterioridad, existían distintos barrios en la colina, ya que, según Torres Balbás, los barrios de las ciudades hispanomusulmanas eran de muy desigual extensión y, con frecuencia, reducidísimos: algunos comprendían una sola calle

a) La Alcazaba Qadima. Recinto amurallado ( se fue ampliando con el paso del tiempo: la Alcazaba Gidida)) y que englobaba lo que, actualmente, es el núcleo central del barrio:  La Plaza de San Nicolás, la Plaza de San Miguel Bajo, las Tomasas, hasta San Juan de los Reyes.

b) El Albaicín. Arrabal , fuera del recinto amurallado, situado en la parte oeste del Cerro de San Miguel y en la cara sur del Cerro de San Cristóbal. Es decir, al norte de la Alcazaba Qadima. Algunos autores desgajan del Albaicín el núcleo de Al – Bayda

c) El Zenete. Arrabal ubicado en la ladera oeste del actual barrio, dominando la parte baja de la ciudad y la vega de Granada. Su límite es la calle Elvira. Zenete significa “en ladera”

d) Los Axares. Arrabal comprendido entre San Juan de los Reyes y el río Darro. En este barrio se asentaron la nobleza (también en el Realejo) y las clases pudientes tras la conquista de la ciudad de Granada, de ahí la cantidad de palacios que hay en el mismo.

Este conglomerado formado por la Alcazaba Qadima, el Albaicín, el Zenete y los Axares, es el actual barrio del Albaicín

planos del Albaicín 003
Plano del Albaicín Musulmán. Francisco López

EL ENTRAMADO URBANO DEL ALBAICÍN

Para entender el entramado urbano que define al Albaicín, vamos a acudir a D. Leopoldo Torrés Balbás, insigne arquitecto y restaurador, que estuvo trabajando en la restauración de la Alhambra y el Generalife.

En su libro “Las ciudades hispano-musulmanas” nos hace una descripción que podemos aplicar perfectamente al Albaicín y que refleja, de manera exacta, lo que era antes de las transformaciones que se produjeron tras la conquista de la ciudad y la cristianización del barrio.

En toda ciudad hispano-musulmana existía un núcleo central amurallado (La madina o medina) y una serie de arrabales relativamente autónomos y casi siempre protegidos por una cerca (la del Albaicín era la cerca de Don Gonzalo) independiente de las murallas de la Medina.

Los arrabales se componían de barrios de muy desigual extensión, algunos tan pequeños que  constaban de una sola calle. Estos barrios tenían puertas en sus extremos que se cerraban de noche (esto hacía posible que en tiempo de revueltas pudieran resistir tiempo en los barrios. Un ejemplo lo tenemos en el enfrentamiento de Boabdil con su tío El Zagal por el trono de Granada)

Las gentes se agrupaban en los barrios por su origen (al Baezzin), por su actividad comercial (Al-Fajjarin: los Alfareros), por su situación topográfica (Alhacaba: la Cuesta), etc. 

La separación y el aislamiento de los arrabales, los barrios y las calles; la angostura y tortuosidad de estas últimas; los pasadizos y los muros y puertas de cerramiento, respondían a una necesidad primordial de defensa.  En períodos frecuentes de inseguridad y revueltas, si la cerca exterior protegía del enemigo, todos esos otros obstáculos eran necesarios para defenderse del interior, más peligroso por más cercano. Los vecinos para disfrutar de una relativa tranquilidad necesitaban vivir apretados unos con otros.

Además de esa necesidad de defensa, el trazado de las calles traducía el concepto que de la vida urbana tenían sus habitantes. La gente acudía a la parte central de la ciudad para sus actividades religiosas, artesanales, comerciales, pero sus viviendas se escondían en el fondo de callejones apartados y silenciosos

Una de las características que diferenciaban a las ciudades musulmanas era el trazado de sus calles. Del centro arrancaban calles angostas, quebradas, tortuosas, de las que partían un gran número de callejones sin salida que se ramificaban como un laberinto. Las calles se consideraban vías privadas, propiedad de los vecinos por las que accedían a sus casas.

En las ciudades islámicas son las casas las que al irse yuxtaponiendo determinan las calles. Así se explica su trazado.

 En el interior de su recinto no existían grandes espacios libres. En la red de calles y callejuelas que se cortaban, el caprichoso ensanchamiento o el cambio de dirección formaban como pequeñas plazoletas de reducida superficie. Junto a las mezquitas solía haber una plaza un poco más amplia

Así nos describe Torres Balbás lo que eran las ciudades musulmanas  y sus barrios, pero esta fisonomía del barrio va a cambiar con el paso del tiempo

Tras la conquista de la ciudad, se inicia una proceso de cristianización que cambiará, en cierta medida, el entramado urbano del barrio:

– Se levantarán 23 iglesias parroquiales, muchas de ellas sobre antiguas mezquitas: San José, San Bartolomé, San Miguel Bajo, El Salvador, San Luis, San Cristóbal, San Juan de los Reyes, San Andrés, etc.

– Muchas calles son producto de reformas que favorecerán nuevas alineaciones y darán mayor amplitud a las mismas con el objeto de controlar mejor las posibles sublevaciones  (el Albaicín era muy dado a ellas)

– Las casas domésticas fueron adaptadas y ampliadas por los nuevos propietarios cristianos.

– Se incrementa el tamaño de “los cármenes” (un carmen era una finca rústica de pequeñas dimensiones que contiene vivienda y jardín – huerto) ya que los habitantes que quedaron tras la expulsión de los moriscos, fueron ocupando las viviendas vacías y las unieron a las propias.

– Se levantan palacios para los nobles o familias pudientes (Casa de Castril, Casa de Ágreda, Palacio del Almirante, Palacio de Carvajal, Casa de los Pisas), se construyen edificios públicos (La Real Chancillería), se realizan reformas urbanas (Plaza Nueva), se urbaniza la Carrera del Darro, se construyen conventos  o monasterios (Santa Isabel la Real, convento de Zafra, de las Tomasas, de la Concepción), se ampliaron y retocaron plazas (San Nicolás, Plaza Larga, San Miguel Bajo), se abre la Calle Pagés para darle una salida a la carrera del Darro hacia la carretera de Murcia, etc.

La conjunción del barrio musulmán y las transformaciones surgidas a partir del siglo XVI, hacen del Albaicín un lugar único y con un patrimonio impresionante.

¿QUÉ PODEMOS VER EN EL ALBAICÍN?

Aquí solamente haré una enumeración de lo más significativo. Para cada uno de los grupos que voy a hacer, habrá una entrada específica en el blog y, por tanto, habrá que remitirse a ella para su desarrollo

ALJIBES:

Aljibe de San Ildefonso: Calle Sacristía de San Ildefonso

Aljibe de San Cristóbal o de la Xarea: lateral iglesia de San Cristóbal

Aljibe del Colorado: Calle Larga de San Cristóbal

Aljibe de San Bartolomé: Iglesia de San Bartolomé. Plaza de San Bartolomé

Aljibe de Paso: Calle de San Gregorio Alto

Aljibe de la Cruz de Piedra o de los Conversos: Plaza Cruz de Piedra

Aljibe de San Luis. Calle San Luis

Aljibe de Santa Isabel de los Abades. Calle San Luis

Aljibe de la Vieja: Plaza Aljibe de la Vieja

Aljibe de Polo. Calle Panaderos

Aljibe del Salvador: Plaza del Salvador

Aljibe de Bibalbonud. Placeta del Abad. Lateral del Salvador

Aljibe de Peso de la Harina. Cuesta del Chapiz

Aljibe de las Tomasas. Callejón de las Tomasas

Aljibe de los Negros o de la Cuesta de las Tomasas. Cuesta de las Tomasas

Aljibe de Trillo. Plaza de Trillo

Aljibe de San Nicolás. Plaza de San Nicolás

Aljibe del Rey o Viejo. Plaza Cristo de las Azucenas

Aljibe de San Miguel Bajo. Plaza de San Miguel Bajo. Iglesia

Aljibe de San José. Calle San José. Iglesia de San José

Aljibe del Zenete. Calle Zenete

Otros aljibes en edificios privados: Aljibe de la Alhacaba, Aljibe de la Gitana (Carmen de la Muralla), Aljibe de la Colegiata del Salvador, Aljibe de la Plaza de la Cruz Verde, Aljibe del Gato, Aljibe de la placeta de Oidores.

IGLESIAS:

Iglesia de San Ildefonso. Acera de San Ildefonso

Iglesia de San Cristóbal. Plaza de San Cristóbal

Iglesia de San Bartolomé. Plaza de San Bartolomé.

Iglesia de San Gregorio Alto o Magno. Calle San Gregorio Alto

Iglesia de San Luis (en ruinas). Calle San Luis

Iglesia de San Nicolás. Plaza de San Nicolás

Iglesia de San Miguel Bajo. Plaza de San Miguel Bajo

Iglesia de San José. Calle San José

Iglesia de San Gregorio Bético. Calle San Juan de los Reyes 1

Iglesia San Juan de los Reyes. Calle San Juan de los Reyes

Iglesia de San Pedro y San Pablo. Carrera del Darro

Iglesia de San Gil y Santa Ana. Plaza Nueva

Iglesia de los Hospitalicos. Calle Elvira

Iglesia de Santiago. Calle Marqués de Falces (antiguamente daba a calle Elvira)

Iglesia de San Andrés. Calle Elvira

Capilla de San Juan de Dios. Principio calle Elvira, cerca  Puerta Elvira

Capilla de San Cecilio. Callejón de San Cecilio

Ermita de San Miguel Alto (estaría integrada en el Sacromonte)

CONVENTOS – MONASTERIOS:

Monasterio de Santa Isabel la Real. Calle Santa Isabel la Real

Convento de Santo Tomás de Villanueva (las Tomasas). Callejón de las Tomasas

Monasterio de la Concepción. Plaza de la Concepción

Convento de Santa Catalina de Zafra. Carrera del Darro

Convento de San Bernardo.  Carrera del Darro

Convento de Cristo Rey. Calle San Gregorio Alto

Convento de la Merced. Acera de San Ildefonso

Convento de Santa Inés. Calle Santa Inés

PALACIOS , CASAS NOBLES Y CASAS MORISCAS:

Casa de los Pisas. Calle de los Pisas

Casa del Castril (Museo arqueológico). Carrera del Darro

Palacio del Almirante. Plaza del Almirante. Junto iglesia San José.

Casas del Chapiz (Escuela de Estudios Árabes). Cuesta del Chapiz

Casa de Ágreda. Cuesta de Santa Inés

Casa de Zafra. Calle de Zafra

Casa de Porras. Placeta de Porras

Casa Palacio de Santa Inés. Cuesta de Santa Inés

Palacio de Carvajal. Carrera del Darro

Palacio de los Córdova. Cuesta del Chapiz

Casa de los Migueletes. Condes de Benalúa. Calle Benalúa

Casa de los Mascarones. Calle Pagés

Casa de Yanguas. Cuesta del Chapiz

Casa Horno de Oro. Calle Horno de Oro

Palacio de Dar-Al-Horra. Callejón de las Monjas

Los aljibes del Albaicín

LOS ALJIBES DEL ALBAICÍN

Cuando oímos hablar de Granada, nos viene a la mente: un monumento, la ALHAMBRA, una barrio; el ALBAICÍN, y un paseo con los amigos degustando un elemento que apasiona a los visitantes, las TAPAS. Hoy nos quedamos con el Albaicín. Barrio declarado Patrimonio de la Humanidad en 1994.

De todo lo que ofrece este barrio singular: calles, plazas, iglesias, monasterios, palacios, aljibes, vistas … nos quedamos con los aljibes.

Decir aljibes, es decir agua, y para comprender la importancia que ésta tiene en el Albaicín y, por extensión, en el mundo islámico, tenemos que hacer una breve referencia a lo que el agua supone en el mundo musulmán:

. El agua significa el origen de la vida y del conocimiento.
“¿Es que no han visto los infieles que los cielos y la tierra estaban unidos y los separamos? ¿Y que hicimos provenir del agua a todo ser viviente?” Corán 21 – 30
“Allah ha creado a todos los animales del agua” Corán 24 – 45

. El agua es un símbolo poderoso de renacer y vivificación
“ Y hacemos descender del cielo un agua pura para vivificar con ella a una tierra muerta y dar de beber a rebaños y seres humanos” Corán XXV 48 – 49

. El agua representa la pureza. Con ella el hombre realiza su higiene corporal y su purificación espiritual antes de los rezos, por eso es uno de los elementos importantes en todas las mezquitas.

. El agua es un don perteneciente a todos por igual y hay que saberla administrar y usar.

Con esta perspectiva religiosa, purificadora y social nos acercamos a los aljibes del Albaicín

Los aljibes son uno de los grandes patrimonios del Albaicín. Estos depósitos de agua tenían una doble función: Abastecer de agua a la población del barrio, que llegó a tener una alta densidad en la época nazarí, y una función religiosa, ya que gran parte de ellos estaban asociados a mezquitas como elemento purificador antes de entrar a rezar.

El agua que llegaba al Albaicín procedía, fundamentalmente, de la Acequia de Aynadamar, construida en el siglo XI por el emir zirí Adb Allah. El origen de la acequia está en Fuente Grande (llamada así por ser el manantial más caudaloso del entorno de Granada), antiguamente llamada Fuente de las Lágrimas (Ayn al-Dama), situada en el término municipal de Alfacar. En la actualidad sólo llega hasta el Fargue, ya que, de ahí en adelante, se ha perdido. Otro punto de abastecimiento procedía del río Darro por la Acequia de San Juan que entraba por detrás del Palacio de los Córdova y discurría por la calle San Juan de los Reyes

El agua de la Acequia de Aynadamar entraba subterráneamente por la Puerta de Fajalauza, situada en la parte alta del Albaicín y, a través de 12 ramales, abastecía de agua a los aljibes, tanto públicos como privados

Hasta nosotros han llegado un total de 28 aljibes, en su mayoría, de época islámica, construidos entre los siglos X y XV y que se han mantenido, en mejor o peor estado, porque estuvieron en uso hasta mitad del siglo XX.. Después se abandonaron y fue a partir de los años 80 del siglo  cuando el Ayuntamiento de Granada realizó una primera actuación de recuperación de los aljibes. El año 2004, con los fondos europeos URBAN (2000 – 2007) de los que se benefició la ciudad de Granada y la colaboración de la Fundación Emasagra, se rehabilitaron nuevamente. De los 28 aljibes, 26 están en el Albaicín, uno en el Realejo (antiguo barrio judío) y otro en la Medina, donde está la catedral. La finalidad de los aljibes era doble: Que el agua estuviera en reposo para que se depositaran las partículas en suspensión y almacenar agua suficiente para el abastecimiento de la población.

En la actualidad se encarga de la gestión de los aljibes la Agencia Albaicín en colaboración con la Fundación Agua de Granada. La Agencia se creó para encargarse de los asuntos y obligaciones adquiridas al ser declarado el barrio Patrimonio Mundial por la UNESCO en 1994 como una extensión de la Alhambra y Generalife, declarados en 1984. Su sede está en la Casa de Zafra, junto a la Carrera del Darro

No hay un modelo único de aljibe: unos son rectangulares, otros tienen planta basilical, otros son circulares, algunos, en sus cubiertas, nos recuerdan construcciones iraníes, etc. También hay una gran variedad en cuanto a su tamaño: desde el más pequeño, el aljibe de San Luis con 4,5 m3, al más grande, el aljibe del Rey con 300 m3, pasando por otros de tipo mediano, como el aljibe de Trillo con 50 m3

En nuestro recorrido por los aljibes vamos a seguir dos rutas. La asignación a una ruta u otra la he hecho teniendo en cuenta su ubicación.

ALJIBES UBICADOS EN LA ALCAZABA ANTIGUA ( CADIMA O VIEJA Y YIDIDA)

Empezamos nuestra ruta por el Aljibe de San José con una capacidad de 71 m3. Se encuentra situado junta a la Iglesia y el Alminar de San José. Estuvo asociado a la mezquita Al – Morabitin ( la mezquita de los Ermitaños). Siguiendo por la calle de San José salimos a la plaza de San Miguel Bajo, donde, adosado a la iglesia, encontramos el Aljibe de San Miguel de 90 m3 de capacidad y que posee una bonita portada. Este aljibe estaba asociado a una mezquita situada donde se alza la iglesia actual. Continuando nuestra ruta, tomamos la C/ Santa Isabel y por la C/ Pilar Seco, nos dirigimos a la Plaza del Cristo de las Azucenas donde se encuentra el Aljibe del Rey o Viejo, el más grande y el más antiguo del Albaicín, con una capacidad de 300 m3 y con una planta basilical similar a la de los aljibes bizantinos. Este aljibe abastecía desde el siglo XI las huertas y dependencias del Rey Badis de la dinastía Zirí. Su interior se ha acondicionado para poder ser visitado. Dejamos este aljibe y por la calle Aljibe de la Gitana en dirección a la Puerta Nueva o Arco de las Pesas nos encontramos el Carmen de la Gitana donde se encuentre el Aljibe de la Gitana, llamado así por una leyenda en la que la Gitana María se tira a un aljibe al ser liberada de la cárcel y no poder casarse con el hombre al que amaba, porque había muerto. Este aljibe no se puede visitar. A partir de aquí nos dirigimos, por el Callejón de San Cecilio, hasta la Plaza de San Nicolás. Aquí encontramos el Aljibe de San Nicolás con una capacidad de 62 m3. La bóveda que se ve y el pilar de dos caños es de los años 40. La portada con hornacina nos hace pensar que su origen es cristiano y se hizo después de la toma de ciudad de Granada. Sustituyó al aljibe de la mezquita sobre la que se levantó la Iglesia de San Nicolás. El agua que sale por sus caños es potable. Bajando de la plaza de San Nicolás por la Cuesta de las Cabras, llegamos al Carril de las Tomasas donde se encuentra el Aljibe de las Tomasas con una capacidad de 154 m3 y que es un ejemplo de aljibe construido con técnicas helenísticas y bizantinas. Siguiendo nuestra ruta por la Cuesta de las Tomasas y en una placeta con empedrado granadino, encontramos el Aljibe de los Negros o de la Cuesta de las Tomasas con una capacidad de 15 m3. Tiene una planta circular que nos recuerda la forma de las cisternas romanas y que está rematado por una lumbrera cenital que exteriormente se configura como un brocal por donde se extraía el agua. Seguimos por la Cuesta del Aljibe de Trillo, llegamos a la plaza del mismo nombre y, en ella, encontramos uno de los aljibes más conocidos del Albaicín: el Aljibe de Trillo de 50 m3 de capacidad, con una portada rematada por un arco de herradura apuntado y que posee restos de azulejos del siglo XVIII. Este aljibe debe su nombre a que en la calle donde se encuentra vivió el poeta barroco granadino Juan de Trillo y Figueroa

En este espacio de la Alcazaba Vieja existen otros aljibes que, por estar en propiedades privadas, no son visitables, a no ser que sus inquilinos tengan la amabilidad de abrirnos sus puertas. Estos aljibes son: Aljibe de la Plaza de la Cruz Verde, Aljibe del Gato, Aljibe de la Placeta de Oidores

ALJIBES UBICADOS EN EL ARRABAL DEL ALBAICÍN

Bajo este título agrupamos a todos aquellos aljibes que estaban fuera de las murallas de la Alcazaba Qadima o Vieja

Empezamos nuestro itinerario en la parte baja del Albaicín, junto a la Iglesia de San Ildefonso. Subiendo por la C/ Sacristía de San Ildefonso en dirección a la Cuesta de la Alhacaba, encontramos el Aljibe de San Ildefonso con una capacidad de 39 m3. Presenta una profunda portada con una cubierta de cañón y que fue utilizada como almacén hasta que se restauró en 1985. Salimos a la Cuesta de la Alhacaba y en el nº 100 de la misma hay un aljibe, el Aljibe de la Alhacaba, que no es visitable. Siguiendo la calle y antes de llegar a la Plaza Larga, uno de los centros del Albaicín, tomamos a mano izquierda hacia la C/ Larga de San Cristóbal. En esta calle, en su número 20, encontramos el Aljibe Colorado de 35 m3 de capacidad. Hay dos versiones que explican el nombre del aljibe: una hace referencia al arco de herradura rojo raspado de la portada primitiva, y la otra, al color de su agua, pues debía atravesar alguna veta ferruginosa. Siguiendo la calle, llegamos a la Carretera de Murcia. Al otro lado de la carretera se encuentra la Iglesia de San Cristóbal. Bordeando la Iglesia encontramos el Aljibe de San Cristóbal o de la Xarea con una capacidad de 13 m3. Es uno de los aljibes más singulares del Albaicín, ya que se encuentra en un foso de 6,5 metros de profundidad. Estaba asociado a la mezquita del barrio de la Saria o de la Explanada, sobre la que se edificó la iglesia. De vuelta a la calle Larga de San Cristóbal, nos dirigimos hacia la Plaza de San Bartolomé por el Callejón Mataderillo. En esta bonita plaza encontramos el Aljibe de San Bartolomé de 30 m3 de capacidad y que está adosado a la iglesia de San Bartolomé, que se construyó sobre el solar de la mezquita Al – Burriana. El aljibe se encuentra debajo del baptisterio de la iglesia. De aquí nos dirigimos por la calle Carniceros a la Plaza de Carniceros para, cruzando la c/ Pagés, subir por la calle de San Gregorio Alto. En esta calle se encuentra el Aljibe de Paso, llamado así porque era un aljibe de sedimentación de limos. Era el único que no tenía regulado las horas de llenado. Tiene una capacidad de 12 m3. Está situado en el ramal principal de la acequia de Aynadamar. Siguiendo la calle, llegamos a la Plaza de la Cruz de Piedra, cerca de la Puerta de Fajalauza, por donde entraba la acequia al Albaicín. En esta plaza encontramos el Aljibe de los Conversos ( porque, según el investigador Seco de Lucena, aquí estuvo la mezquita de los Conversos) o Aljibe de la Cruz de Piedra. Tiene una capacidad de 17 m3. Saliendo de la placeta, entramos en la calle San Luis y pasada la iglesia de San Luis, en ruinas, salvo la torre, se encuentra el Aljibe de San Luis, el aljibe más pequeño del Albaicín, con una capacidad de 4,5 m3. Era un aljibe de decantación de limos, situado en un ramal secundario de la acequia de Aynadamar. En la misma calle, unos metros más abajo, nos encontramos el Aljibe de Santa Isabel de los Abades, que estaba asociado a la iglesia de santa Isabel de los Abades y que fue demolida en el siglo XVII La fachada está parcialmente oculta por la rasante de la calle. Enfrente del aljibe, parte la c/ Aljibe de la Vieja que nos lleva a la recoleta Plaza Aljibe de la Vieja, donde se encuentra el Aljibe de la Vieja con una capacidad de 31 m3. Su nombre proviene de una leyenda: la leyenda de la Vieja. Pudo estar asociado a una Rábita ( fortaleza militar y religiosa musulmana) o a una mezquita. Del aljibe de la Vieja salimos, por calles estrechas (Mentidero, San Buenaventura), hacia la plaza Aliatar, comúnmente llamada plaza de los caracoles. Atravesamos la calle Pagés y vamos hacia la calle Panaderos por la calle aljibe de Polo, donde se encuentra el Aljibe de Polo de 50 m3 de capacidad, que estaba asociado a un pequeño cementerio musulmán y la mezquita de la Buenaventura. Bajando por la c/ Panaderos salimos a la Plaza del Salvador donde se encuentra el Aljibe del Salvador de 19 m3 de capacidad. Dentro de la Colegiata del Salvador, que se encuentra en la misma plaza, hay otro aljibe, en el patio de lo que fue la mezquita mayor del Albaicín. Vale la pena entrar para ver la colegiata. Cerca de la colegiata, en la Placeta del Abad, se encuentra el Aljibe de Bibalbonud de 21 m3 de capacidad, situado cerca de la Puerta de los Estandartes, donde se enarbolaba el primer estandarte cuando se proclamaba un nuevo rey. El agua de su pilarillo es potable. De nuevo volvemos a la plaza del Salvador y tomamos dirección a la Cuesta del Chapiz, donde encontraremos el último aljibe de este recorrido: el Aljibe del Peso de la Harina de 22 m3 de capacidad. El nombre le viene por su proximidad a la Plaza Peso de la Harina donde se pesaba la harina en el siglo XVII. Este aljibe estaba asociado a la mezquita del Jorobado.

Para terminar nuestra visita a los aljibes del Albaicín, hago una referencia breve a tres aljibes que nos quedan, uno en el Albaicín y los otros dos fuera de él:
Aljibe del Zenete de 37 m3 de capacidad, situado en la c/ Zenete, en el antiguo barrio del Zenete, que significa en pendiente, en ladera, y que da hacia la calle Elvira
Aljibe de Rodrigo del Campo en el barrio del Realejo. Podemos acceder desde Plaza Nueva, Plaza de Cuchilleros y Cuesta Rodrigo del Campo
Aljibe de la Mezquita Mayor donde hoy se encuentran la Catedral y la Capilla Real

Las aguas de Aynadamar feroces e impetuosas en las fauces de las cárcavas, saltarinas en las fuentes y risueñas en los pilares, se amansan en la quietud del aljibe albaicinero.